ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 21 de enero de 2014

¿ENHORABUENA DOCTOR?: Los esfuerzos económicos de los españoles


La báscula no mentía: Había subido al menos 10 kgs. El tema era preocupante.

Decidí ponerme inmediatamente en manos de un médico especialista, que me soltó, tras reconocerme, el veredicto: Se acabaron los caprichos.

Pero más que el fin de los caprichos, lo que tocaba era sufrir, acostumbrado como estaba a supuestos malos hábitos.

Fuera pasteles, fuera hamburguesas, fuera chocolate: Fin de todo exceso. Además, ensaladas, muchas ensaladas. Nada de ir al bar y mucho menos tomar alcohol. Y ejercicio: 2 horas todos los días.

Cuando ya me iba sintiendo orgulloso de mis esfuerzos, al cabo de dos meses, el médico me dijo que no era suficiente: había que apretar más:

Fuera todo lo que no fuera pollo y ensaladas. Sólo beber agua. Y cuatro horas de ejercicio.

Mi vida fue desde entonces un verdadero infierno. Pero la meta merecía la pena, pues ponerme en forma se había transformado para mí en una prioridad. Así que todo lo aguantaba.

Tras 6 meses de tan duro tratamiento, ayer volví a mi médico para comprobar los resultados de mi tremendo esfuerzo.

Me subí a un peso cuyo nivel sólo podía ver el doctor, que asintiendo con la cabeza con optimismo, me soltó: ¡Enhorabuena! ¡Ha perdido usted 0,7 kilos!

España, los españoles, hemos sido sometidos a un rigurosísimo plan consistente en:

- Subida de todos los impuestos y cotizaciones sociales
- Subida de tasas y de los recibos de la luz, agua…
- Recortes de todo tipo de prestaciones sociales

Además, hemos pedido prestados a Europa 61.000 millones de euros para dárselos a unos bancos que no nos dan créditos.

El Estado se ha gastado, se sigue gastando tanto dinero que debemos casi 1 billón de euros a pagar en los próximos años.

Y todo ese esfuerzo para que el año que viene crezcamos un 0,7% y el paro se reduzca del 25,9% al 25%.

¿Ha merecido la pena?