ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 30 de noviembre de 2012

ECONOMÍA ESPAÑOLA: Hip, hip... ¡Hurra!


La economía española está por fin afrontando la salida de la crisis; de hecho, se aprecian los primeros síntomas de recuperación. Además esos signos van siendo cada vez más sólidos, tanto que podemos afirmar con certeza que ya hemos iniciado el camino de la recuperación.

Incluso podemos decir que la salida en cierta medida ya está aquí: La economía española comenzará a crecer en breve. Y tal vez sea ya el momento de prepararnos para de nuevo para la prosperidad.

Nuestra economía va bien, y la recomendación ahora es invertir en todo aquello que ya se ha convertido en el motor de nuestro crecimiento sostenido.

Se van a empezar a crear puestos de trabajo, y las nuevas oportunidades están surgiendo en los diversos sectores que hacen de nuestro país un verdadero líder en Europa.

Y ahora, gracias a este mensaje de optimismo, va la economía y crece.

Y gracias a estas palabras de ánimo, puedes pagar la hipoteca y encontrar un trabajo.

Y finalmente, gracias a estas frases reconfortantes, llegas a fin de mes y puedes dormir tranquilo por la noche.

Después de lo que vengo oyendo por parte de otros participantes en los diversos medios a los que me han invitado, pidiéndome un mensaje de optimismo, no tengo mayor inconveniente en hacerlo. Y me encanta sumarme a la fiesta de los ánimos para infundir una sensación de seguridad.

De hecho, ahora que estoy a punto de salir de viaje, pondré el coche a 150 kilómetros por hora, me quitaré el cinturón de seguridad, subiré la música al máximo y, para mayor alegría, pararé a tomarme un par de cervezas.

No tendría inconveniente en adoptar ese mensaje voluntarista, dedicarme a infundir ánimos vacíos y decir que todo marcha estupendamente, a no ser porque…

¿Qué le diría a los animados por mis palabra si deciden, fruto de ese ánimo optimista, dejar de hacer despensa con el poco dinero que les queda para afrontar los tiempos que vienen?

¿Qué le comentaría a esas personas a las que he exaltado, cuando pase otro año y no hayan encontrado uno de esos miles de puestos de trabajo que supuestamente se van a crear, después de haberse relajado en la búsqueda por mi nuevo mensaje?

¿Qué excusa tendría para aquéllos pocos con ahorros, que los hubiesen empleado en diversas inversiones fruto del clima de optimismo creado, y que los hayan perdido?

Tal vez mis años de estudio de la economía han sido una pérdida de tiempo, y tendrían que haberse reducido a un par de clases de autoayuda al optimismo, pero como he tenido la desgracia de ser educado a analizar los datos -en la economía- y a la honradez -en la ética-, voy a limitarme a exponer unos datos relevantes, y terminar con una recomendación:

- PREVISIÓN DE CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA:

2.012: -1,4 %   2.013: -1,3%   2.014: +1%

- DESEMPLEO PREVISTO EN ESPAÑA:

Pasará de 6,3 millones en 2.012.

Para crear empleo, la economía española ha de crecer un mínimo del 2%, por lo que no está previsto al menos hasta 2.015.

- MOTOR DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA:

El turismo, pero no el de españoles sino los ingresos de los extranjeros, que vienen a España por su buen clima y otros factores ajenos en su mayoría a las políticas desarrolladas, que a menudo penalizan al sector (como los impuestos).

Además, está prevista una huelga de cinco días en Iberia para diciembre, lo cual tendrá una repercusión muy negativa.

- IMPUESTOS:

Han subido tanto los directos como los indirectos, penalizando el consumo y la renta disponible para gastar o invertir.

- AYUDAS AL CRECIMIENTO:

Se están centrando en el saneamiento del sistema financiero bajo el supuesto de que una vez saneado volverá a fluir el crédito.

El crédito ha disminuido este año más del 5% tras los miles de millones de euros inyectados. Se han vuelto ahora a destinar 40.000 millones de euros para el saneamiento de la banca.

Obviamente podríamos encontrar diversas variables positivas o completar las anteriores, pero las grandes cifras ésas; y las que se deben considerar, o al menos yo lo hago, a la hora de tomar decisiones.

