ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 18 de agosto de 2011

CÓMO SALIR DE ÉSTA: Recuperar la confianza. Carta abierta a Rubalcaba y Rajoy

Estimados Alfredo y Mariano:

Tras los acontecimientos de los últimos días, donde España ha quedado relegada al vagón de cola de las economías europeas, con una deuda desbocada y una economía que es incapaz de mostrar cualquier signo de recuperación, os escribo esta carta por si en vuestros múltiples ratos de asueto tuvieseis un rato para leerla.

Como sabéis, Merkel y Sarkozy han formado un eje franco-alemán que supone en la práctica la desaparición de la Unión Europea. No podemos ni imaginarnos formar parte de dicho eje, dado que de hecho se ha formado para dejar fuera a países como el nuestro. Sin embargo, creo que no todo está perdido, y que más vale antes que después ponernos en marcha para recuperar el puesto que nos corresponde en Europa y en el mundo.

Me quiero centrar en un aspecto, que es fundamental: recuperar la confianza. Hay que volver a hacer que los españoles crean en sí mismos, y los ciudadanos y dirigentes extranjeros vuelvan a creer en nosotros. Para ello hay que empezar por los que mandáis: tenéis que volver a hacernos creer en vosotros.

Para ello os propongo algunos pasos que pueden ser útiles, sin intención de que considerarlos los únicos. Pero sí suponen un cambio de rumbo en lo que hasta ahora estáis haciendo. El primero que lo haga tiene asegurado mi voto:

1) Convocad una rueda de prensa donde digáis que hemos hecho las cosas mal.

Será duro escucharla, y posiblemente no nos guste. Pero lo primero es decir la verdad. No comentéis el tópico de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades –lo cual es obvio-, sino que por una mala política monetaria, es decir, por una grave imprudencia de los últimos gobiernos (PP y PSOE), se ha hecho creer a la gente que éramos lo que no somos: ricos, muy ricos. Tanto como Alemania.

Decidnos que vuestros gobiernos nos hicieron creer en el dinero fácil y que se multiplicaba solo. Que con una nómina modesta podíamos aspirar a una gran vivienda. Que un Mercedes y un BMW ya no eran para nosotros coches de lujo.

No hace falta que nos digáis que hemos sido irresponsables al coger el dinero que tan fácilmente nos ofrecían, pues ya lo sabemos. Lo hemos sabido cuando nos han quitado esa gran vivienda y hemos tenido que vender el coche por otro que creíamos que ya no existía, al menos para nosotros.

2) Decidnos que hay que hacer un gran esfuerzo para salir de esta situación.

Aclaradnos que a partir de ahora no podremos exigir cosas, sino pensar qué podemos aportar y qué esfuerzos podemos hacer para conseguirlas. Y que tendremos que esforzarnos la mitad más para tener una productividad que nos aporte el mismo sueldo que antes.

Decidnos que las cosas van a dejar de ser gratis, no porque no tengamos derecho a ellas, sino porque simplemente no hay dinero para dárnoslas sin pagar. Que tendremos que pagar en una ventanilla antes de que nos atiendan en un hospital, y que mucha gente dejará de poder acudir para temas que no sean absolutamente necesarios para la subsistencia si no pueden pagarlos, e incluso los de subsistencia tendrán que pagarlos en parte; que las medicinas se pagarán en buena parte por los que las consuman, y cuando no tengan más dinero tendrán que tomar menos medicinas o pedirlo prestado; que no todos podrán ir a la universidad, no porque no sean listos, sino porque sus familias no podrán costear los estudios. Sabemos que es muy injusto, pero también que no hay dinero para hacer lo que antes se hacía.

3) Que no os importe que algunos dejen de votaros porque decís las cosas claras y otros prometen lo irrealizable.

Mariano, no nos digas que vas a bajar los impuestos y a no recortar derechos sociales, porque sabes que no es verdad. Dinos justamente lo contrario, porque es lo que va a pasar. Y que no te importe incluso perder las elecciones por decir esas verdades, total, vienen años tan difíciles que casi es mejor que tras decir esas verdades te quedes dos años en la oposición, y cuando la demagogia de los vencedores se venga abajo y se convoquen nuevas elecciones anticipadas, te aclamen las masas como presidente porque anunciaste lo que iba a pasar.

