ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 11 de agosto de 2011

RUBALCABA PIDE AL BCE QUE BAJE LOS INTERESES: Como ha hecho la Reserva Federal Americana

A estas alturas estoy seguro que no hace falta ni decíroslo, porque ya lo sabéis de sobra, pero esto que pide Rubalcaba es además de inútil un poco cínico. ¿Por qué?:

1) Los intereses están altos porque España tiene tanta deuda que ha barrido toda la disponibilidad de dinero y ha subido su precio (los intereses).

2) Si Rubalcaba pide al BCE que baje los intereses, le tendrían que decir que no se trata de hacerlo artificialmente, sino de que España deje de gastar tanto para que emita menos bonos para pagar ese gasto. Bonos que se lleven el dinero que hay en el mercado y no dejan libre para los demás, además de subir los intereses.

En definitiva, no se trata de emborracharse y entonces, como sube la cerveza, pedir a los fabricantes de cervezas que bajen los precios. Sino de beber menos cerveza y ya verás como los precios de la cerveza bajan. Y sobre todo habrá cerveza para los demás, y no sólo para el que lleva bebiéndose toda nuestra cerveza durante años (el Gobierno con un gasto desatado) y que ha hecho que su precio se dispare.

RUMORES POLÍTICOS: La segunda intervención de España

Si habéis tenido ocasión de hojear la prensa mientras os tomáis unos refrescos en el chiringuito, os habréis dado cuenta de lo siguiente:

- Tras los problemas en EEUU, compareció Obama. Ante los problemas en Italia, compareció Berlusconi. Luego le ha tocado el turno a Sarkozy. Y... ¿dónde está Zapatero? Y... ¿Por qué la oposición no pone el grito en el cielo aparte de pedir ahora con retraso una tímida comparecencia de Zapatero?

- Zapatero ha podido ser de todo, pero ahora especialmente no es tonto, y menos cuando no tiene nada que perder. Otra cosa es que le dejen.

- Si recordáis lo que ahora repiten muchos políticos -a los que antes no les dejaban decirlo-, el 6 de mayo pasado se intervino de facto España. Fue la fecha en la que Zapatero descubrió que estábamos en bancarrota porque no había dinero en la caja y no se podía colocar la deuda de España. Entonces empezó ese giro hacia las reformas totales y recortes drásticos. Nos lo exigió Europa, nos lo exigió Alemania.

- Zapatero no tuvo más remedio que acatar. Y Rajoy no dijo nada, pues también le habían dado un toque para que no lo hiciera. Desde ese día desembarcaban regularmente en Madrid los ejecutivos del FMI (ya conocidos en Barajas como los hombres de negro) y del BCE. Y también vino al poco Merkel para regalarle algunas palmaditas a Zapatero, que estaba para que le diera algo. Hasta le llamó Obama, como recordaréis, para decirle que lo estaba haciendo muy bien. Sólo en una ocasión se enfadó Zapatero y dijo que ya estaba harto, que fue cuando Van Rompuy vino a Madrid para entrevistarse con el Rey. Que animó posteriormente a nuestro rebelde Presidente a seguir por la senda del bien.

- Hace dos días, como ya comentamos, el BCE empezó a comprar deuda española ante nuestra grave situación. Esa fecha nos la recordarán en unos meses, como ha pasado con el 6 de mayo, como el día de nuestra segunda intervención. De nuevo el mismo protocolo: Los hombres de negro, Rajoy callado, Obama llama a Zapatero para felicitarse mutuamente su cumpleaños que es el mismo día... Y por supuesto, no comparece ante la televisión ni los medios. Porque Zapatero no es Obama, ni Merkel, ni Sarkozy. Él tiene que acatar. Nosotros, los intervenidos, hemos de acatar. Amén.

¿CÓMO SE HUNDE EL ESPAÑITANIC? Al menos hemos de saberlo

Cada vez son más los autores renombrados que abandonan sus posturas políticamente correctas y se atreven a decir lo que otros con menos intereses políticos llevamos avanzando desde hace tiempo: esto, tal y como está diseñado, no tiene remedio. También habréis experimentado lo que yo por la calle últimamente: la gente usa cada vez más en sus conversaciones diarias la frase "con la que está cayendo".

Pero, ¿por qué parece que algunos somos pesimistas? ¿Por qué no nos sumamos al carro de "esto pronto pasará?". Aquí están unas breves claves para que pueda entenderse:

1) Los distintos estados (a excepción de unos pocos) han gastado a manos llenas durante mucho tiempo (más de 5 años), y lo han hecho a base de endeudarse (véase Grecia, Portugal, España...).

2) Para financiar semejante gasto, mayor que lo recaudado por impuestos, han acudido a "los mercados", esos que ahora -cuando les exigen lo que les deben- son tachados de malvados especuladores sin escrúpulos (antes eran estupendos prestamistas amigos). Para ello, emitieron bonos y los vendieron a esos "mercados".

3) A medida que los gobiernos gastaban más y emitían más bonos, éstos tenían que pagar interese más altos, pues "los mercados" estaban inundados de bonos de esos países. Hasta que llegó un momento en que nadie los compraba por mucho interés que pagasen. Y tantos bonos había y tanto interés pagaban, que la prima de riesgo de impago subía, pues nadie se creía que semejante tamaño de de deuda en bonos pudiese repagarse.

4) A lo largo de todo ese perído, hasta que ya hubo demasiados bonos y cundió el pánico, los bancos  preferían prestar el dinero a los gobiernos -comprando sus bonos- que dárselo a particulares. Por malo que sea el gobierno de un país, siempre dá más garantía que los particulares de ese país. Y si encima ese gobirno te paga unos intereses con sus bonos muy altos, pues entonces sólo le presto al gobierno, y dejo a las empresas privadas y los particulares sin crédito.

5) Como los particulares no tenían dinero, gastaban e invertían menos, con lo que la economía no crecía. Al no crecer la economía y no gastar los particulares, los gobiernos recaudaban menos en impuestos (impuesto de sociedades, IVA, IRPF), y la deuda aumentaba al no rebajar los gobiernos sus gastos excesivos, con lo que se emitían aún más bonos que iban a los "mercados" para que los comprasen.

6) El Banco Central Europeo, ha empezado a comprar esos bonos que nadie quiere, pero a cambio, obliga a tomar medidas de ajuste, es decir, que los gobiernos gasten menos. Como los particulares gastan poco porque los bancos no les prestan, si ahora los gobiernos tampoco gastan por las medidas de ajuste, pues la economía crece todavía menos. Se recauda menos aún por impuestos, y la deuda sigue creciendo a pesar de que los gobiernos gasten menos.

Como veis, una vez que se ha gastado sin medida, y los gobiernos han inundado el mercado con bonos y se han llevado todo el dinero disponible en el mercado, cargándose el crédito para los particulares, ya el sistema se retroalimenta, con menos crecimiento y menos recaudación por impuestos.

Por tanto, me temo que no hay solución si no se revienta el círculo vicioso. ¿Y como se revienta ese círculo? Pues los políticos no tienen ni idea. Primero gastaron más (Plan E) para reactivar la economía. Eso supuso más deuda y más bonos. Y que los bancos, como hemos dicho, no prestasen a los particulares. Ahora el Gobierno hace recortes, y la gente, además de no tener crédito de los bancos, tiene menos dinero por los recortes y gasta aún menos. Y la economía española crece aún menos... Amigos, ¡a los botes!