Una vez analizados esos datos, sumados a otros si lo deseamos, podemos optar por movernos en una dirección u otra, pero personalmente no mezclo mi estado de ánimo, ni baso mi discurso, en brotes emocionales que me surjan ese día. Ni mucho menos me arriesgo a transmitir opiniones que no se apoyen en una base sólida.

Y como en general no me gusta dar recomendaciones que puedan hurtar la libre elección de cada persona, me limito a comentar lo que hago personalmente.

Y personalmente he optado por hacer como las hormigas, que acumulan alimento para el invierno.

Tal vez algunos me digan que no habrá invierno, o que éste ya ha pasado. Pero yo sigo teniendo frío, y veo lluvia. La que nos está cayendo encima.

Por eso acumulo lo poco que encuentro. A buen recaudo.


jueves, 29 de noviembre de 2012

TANTO QUE TE PREOCUPAS... Pero eres como todos


Podría callarme, pero no lo voy hacer. Sabéis que me gusta ser claro. Alto y claro: sois unos egoístas.

Siento si a alguno os molesta, pero es lo que pienso. Y os lo digo con todas las palabras.

Mucho hemos hablado aquí de una visión distinta de la economía, y de hacer algo para cambiar las cosas; al menos en lo que corresponde a cada uno.

Tanto leer los artículos, comentarlos algunos de vosotros, y decir muchos por email que estáis de acuerdo y que también queréis aportar vuestro granito de arena.

Os habéis quejado de tantas medidas políticas injustas, y se os ha llenado la boca con todo lo que habríais hecho vosotros en esa situación.

Parecíais tan sensibles a los temas sociales que cada día nos asaltan a pie de calle. Incluso os creíais cercanos a tanta gente que lo pasa mal estos días.

Tal vez era para tranquilizar vuestra conciencia, porque en el fondo sois como los demás, como todos.

Y como todos, habéis optado al final por el camino fácil, interesado, olvidándoos de vuestros ideales y vuestros compromisos.

No me volváis a decir que lo primero para vosotros son las personas a vuestro alrededor, y que estáis pendientes de los problemas inmediatos de la gente.

Os da igual, y al final habéis hecho todos lo mismo:


EL ESTADO HA DADO FINALMENTE A LA BANCA
40.000 MILLONES DE EUROS.

ESPAÑA LOS HA PEDIDO PRESTADOS A EUROPA,
Y ES ESPAÑA LA QUE RESPONDERÁ POR EL DINERO.

SON 800 EUROS POR ESPAÑOL.

SI TIENES PAREJA, TOCÁIS A 1.600 EUROS, Y SI UN HIJO 2.400.

TODOS HABÉIS PAGADO.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

RESPONSABILIDAD: Con perspectiva hay que ensuciarse


El blog

Ahora que el blog ha sobrepasado el millón de visitas, tiene una buena presencia en medios de comunicación y hacen uso asiduo de él algunos de nuestros políticos, nos suelen preguntar: ¿Qué intenciones tiene todo esto?

Podría ser una intención política, si no fuera porque hemos rechazado los lazos que nos han echado desde diversos grupos y movimientos; o tal vez económica, aunque no lo parece desde el momento en que optamos por la debilidad del ciudadano frente a la fortaleza de algunos estamentos.

La perspectiva

Siempre es bueno, en toda actividad y situación en la vida, levantar la mirada y tratar de otear el horizonte, el más allá: el futuro.

Pero no se trata solamente de intuir ese tiempo venidero, y prepararnos tal vez para afrontarlo en mejores condiciones. Por tanto no es lo esencial para nosotros intentar tocar ese futuro y prevenir –ahora que estamos en esta crisis– las consecuencias negativas.

Podríamos estar contentos porque una señora que vino a vernos a Madrid evitó hacer aquella inversión en un negocio que le propuso un amigo, y que hubiese llevado a la ruina sus pocos ahorros; o tal vez porque será difícil que a los lectores les enganchen ahora en productos bancarios que, bien lo sabemos, son tantas veces interesados.

Responsabilidad sucia

Pero todo eso, aun siendo muy importante, no oculta lo que nos mueve: No queremos el día de mañana tener que bajar la mirada cuando nuestros hijos o nietos nos digan "papá, abuelo, ¿tú qué hacías cuando pasaba todo aquéllo?"