4) Acabad con un sistema político que es un auténtico sumidero del dinero que pagamos con nuestros impuestos y tanto nos cuesta ganar.

Escribid en un papel la siguiente lista: Parlamento, Senado, parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos. Y a continuación tachad un mínimo de dos palabras. Una lista así de larga no nos la podemos permitir.

Alfredo, no vuelvas a hacer la patochada de ir por Madrid con un utilitario de 15 años ahora que has dejado tus tres cargos de gobierno. Sabes que en España sobran miles de coches oficiales, comidas en restaurantes, teléfonos móviles, etc., como para que ahora en campaña desempolves un coche que ni sabías dónde tenías.

5) Decidnos que no todo está perdido, que España ha sabido muchas veces reponerse y lo haremos. Y decid con firmeza a Merkel y a Sarkozy que sabemos nuestros fallos y que vamos a solucionarlos de inmediato, cueste lo que cueste. Que queremos estar en la primera velocidad, y que no les quepa la menor duda de que vamos a estar

Para que no suene a mensaje demagógico, decidles que vuestras primeras medidas en relación con la economía serán:

- Por ley y de un plumazo, obligar a que ninguna (nin-gu-na) administración gaste más de lo que recaude. De esta forma, conseguiréis también que los bancos en vez de prestar sólo a esas administraciones presten algo a los particulares.

- Que las disputas económicas se resuelvan en un máximo de 6 meses en los juzgados, para dar seguridad jurídica real a nuestra economía.

- Dotar a la policía de autoridad y contundencia para evitar atentados contra las personas y sus pertenencias. Nadie podrá cometer 27 robos y salir al día siguiente a la calle, y nadie tendrá que equipar su vivienda con medidas propias de un búnker para que no le asalten. Queremos ser conocidos en el mundo entero como el país más duro con la delincuencia.

- Dar tal flexibilidad al mercado laboral que el que quiera trabajar lo hará, aunque sea por un día, para luego seguir buscando trabajo, pues conocéis la desesperación del que se levanta cada mañana sin tener nada que hacer, salvo asustarse de lo que debe y de lo mal que le va a su familia.

- Fomentar y apoyar uno de nuestros puntos fuertes, el turismo, de tal forma que seamos  conocidos como la California de Europa antes de que otros países como Croacia nos quiten el puesto. Y ello no con bonitas campañas, sino con lo que hemos dicho antes: los extranjeros que vengan sabrán que van a estar seguros jurídica, patrimonial y personalmente.

6) Por último, insistid ante Alemania y Francia en que España no es sólo España, sino una serie de países hermanos en Latinoamérica, que es el lugar propicio para el crecimiento de Europa. Que el castellano nos da una ventaja competitiva que ponemos a su disposición como socio preferente.

Ya sabemos que no estamos en la fiesta de Alemania y Francia, pero dejad claro que estamos en la puerta, y que dentro de muy poco vamos a estar llamando. Haced que nos lo creamos nosotros sin ocultarnos el esfuerzo que hay que realizar (exigiéndonos mayor productividad); y haced que se lo crean fuera teniendo como más importante objetivo cada mañana en vuestro despacho en Moncloa la cifra que muestra que realmente estamos haciendo los deberes (el crecimiento de nuestra economía).

Es difícil y no sé si lo podremos conseguir, pero hay que intentarlo. Y el primero que lo proponga, como digo, tendrá mi voto.

Ah, y Mariano, es cierto que Alfredo ya está algo mayor y se presenta, pero tú prométeme que si esta vez no sales elegido no volverás a presentarte más.

Saludos cordiales.

CONTINÚA LA FIESTA DE ALEMANIA Y FRANCIA: Y nuestros dirigentes siguen a por uvas

Mientras todo el mundo estaba felicitándose, por las medidas que habían tomado Merkel y Sarkozy durante su encuentro “privado” para decidir el destino de todos, resulta que salió a la luz que Ángela y Nicolás no querían se diesen ayudas a los países con excesivo endeudamiento. Y como lo que ellos quieren hay que tomarlo como un imperativo con fuerza de ley a partir de ahora, pues esos que se felicitaban han pasado primero al pasmo y luego a un enfado en privado (para que no enteren Merkel y Sarkozy, que son los que mandan).

