ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 20 de junio de 2012

RECETAS PARA LA CRISIS ECONÓMICA: Albóndigas pimentadas al aire de corral


INGREDIENTES:

1 Kg. de carne de vacuno
14 Kgs. de restos de vísceras de pollo de un contenedor de basura
2 Kgs. de colorante
3 Kgs. de pimienta

ELABORACIÓN:

- Tome un buen chuletón de buey con un corte de al menos 1Kg.

- Trocéelo en pequeñas porciones.

- Lave bien los 14 kgs. de restos de vísceras de pollo recogidos de un contenedor, hasta que desaparezca un poco el olor a podrido.

- Mezcle todo en una batidora para que no logre diferenciarse una carne de otra.

- Añada durante el proceso los 2 Kgs. de colorante, tratando que penetre totalmente en la carne para cambiar el color morado de las vísceras.

- Envuelva toda la mezcla en 3 Kgs. de pimienta para cambiar su sabor.

- Elabore albóndigas de 50 grs. cada una, y sírvalas para su degustación.


PRÉSTAMO DE 100.000 MILLONES DE EUROS A ESPAÑA PARA QUE SE LO DÉ A LOS BANCOS

INGREDIENTES:

- Bancos españoles, que ya han pedido prestados 300.000 millones de euros al Banco Central Europeo.

- Banco Central Europeo que no quiere prestarles más dinero porque sabe en qué se lo gastan.

- España que decide pedir ella 100.000 millones de euros a Europa, para dárselos después a los bancos.

ELABORACIÓN:

- España pide 100.000 millones de euros a Europa.

- Al hacerlo, incrementa su deuda en 100.000 millones, a razón de 2.000 euros por cada español.

- Posteriormente se lo presta a los bancos, que lo emplean como ven más conveniente.

- Una vez que los bancos lo hayan usado, España espera que se lo devuelvan para tener dinero con el que pagar el préstamo que le dio Europa.

RESULTADO:

- Los mercados, que por desgracia no son tontos, se dan cuenta de que si nadie presta a los bancos españoles porque no se fían de que puedan devolver el dinero, cuando España les dé los 100.000 millones, no los va a recuperar.

- Por tanto, España ha sumado 100.000 millones a la deuda que ya tenía antes, y los mercados piensan que no va a poder pagar el conjunto, pues es muy grande y además una gran parte de él no lo va a recuperar.

- Al final, España ha mezclado su deuda antigua (750.000 millones de euros), con la deuda nueva (100.000 millones), y ha convertido toda la mezcla en unas albóndigas que nadie quiere, pues ya huelen cuando aún no han salido de la cocina.

Y eso que se ha cocinado es lo que se pretendía que se comieran los mercados, cambiando la palabra “rescate” por “préstamo en condiciones muy ventajosas, que hará que nuestra economía vuelva a funcionar”...

... Lo mismo que llamar a las “albóndigas de vísceras podridas” “albóndigas pimentadas al aire de corral”.

Los mercados no se lo han tragado. Porque tienen olfato. Y huelen. Porque el préstamo de 100.000 millones huele; y duele... A nosotros, que somos los que pagaremos las albóndigas.