Ya sabemos que la responsabilidad es algo pasado de moda en nuestros días, pero tal vez algunos piensen distinto cuando dentro de unos años miren su vida con la perspectiva de quien tiene casi todo su tiempo detrás, y poco por delante.

Será entonces cuando nosotros podremos decir: Allí estábamos contra corriente, no éramos marcianos -como apuntábamos el lunes- sino personas con los pies en la tierra. Esa tierra que mancha y ensucia. Tratando de sacar adelante a los nuestros, lo de todos.

Por eso, tras este escaso tiempo, seguimos al pie del cañón, y permaneceremos con nuevas fuerzas, nuevas propuestas, que esperamos de los que aquí se reúnen.

Porque hoy toca mancharse y ensuciarse. Que el mañana no nos pille limpios. De humanidad.


martes, 27 de noviembre de 2012

lunes, 26 de noviembre de 2012

CURIOSITY: Asalto a la salida de un programa


La comunidad científica anda revolucionada desde que hace unos días la NASA revelara que la nave Curiosity, recientemente enviada a Marte, ha hecho un hallazgo que cambiará la historia de ese planeta.

Muchas han sido las especulaciones que se han realizado, pero todas coinciden en que ha de ser algo excepcional para que la NASA se haya arriesgado a crear semejante expectación.

Yo era consciente de todo ello, pero no lo relacioné con la extraña persona que me abordó el sábado a la salida del programa al que acudí. Tuvo entonces lugar la siguiente conversación, que mi interlocutor -siempre velando su identidad- me ha autorizado a desvelar.

Pese al gran susto inicial, quiero agradecerle el hecho de haber confiado en mí y esa autorización.

- (Sujetándome con fuerza) Sr. Arroyo, camine conmigo: No se arrepentirá.

- Disculpe, no sé de qué me conoce, pero o me suelta o avisaré a la policía.

- La policía, qué sabrá usted de la policía...

- Mire, déjeme en paz y no me haga crearle un problema.

- ¿Problema? El problema se llama Curisity.

- ¿Perdón?

- Venga, Arroyo, que seguro le suena ese nombre.

- Pues sí, lo he seguido con interés; especialmente ahora que dicen que ha encontrado algo en Marte.

- Jajaja, ¿algo?: Vida, Arroyo, ¡vida!.

- Venga ya... En todo caso algún resto pasado, antes de que se produjesen las condiciones actuales en ese planeta, que imposibilitan cualquier tipo de vida.

- Bueno, si seres humanos son vida... Sí, se ha encontrado vida.

- Sí claro, menuda película de ciencia ficción. ¿Y cómo son esos "marcianos"?

- Bastante parecidos a nosotros, por cierto. De hecho sólo se les distingue por la manera de expresarse.

- Así que existen los marcianos... Y a ver, ¿qué modos de expresión ha captado la nave Curiosity de ellos?

- Bueno, tengo ya que dejarte, Arroyo. Entra en esta dirección web y podrás leer los mensajes que se han captado: http://mart23... Pero sólo podrás hacerlo una vez.

Apenas me soltó cuando casi se me cae el móvil tratando de conectar con internet, las manos temblando. Completé la dirección y pude leer, entrecortado, lo siguiente:

"A pesar de las subidas de impuestos, que no hay modelo productivo ni plan integral de empleo, y que el crédito se ha contraído de nuevo un 5%... España se recuperará en el 2.013 y crecerá en el 2.014".

Sí, efectivamente el extraño hombre tenía razón: Existen los marcianos.


viernes, 23 de noviembre de 2012

VIVE LA VIDA... Y olvídate del resto


¿Tiene tu vecino un iPhone nuevo que no te puedes permitir?

¡ RÓBASELO !

¿Estás en crisis pero te apetece tomarte unas copas con los amigos?

¡ NO PASES LA MANUTENCIÓN DE TUS HIJOS A TU EX !

¿Tu secretaria ha engordado y prefieres una más a tu gusto?

¡ ÉCHALA !


