ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA BOLSA ESTOS DÍAS (I): Una apuesta en la Zarzuela

Seguir la bolsa estos días es una locura. ¿Cómo es posible que suba y baje a cada rato?

Para entenderlo hay que tener presente la situación económica actual, pero también el funcionamiento de la bolsa, que es puro sentido común…

Un día decides ir a las carreras de caballos en el hipódromo de la Zarzuela. En realidad sólo corren cuatro caballos, y tienes que decidir a cuál apostar.

Además vas gastar un millón de euros, porque eres un parlamentario con tres pagas. Los caballos se llaman Bolsa, Bonos, Oro y Efectivo.

Si eres un gran inversor, podemos decir que tienes básicamente 4 opciones donde emplear tu dinero:

- Bolsa: Se trata de acciones de empresas, que se compran en la bolsa, bien la española, alemana, norteamericana, etc. Pero nos centraremos en la española. Esas acciones suben o bajan todos los días, con lo que puedes ganar o perder a diario. Incluso, como en los momentos actuales, puedes obtener grandes beneficios o pérdidas en un solo día.

Cuando vemos que las acciones de una empresa, o toda la bolsa española en su conjunto, han subido un 2% o bajado un 4%, quiere decir que el valor de tus acciones suben o bajan en ese porcentaje.

- Bonos: Aquí inviertes una cantidad a un plazo y unos intereses fijos. Por ejemplo, puedes comprar bonos del Estado españoles, griegos o alemanes. También pueden ser bonos privados: del Banco de Santander, Telefónica, etc.

Por ejemplo, puedes invertir un millón de euros en bonos españoles a cinco años con un interés del 5,5%. Esto significa que dentro de cinco años tendrás tu millón de euros y el dinero ganado por los intereses.

Aquí el valor no sube ni baja a diario. Y sólo tienes el riesgo de que ese país o empresa que emiten los bonos quiebren. En este caso puedes perder todo el dinero invertido o al  menos buena parte de él, porque no te devuelven ni los intereses ni el dinero que has metido.

Por esto, ahora que se habla de la quiebra de Grecia, hay tanto pánico: porque los que han comprado bonos griegos –fundamentalmente los bancos- perderían su dinero.

Otra solución que está pensando Grecia es pagar sólo el 50% del dinero que debe. En este caso, al pasar los cinco años, no sólo no cobrarías los 55.000 euros de intereses, sino que además recuperarías únicamente 500.000 euros en vez del millón que invertiste.

- Oro: Puedes comprar oro en un mercado especializado en metales. La ventaja de este metal es que como hay poco y su producción es prácticamente la misma cada año, tiene un valor bastante estable. De esta manera, puedes estar seguro de recuperar tu dinero si tienes que venderlo. O de ir ganando un poco cada año, ya que anualmente desde hace muchos años va subiendo.

Pero el oro se considera también un “valor refugio”, es decir, lo que todo el mundo compra cuando no confía ni en la bolsa ni en los bonos. Entonces, como el oro que hay es escaso, sí que sube mucho de valor, porque todo el mundo quiere comprar el que hay.

Luego, cuando la economía se pone mejor, los que han comprado como “valor refugio”, lo venden de golpe, y entonces el oro baja. Pero a largo plazo, aparte de estas compras y ventas del oro para usarlo como refugio, su valor es bastante estable, y sólo va subiendo poco a poco cada año.

- EFECTIVO: Te queda también la opción de tener tu dinero en billetes, o en una cuenta corriente o similar, de forma que no baja ni sube su valor (dejamos fuera otros factores como el tipo de cambio).

Si lo tienes en un banco, tienes el riesgo de que el banco quiebre y no te devuelva todo el dinero de tu cuenta. Así que puedes tenerlo o en billetes o en varios bancos, tanto españoles como extranjeros, para evitar depender de uno solo.

Queda poco para que comience la carrera, y -entre nervios- tienes que decidir a qué caballo apostar:

- BOLSA se trata de una yegua que te puede dar mucho dinero, porque como es un poco mala, apostar por ella es barato. Pero si le da por correr ese día y gana, obtienes un buen montón de dinero.

Ahora que la economía está tan mal, poca gente quiere comprar acciones de empresas. Por eso las acciones están baratas. Pero la ventaja es que si de repente viene una noticia buena, suben mucho. Aunque si viene una mala se hunden. Así que invertir en bolsa es arriesgado, pero con posibilidades de grandes beneficios.

- BONOS es un caballo que últimamente ha dado malas sorpresas. Hasta ahora siempre tenía buenas posibilidades de ganar y la gente apostaba por él. Pero en las últimas carreras se le ha visto bastante agotado, e incluso en la última pareció que no iba a llegar a la meta.

Los bonos privados y sobre todo los del Estado, hasta ahora eran considerados como un valor estable y seguro: metías en ellos tu dinero y lo recuperabas con intereses al cabo de unos años. Ahora con la posible quiebra de Grecia y otros países, han dejado de ser seguros, y la gente ha perdido buena parte de la confianza en ellos.

- OROS es un animal muy seguro. Nunca ha fallado desde que empezó a correr. No corre mucho, pero siempre llega a la meta en una buena posición. Y sobre todo: nunca pierde. Así que casi todo el mundo apuesta por él algo de dinero.

Como hemos dicho antes, el oro está presente en las inversiones de cualquier adinerado, puesto que es una sólida base frente a los vaivenes de la economía.

- EFECTIVO es el caballo seguro. Tiene la gran ventaja de que siempre recuperas el dinero de la apuesta. Así que la gente del hipódromo, cuando no sabe lo que hacer, apuesta por él.

Aparte del dinero que necesitan para vivir, los inversores también tiene parte de su dinero en efectivo como refugio frente a que todo lo demás se venga abajo, y no perder así todo y quedarse sin nada.

¡Y comienza la carrera! Pero como nuestros seguidores tienen tiempo limitado para leer este blog, decimos como en las películas…

Continuará… Mañana