ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL MAGO, LOS CIUDADANOS Y LA GRAN COSECHA DE SIEMPRE


Cuentan las crónicas que allá por el S. XI, en el reino de Oikonomia, la población gozó de una época de gran abundancia.

La agricultura era el principal medio de subsistencia, que servía no sólo para alimentar a todos, sino para permitirse lujos hasta ese momento desconocidos.

Para gran sorpresa de los habitantes, los años de lluvias se sucedían uno tras otro, hasta el punto de haberse olvidado de las terribles sequías de antaño.

Por eso, la obligada visita que cada año hacían al gran mago para preguntarle cómo sería el resultado de la siembra, se había convertido ya en una rutina.

La pregunta que siempre le dirigían: "Oh, gran mago de las montañas, ¿cómo ves el futuro de nuestros campos?", era respondida de igual manera: "Veo un próspero futuro, vuestra siembra terminará en una gran cosecha", para tranquilidad de todos.

Pero un año llegó una gran sequía, y lo que fue peor: unos asaltantes entraron por la noche en los graneros y se llevaron la simiente.

Tristes y asustados estaban los habitantes de Oikonomia, así que acudieron al gran mago, y le preguntaron de nuevo: "Oh, gran mago de las montañas, ¿cómo ves el futuro de nuestros campos?", y él, tras unos segundos de reflexión, respondió: "Veo un próspero futuro, vuestra siembra terminará en una gran cosecha".

Y Entonces los ciudadanos de Oikonomia se dieron cuenta de que los magos siempre repetían lo mismo...

Ministro español de Economía. Ayer. Tras saberse que nuestra economía caerá el año que viene tres veces más de lo previsto:

"La medidas económicas están surtiendo efecto"