CON LAS NUEVAS TASAS JUDICIALES

¡ NO TE DENUNCIARÁN !


jueves, 22 de noviembre de 2012

UNA COMUNIDAD DE VECINOS... Donde el dinero sube con el ascensor


Ayer por la noche tuvimos bronca en la reunión de comunidad de vecinos; y de las gordas.

Resulta que casi todos pagamos el recibo con regularidad y sin problema, salvo alguno que consigue zafarse. Sin embargo, la mensualidad no para de subir, aunque lo llevamos con relativa paciencia y sin queja.

Los problemas comenzaron cuando al presidente le dio por realizar unas obras en la terraza que nadie entendió. Se supone que con la nueva solería podríamos pasear por allí; pero es que... ¡Nadie pasea por allí!

Total, que ahora nos dicen que van a subir de nuevo las mensualidades para costear las obras, que parece ser que están aún sin pagar.

Pero la mayor sorpresa ha venido con un nuevo recibo que el administrador se ha sacado de la manga para pagar el ascensor. Resulta que tenemos que pagar 20 euros al mes por vecino, porque el ascensor es muy caro.

"Pero bueno –tuve que saltar indignado en la reunión–, ¿es que no pagamos ya el recibo general?".

"Vamos a ver –me replicó el presidente– es que todo el mundo lo usa mucho. El pago es sobre todo para evitar que se utilice demasiado el ascensor".

“Me parece perfecto –le respondí con mayor indignación–, pues si nos van a cobrar por el ascensor, que se supone está incluido en el recibo general, que nos descuenten lo que pagamos por él de ese recibo, que además no para de crecer”.

Total, que ahora andamos todos preguntándonos para qué puñetas pagamos el recibo mensual, si luego nos cobran por todo...

Durante los últimos años ha subido el IRPF, IVA, IBI, impuestos indirectos…

Ahora se van a cobrar nuevas tasas judiciales, que afectarán a las personas físicas: Habrá que pagar 800 euros por apelar.

¿Adónde van nuestros impuestos?


miércoles, 21 de noviembre de 2012

UNA BUENA NOTICIA: Un Renault, Papa Noel y las chuletas


Ahora que se va acercando la Navidad, podemos evocar un pensamiento de esas fechas: Si quieres algo, deséalo con todas tus fuerzas.

Pero hablando de economía, podemos quedarnos en un pensamiento más moderado: Si quieres algo, al menos no lo impidas.

Sabemos que nuestra economía necesita crecer. Mientras esto no suceda, todo lo demás será fuegos de artificio: Ni se creará empleo, ni el Estado conseguirá recaudar los suficientes impuestos para poder pagar su inmensa deuda.

El problema aparece cuando se intenta recaudar esos impuestos sin esperar a que la economía crezca; o lo que es peor: recaudarlos impidiendo que la economía pueda crecer.

Incluso podemos encontrarnos con la sorpresa de que tratando de recaudar menos impuestos conseguimos más, porque la economía crece y hay más de dónde agarrar.

¿Qué pasa cuando el Estado decide pagar 1.000 euros a todo aquél que se compre un coche? Pues que los fabricantes ponen otros 1.000, y además el Estado recauda más IVA, impuestos de matriculación, etc.

Al final, algunos cálculos hablan de que por cada 1.000 euros que pone el Estado, recauda 3.000.

Pero podemos ir más allá: ¿Qué ocurre cuando se estorba poco por parte de las asociaciones de empresarios y trabajadores, se deja respirar a una industria y no se la asfixia con regulaciones absurdas?

Pues que España se convierte en el segundo país europeo en producción de coches este año, sólo superado por Alemania.

Incluso podemos apuntarnos la medalla de que Renault nos ha eligido frente a la propia Francia para aumentar su fabricación a partir de ahora.

Ejemplos como ése nos hacen pensar que España no es sólo turismo, que tanto nos está salvando a pesar de las pocas ayudas que tiene, o la subida del IVA que castiga a los que aún tienen intención de ir a hoteles y no son extranjeros.

Ejemplos como ése nos hacen pensar que no podemos seguir sangrando a nuestras empresa y ciudadanos para ayudar a un sistema financiero que supuestamente ayudará en el futuro a esas empresas y ciudadanos: hay que fijarse en el presente.

Ejemplos como ése nos hacen pensar qué pasaría en España si se dejase de castigar a los autónomos y las pymes, que no tienen ayudas, pero sí más impuestos y facturas sin cobrar de ese mismo Estado que les recauda.