Nuestros dirigentes, a fuerza de vivir en el limbo de los algodones de la política, han acabado por confundir sus deseos y sus previsiones con la realidad. ¿Qué pensaban? ¿Que después de haberse montado una fiesta privada Alemania y Francia iban a decir al resto: venid con nosotros, que estamos en la sala VIP?. Pero vamos a ver, si precisamente se habían ido de la grada a un palco VIP para separarse del resto. ¿Van ahora a invitar a todos allí? Pues no.

Es más, lo que dicen es que no quieren ayudar a los países que no cumplan unos criterios de deuda, que además tienen que poner en sus constituciones para el 2012. Y el criterio es que no tengan déficit ni una deuda excesiva, vamos, que no gasten más de lo que ingresan. Y aquí es donde está el truco:

- Si España actualmente tiene un déficit descontrolado, especialmente en las autonomías, y aún no ha salido a relucir todos los bajos fondos de los ayuntamientos.

- Si nuestro crecimiento es prácticamente 0%, por lo que Hacienda no va a ingresar más dinero por los impuestos, sino en todo caso menos, porque las empresas están en pérdidas y no declaran beneficios.

- Si el paro extremo está provocando un agujero abisal en las arcas de la Seguridad Social.

Entonces… ¿Cómo vamos a cumplir el objetivo en España de que el estado ingrese lo mismo que gasta? Ese objetivo sólo se cumplió en los años de máxima bonanza de la burbuja inmobiliaria, donde todo eran chorros de dinero para las arcas del Estado. Por tanto, ahora saben hasta los niños de pecho que ese objetivo no lo vamos a cumplir.

Por tanto, lo que Merkel y Sarkozy están diciendo es:

1) Hemos creado el eje franco-alemán, donde estamos los fuertes y los que mandamos.

2) Como no queremos estar con “indeseables” -pero no queremos parecer clasistas- en vez de prohibiros venir a nuestra fiesta, hemos dicho que hay que cumplir unos objetivos que sólo cumplimos nosotros, y una serie de países que nos interesa que estén en una segunda fase: Austria, Holanda…

Ya que nuestros dirigentes no han cogido la indirecta de los objetivos a cumplir que han impuesto Alemania y Francia para dejarnos fuera, recomendaría a Merkel ser un poco más directa, y decir algo del tipo: "el eje franco-alemán está abierto a todos los países que hablen francés y alemán, al menos como segundo idioma" (por aquello de estar abiertos a recibir a los países de la segunda fase).

3) Y como Ángela y Nicolás ya saben que hay unos países que no van a cumplir los objetivos ni de broma (de hecho esta vez han puesto los objetivos más estrictos, para que no pase como con Maastrich, que se les acabaron colando España y hasta Grecia), pues para qué darles ayudas. ¿Para que se las gasten en una deuda que ya no hay quien la solucione? Qué le van a decir entonces a sus votantes en Alemania y Francia, ¿que están ayudando a los países que no están en la zona VIP? Pues no, eso ya se ha acabado.

Y ahora, mientras se quedan pasmados, yo les preguntaría a nuestros dirigentes:

- Presidente Zapatero, ¿sigues pensando –desde el despacho en el que seguiste la reunión de Merkel y Sarkozy (véase el artículo anterior)- que sus decisiones están en la buena senda?

- Ministra de Economía Salgado: ¿sigues “exigiendo” a Alemania y Francia mayor contundencia en la toma de decisiones económicas para que avance Europa?

- Rubalcaba, ¿sigues aún enredado en tus dudas de si los eurobonos son una buena idea o no? (efectivamente, este tema no viene a cuento, pero es en lo que está enredado el candidato socialista, que aún no se ha dado cuenta de que el único que sigue exigiendo eurobonos es el Primer Ministro griego, que por estar no está ni en el palco VIP, ni en la grada, sino fuera del estadio porque no le han dado entrada).

- Rajoy, ¿sigues diciendo que lo que ha salido de la reunión entre Sarkozy y Merkel –tu querida Ángela- ya lo venía proponiendo el PP desde hace tiempo?

Y yo me pregunto: no ya las diputaciones como dice Rubalcaba, sino que ¿necesitamos un Parlamento, un Senado, una monarquía, comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos y hasta el defensor de pueblo –estatal y autonómico- para eso? ¿para que nos defiendan así?

Os recomiendo tirar de genealogía para ver si aún tenéis alguna oportunidad: alemanes es difícil que os salgan, pero un tatarabuelo francés puede que sí...