ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 16 de mayo de 2013

LA DEUDA (II): LA RULETA ESPAÑOLA. Todo al 17 y no te puedes ir


Ayer estuve cenando en un casino. Hacía años que no pisaba uno, y se me había olvidado el ambiente cerrado y de lujo efímero que se respira allí.

Tras el postre, me acerqué a la ruleta, que estaba repleta de gente. Todos ponían unas pocas fichas en las diversas casillas, menos un personaje que llamó poderosamente mi atención: Elegantemente encorbatado y con aire de suficiencia, apostaba siempre a la misma casilla: el 17.

Comenzó perdiendo un par de fichas, pero inmediatamente las repuso para seguir apostando. Y cada vez que perdía, doblaba la cantidad: 2 al 17, 4 al 17, 8 al 17… Y así sucesivamente.

Yo estaba perplejo: ¿No se daba cuenta del riesgo que corría? Pero el elegante señor seguía con su estrategia: 16 al número 17, 32 al número 17… Mientras uno de los que estaban sentados a la mesa miraba mi cara de escándalo y se reía; supongo que de mi inocencia.

Pero ya lo siguiente fue toda una sorpresa: No lo obvio –que al elegante señor se le acabaran las fichas-, sino que de repente se volviese al resto de los que estaban allí y les pidiese parte de las suyas para seguir apostando.

Fue entonces cuando me di cuenta de que no entendía nada, y se ve que se me notó, porque el risueño señor me llevó a un aparte:

- Eres nuevo aquí, ¿verdad?


- Pues sí; y estoy perplejo.

- Mira, el elegante señor es un banquero, y el número 17 corresponde a las Comunidades Autónomas.

- ¿Y cuánto dinero ha puesto allí?, continué.

- Sabemos que 1.235 millones de euros hasta marzo.

- ¿Pero está loco? ¿Como ha apostado tanto dinero? ¿No se da cuenta del riesgo que corre?

- Jajaja -se desternillaba mi interlocutor-: Qué va, siempre sale y le pagan mucho dinero.

- ¿Y si no sale y no puede recuperar su dinero?

- Bueno, ya lo has visto, el resto le damos parte de nuestras fichas.

En el primer trimestre de este año, las Comunidades Autónomas gastaron en conjunto 1.235 millones de euros más de lo que ingresaron.

Ese déficit se financiará con más impuestos o pidiendo prestado más dinero a los bancos, que podrían emplear en pymes y autónomos.

Obviamente los bancos prefieren prestar a las Comunidades Autónomas, pues el Estado siempre las respaldará. Además, en caso de dificultad, nuestros impuestos irán a ayudar a esos bancos que prestan.

- Lo siento, me marcho del casino, exclamé indignado.

- No te puedes ir: El casino somos todos.

Hacienda somos todos…