Pasaría que la economía respiraría, se podría contratar a alguien o al menos no despedirlo; y todo aquél con ánimos para emprender lo haría.

Lo estamos deseando, España está deseando salir adelante. Sólo espera que no le impidan hacerlo.

Quitar obstáculos. Ése es el deseo. De Navidad.

Papa Noel tiene que dar de comer a los renos. O al menos no quitarles la comida.

Y desde luego no puede hacerlos chuletas...


martes, 20 de noviembre de 2012

EL ABISMO (y IV): El sistema financiero y María Antonia, que tiene la llave para rezar


12:00 p.m. Banco de España. Madrid.

- Señores, espero que traigan buenas noticias, porque a este paso Campoalto será conocido en toda la Unión Europea.

- Bueno, Sr. Gobernador, ya sabe que allí son un poco cerriles, y es difícil que el alcalde dé el brazo a torcer.

- Ya, pero eso de “Campoalto pueblo libre, también de hipotecas” parece diseñado por un experto en marketing, y –por cierto– experto en hundir el sistema.

- La verdad es que si el ejemplo cunde –otro minipueblo, Canteras, ya se ha unido a la protesta– la cosa puede ser grave.

- ¿Grave? Señores, déjenme que les recuerde lo siguiente:

La banca española tiene 900.000 millones de euros invertidos en hipotecas de sus clientes, casi tanto como el PIB español, es decir, todo lo que produce nuestro país en un año.

Además, nuestros bancos han usado esos 900.000 millones que les deben sus clientes como garantía para pedir dinero al exterior, en lo que se llaman cédulas hipotecarias.

No tengo que aclararles que si una mínima parte de esos 900.000 millones dejase de pagarse, sería una hecatombe:

Los bancos dejarían de ingresar las mensualidades de las hipotecas, que son su gran fuente de ingresos.

Dejarían también de recibir dinero del extranjero, puesto que nadie les prestaría tomando como garantía unas hipotecas que la gente no quiere pagar.

En fin… El colapso del sistema. Sólo les voy a dar un dato: España ha pedido a Europa un préstamo de 60.000 millones de euros para la banca. Eso es menos del 7% de los 900.000 millones de euros que tienen en hipotecas.

Resumiendo: Si ocho de cada cien personas que tienen hipoteca dejasen de pagarla, al menos unos meses, haría falta pedir el doble de dinero a Europa. El sistema se derrumbaría.

- Sr. Gobernador, ¿puedo hacerle una pregunta?

(Silencio en la sala, y una mirada asesina hacia el preguntón por parte de los directivos del banco que han acudido a la reunión).

- Perdone, ¿quién es usted?

(Murmullos entre los directivos, que se preguntan también quién es ese empleado que han llevado y que se supone debía mantener la boca cerrada).

- Bueno, yo soy sólo un secretario, y tal vez no debería preguntar….

(Asentimiento entre sus jefes, como diciendo: “efectivamente deberías callarte”)

… ¿Pero cómo es posible que nuestros bancos tengan buena parte de su dinero en un solo sector? ¿Cómo no anticiparon que ese sector podría debilitarse? En fin, Sr. Gobernador, yo no tengo mucha idea…

(De nuevo asentimiento entre sus jefes)

… Pero me da la impresión de que se metieron de lleno en la construcción, y las hipotecas, porque querían sacar un gran beneficio, y ahora han quedado en una posición muy débil…

(El Gobernador miraba con asombro al chico, y hacía una breve consulta a un ayudante, para asegurarse que no iba con cámara oculta para luego publicar la reunión)

… Vamos, y si se me permite la confidencia…

(“No, no se te permite”, pensaron sus ya seguros ex-jefes)

… Si todo el sistema financiero de un país depende de que ocho de cada cien personas dejen de pagar… Como que no es tan sólido, ¿no?

12:35 a.m.

- Banco de España: Se levanta la sesión para tomar un café. Tras ese café una persona menos acudirá a la reunión. Dicen que un secretario.

- Campoalto: El alcalde se reúne en el bar con el pedáneo de Canteras. Anselmo, Basilio y María Antonia –la guardiana de la llave de la iglesia– como testigos.

