ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 19 de octubre de 2011

DAMNIFICADOS DE LA CRISIS: Pena la nuestra, Elena

He de reconocer que siempre le he tenido una especie de cariño a nuestra Ministra de Economía. Y lo digo sin ironía.

Será por la sensación de fragilidad que transmite; o porque todos tendemos a alinearnos con los que parecen desprotegidos. Ella siempre da la sensación de que la apalean por todos lados, y no sabe cómo frenar la avalancha.

Por tanto, respeto mucho a Salgado, como Ministra.

Su posición en el partido también me merece admiración. Además, está claro que no ha llegado a su posición por cuota (mira que siempre me han parecido esas cuotas un desprestigio para los “cuotados”). Ha llegado arriba por méritos propios, tanto en el Gobierno como en el partido.

Por tanto, respecto mucho a Salgado, como política.

Si nos referimos a la persona, no tengo el gusto de conocerla, pero siempre he pensado que sería una persona interesante para compartir un buen rato de mesa y mantel.

Y de repente, ayer me topo con la siguiente declaración (en plural mayestático) de mi respetada y en cierto modo querida Elena:

“Hemos tenido días muy duros, y hemos tenido que tomar decisiones difíciles. Ha habido muchos días en que nos hemos tenido que volver a casa con muchos papeles y preocupaciones”

Me ha dejado helado. Sobre todo porque me he pasado cinco minutos preguntándome qué hace una Ministra de Economía hablando como si fuese tu atribulada madre. O una hija que pide consuelo.

Elena, una cosa es que transmitas sensación de fragilidad y desamparo; pero otra muy distinta que tú busques ese amparo o dar pena. Porque no eres mi vecina sin trabajo desde hace dos años, o mi amigo Luis que se ha ido al pueblo a vivir con sus padres -llevándose a su mujer y dos hijos- porque le ha desahuciado el banco.

Y sobre todo, Elena, y siento decírtelo: tú qué sabes de lo dura que está siendo la crisis...

“Hemos tenido días muy duros, y hemos tenido que tomar decisiones difíciles”: Mira, y te hubiese dicho lo mismo si fueras de otro partido: tomáis decisiones difíciles… pero las consecuencias las sufrimos los demás.

Un dato: cierto gobierno autonómico acaba de suprimir la paga número 14 al año de sus parlamentarios. Hay cosas dignas de elogio, pero tan insuficientes que casi es mejor no hacer nada, porque ofenden. Dicen de Napoleón que una vez condecoró a un general, y a continuación mandó fusilarlo. Pero nosotros no somos franceses...

Y dices que “ha habido muchos días en que nos hemos tenido que volver a casa con muchos papeles y preocupaciones” Bueno, volvías con algo. Y con tu sueldo. Y con coche oficial. Pero es que cinco millones de personas vuelven sin nada cada día. Nada en los bolsillos. Vuelven con la humillación de pensar que no valen para nada. Que es peor. Lo peor del paro.

Te respeto Elena. Como Ministra y como política. Pero si intentas salir de tu burbuja y venir al mundo de los mortales, no quieras dar pena.

Pena los parados, los desahuciados, los humillados por la crisis. Pero no tú.

Y te respeto. Y mucho. Elena.