ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 4 de marzo de 2013

¿ECONOMÍA CON SENTIDO?: Las preguntas de María


El domingo aproveché para dar un paseo por la ciudad con mi sobrina María.

Tiene esa edad en que lo pregunta absolutamente todo, pero aún así decidí arriesgarme a recibir su batería de preguntas en aras de ser un buen tío.

Tras el correspondiente desayuno y de los primeros tres "porqués" de la niña, llegamos por la calle hasta el parque de bomberos:

- Tío Jesús, ¿qué es esto?

- Pues es el lugar donde viven los bomberos.

- ¿Y qué son los bomberos?

- Pues unos señores que apagan fuegos, María.

- ¿Y con qué los apagan?

- Con el agua que tienen los camiones.

- ¿Y si se quedan sin agua?

- Pues van y cargan más en el grifo, y así pueden seguir apagando incendios.

- ¿Y apagan muchos incendios?

- Claro, sobrina, apagan todos los días.

Pareció quedarse tranquila con las respuestas, o al menos no le quedaban más preguntas; así que continuamos la marcha después de pararse a acariciar a un perro, que le sirvió para preguntarme si le compraría uno.

Pasamos entonces por delante del escaparate un banco, con uno de esos carteles enormes que ponen ahora con caras sonrientes.

- Tío Jesús, ¿qué es esto?

- Pues es el lugar donde viven los banqueros.

- ¿Y qué son los banqueros?

- Pues unos señores que prestan dinero, María.

- ¿Y qué dinero prestan?

- El dinero que tienen guardado.

- ¿Y si se quedan sin dinero?

- Pues van y se lo piden al Estado para que así puedan seguir prestando dinero.

- ¿Y prestan mucho dinero?

- No, no prestan casi nada.

- ¿Y por qué les dan entonces más dinero?

- Mira, María, ¿qué tal si te compro chuches y dejas de preguntar?

Era yo el que se había quedado sin respuestas...