- España: Todo un sistema financiero rezando para que “Campoalto y Canteras pueblos libres, también de hipotecas” no sigan añadiendo adeptos.

Moraleja:

Tenemos el sistema financiero más sólido del mundo.


lunes, 19 de noviembre de 2012

EL ABISMO (III): Campoalto pueblo libre, también de hipotecas


Todo comenzó en Campoalto, un pueblo pequeño de Jaén. Los vecinos se levantaron con la noticia de que dos de sus habitantes se habían quitado la vida: Desahucios.

Dos, o uno, siempre es mucho, pero en una población de sólo 1.500 más barbaridad. Por eso el alcalde explotó, y esa misma mañana retiraba los 50.000 euros del ayuntamiento en la sucursal del único banco del lugar.

Los vecinos se sumaron a la protesta, y fueron en masa a retirar sus ahorros, pero el empleado del banco se inventó a tiempo una visita al médico para cerrarlo, y evitar tener que decir que no había dinero.

El ambiente estaba caldeado en el bar del pueblo, donde las fuerzas vivas se habían reunido antes de comer. Lo de Felisa y Martín, así se llamaban los vecinos que ya no lo eran, había incendiado a todos.

Anselmo, el de la frutería, se levantó entonces y dijo que él no pagaría más hipoteca hasta que el banco pidiese perdón. Y el alcalde, en un arranque de tripas, puso el sobre con los 50.000 en la barra, y sentenció que irían para los intereses de demora de todos los que siguieran a Anselmo.

El día 31 del mes hubo una llamada temprana en la sede del banco en Jaeń capital: en Campoalto nadie había pagado la hipoteca. La pancarta de "Pueblo libre, también de hipotecas" había pasado de amenza a realidad.

El Director de zona necesitó un mapa para localizar Campoalto, porque los números de la sucursal allí eran pequeños. Pero tenía que saber urgentemente donde estaba el pueblo donde nadie de los 230 obligados había pagado la hipoteca.

No habían pasado ni cuarenta y cinco minutos cuando recibió una llamada de Madrid. Que si quien coj... se creían los de ese Campoalto, que si o solucionaban el problema desde Jaén o los echaban a todos, que si no perdonaran ni un céntimo de las hipotecas...

Al final Luis, el empleado de la sucursal, tuvo que entrar en Campoalto en el coche patrulla de la Guardia Civil. Las calles vacías, y la gente mirando detrás de los visillos. Como cuando los franceses, decía Basilio, el más antiguo del lugar, que a su vez lo escuchó de su abuelo.

A los cinco minutos se presentó el alcalde en el banco, y como si estuviera en el bar espetó: "¡Qué se debe!". "¿Perdón?", respondió el empleado con mirada asustada. "Vamos, Luis, ¡qué intereses de demora tienen que pagar los vecinos!", repuso el regidor.

"Pues si quiere saberlo, han dejado de pagar 85.000 euros, con lo que aparte de lo debido son 2.100 de demora". Sacó entonces el sobre municipal y desenfundó los 2.100 el alcalde, mientras se marchaba repitiendo una misteriosa cantinela: "¡Pies de barro!, ¡pies de barro!".

Las noticias del empleado de la sucursal de Campoalto no se discutieron esa tarde en la central de Jaén, sino en Madrid: Canteras, el pueblo de al lado, había decidido también sumarse a la protesta.

Al día siguiente los máximos directivos tenían cita con el Banco de España, y nosotros con la continuación de la historia en el blog. Mañana.


viernes, 16 de noviembre de 2012

EL ABISMO (II): Te preguntas en el precipicio si tienes alas. Aves de corral.


Nos quedábamos ayer al borde del abismo, mirando al vacío y preguntándonos qué habría allí abajo, y sobre todo qué nos podría hacer caer en él.

Pero lo sucedido estos días nos hace tener unas preguntas en la cabeza que necesitamos urgentemente responder:

- ¿Por qué hay siempre un doble rasero en las decisiones económicas?

- ¿Por qué hay guante de seda para unos y de hierro para otros?

- ¿Por qué hay siempre esa sensación de que las respuestas que nos dan son interesadas?

No somos tan ingenuos de pensar que la economía está libre de la ambición humana, pero una cosa es no ser ingenuos y otra aceptar respuestas que sabemos no tienen sentido.

Estos días hemos vivido con ansiedad una respuesta al acuciante problema de los desahucios, pero no nos vamos a centrar ahora en la solución de escaso alcance que se ha adoptado, sino en ciertas afirmaciones que hemos oído:

- No se puede ayudar al que se metió en un piso que no se podía permitir y ahora no lo puede pagar, porque se castigaría al que no lo hizo.

Personalmente no tengo hipoteca y siempre he estado de alquiler, pero si aceptara la afirmación anterior, con la autoridad que me da el no ser uno de los que “se metieron en lo que no podían pagar” tendría también que preguntar:

¿Y tenemos que pagar las inversiones ruinosas de algunos bancos, castigando al que no se metió en ellas?

- La crisis hace que no podamos ayudar a los damnificados por los embargos tanto como sería necesario y nos gustaría.

El año 2.010, último que tenemos contabilizado, las ayudas a la banca supusieron 1.870 euros por español de dinero público. Y entonces he de preguntarme:

¿Por qué tengo que dedicar 1.870 euros de mis impuestos al banco que decoró lujosamente una sucursal junto a mi casa, y que financió el auditorio de mi ciudad al que no iba nadie, y no puedo dedicar esos 1.870 euros a ayudar a mi vecino, o al comedor de Cáritas de mi barrio?

- Los bancos son empresas privadas y tienen que cobrar, porque ése es su negocio.

Ayer mismo se aprobó el funcionamiento del “banco malo”: Por lo pronto el Estado usará 45.000 millones de euros de dinero público para comprar a los bancos todas aquellas urbanizaciones en sitios absurdos que construyeron, y otros activos inservibles; además de hacerse cargo de los préstamos que dieron a promotores y constructores, y otros créditos que no pueden cobrar.

Y ahora es cuando me pregunto:

¿Por qué no le compra a mi vecino del quinto el piso en el que se metió para que su hija tuviese vivienda propia, y ahora no puede pagar? ¿O por qué no le compra a la del cuarto las participaciones preferentes que le colocó uno de esos bancos? Y puestos a comprar activos inservibles: ¿Por qué no le compra al del primero sus sellos de Afinsa?

¿Es que los ciudadanos no se merecen también que el Estado les compre todo aquello en lo que se metieron de manera ruinosa?

Pero la respuesta nos la dio ayer el Ministro de Economía:

“De esa forma los bancos se quitarán esa carga, y podrán dedicarse a lo que tienen que hacer, que es dar préstamos”

Totalmente de acuerdo:

- Sr. Ministro, quítele la carga del piso para su hija a mi vecino del quinto, para que pueda dedicarse a lo que tiene que hacer, que es vender zapatos en su zapatería.

- Sr. Ministro, quítele la carga de las participaciones preferentes a la vecina del cuarto, para que pueda dedicarse a lo que tiene que hacer en su jubilación, que es disfrutar de sus ahorros largamente conseguidos.

- Sr. Ministro, quítele la carga de los sellos de Afinsa al vecino del primero, para que pueda dedicarse a lo que tiene que hacer, que es alejarse de la cabeza esos pensamientos cuyas consecuencias salen luego en las noticias.

Pero ellos son simples ciudadanos, para los que no hay respuestas. Por eso estamos en el borde del abismo, y puede suceder –sucederá– lo que comentaremos el lunes…

Cuando caemos en el abismo, sólo se salvan los que tienen alas. Pero las aves de corral no vuelan. El corral.


jueves, 15 de noviembre de 2012

EL ABISMO (I): ¿Saltando con rapidez o con prudencia?


Durante mucho tiempo se ha estado hablando de que España se “encuentra al borde del abismo”, que “se acerca al abismo” o que podemos “irnos al abismo”.

Y tanto lo hemos oído, que podemos preguntarnos qué es ese abismo, qué hay en él; y lo más importante: qué nos puede hacer dar ese paso desde el borde al abismo.

Estos días lo hemos sabido…

Llevamos mucho tiempo denunciando la injusticia de los desahucios, que se estaba transformando en una olla a presión que ha estallado con los lamentables suicidios de los últimos días.

Pero de nuevo, cuando se pide una solución rápida dado el tiempo perdido, vuelve a aparecer la palabra mágica: “Prudencia”.

La prudencia suele ser una palabra que surge cuando se quiere evitar que los intereses de alguien o algo se vean dañados, y que normalmente no son los de los ciudadanos de la calle.

¿Que un parlamentario necesita escribir algo? Se le entrega un móvil, un portátil y un ipad con RAPIDEZ. ¿Que aparece un agujero en un banco porque ha perdido varios miles de millones? Se le inyecta dinero público con URGENCIA.

Pero si los ciudadanos con graves problemas económicos son desahuciados sin misericordia por unos bancos ayudados con dinero público, y se piden soluciones con urgencia, hay que actuar con PRUDENCIA.

- Entonces, si se pide prudencia, ¿es porque algún interés puede ser dañado?

Efectivamente.

- Pero si se habla tanto de prudencia, ¿es porque tiene que haber algo muy grave que puede afectar gravemente a alguien?.

Por supuesto, se trata del sistema financiero.

- Entonces, ¿es algo grave de verdad?

Bueno puede dar al traste con todo, acabar de hundir el sistema.

- ¿Pero tanto?

En fin, ahora se ha vuelto a mentar a la bestia: El corralito.

- ¡Qué me dices!: Explícate.

Por supuesto… Pero será mañana.


miércoles, 14 de noviembre de 2012

A LA HUELGA CON FLORES... No dudaría

(Se recomienda leer el artículo tras comenzar a escuchar la letra de la canción)


Si pudiera olvidar todo aquello que oí,
si pudiera borrar todo lo que yo vi,
no dudaría, no dudaría
en volver a asistir.
Si pudiera explicar por qué os callasteis antes,
si pudiera quemar los despidos que realizasteis,
no dudaría, no dudaría
en volver a asistir.
Prometo ver la manifestación,
escarmentar de la experiencia,
pero nunca, nunca más
dejarme usar por una huelga.
Si pudierais sembrar los campos arrasados,
si pudierais devolver el trabajo a los parados,
no dudaría, no dudaría
en volver a asistir.
Si pudiera olvidar aquella cola en Cáritas,
si pudiera decir que os vi allí,
no dudaría, no dudaría
en volver a asistir.
Prometo ver la manifestación,
escarmentar de la experiencia,
pero nunca, nunca más
dejarme usar por una huelga.

P.D.: Tras la anterior huelga general, convocada contra la reforma laboral, los sindicatos mayoritarios han realizado ellos mismos despidos en sus centrales sindicales.
Se han acogido a dicha reforma, para pagar sólo 20 días por año trabajado.
Hubo manifestaciones ante las sedes de los sindicatos para protestar. 

martes, 13 de noviembre de 2012

EL MINISTRO Y LA ABUELA ECONOMISTA EN FRANKFURT


Una ventaja de ser economista es que cuando dices las mismas cosas que afirmaban nuestras abuelas, puedes evitar que te miren con cara de suficiencia pensando: “Éste no tiene ni idea de lo nuestro”.

Y claro, siendo economista, parece que afirmas algo que no han dicho todas las abuelas del mundo desde hace siglos. Pero he de reconocer que las copio; las vengo copiando desde el principio:

1) SI DEBES MUCHO DINERO, LO PRIMERO QUE TIENES QUE HACER ES GASTAR MENOS

Ya sé que lo correcto hoy en día sería decir que si gastas mucho lo que tienes que hacer es recaudar más dinero, o refinanciar tu deuda. Pero yo prefiero optar por la solución de la abuela: Si debes mucho dinero, reduce tus gastos al mínimo, y trata de ahorrar para ir pagándola.

Un ejemplo práctico puede ser lo ocurrido estos días con los coches oficiales: Si España tiene una gran deuda y posee 25.000 vehículos oficiales, no se trata de eliminar 150, sino más bien quedarse con 150 para todo el país. De esta forma podemos pasar de ahorrar 10 millones de euros a eliminar 165 millones.

Otro tema es que las abuelas no saben hacer grandes números, y tendrían serias dificultades en pasar de 150 a 25.000 a la hora de saber quiénes son los muchos que necesitan de esos coches.

2) DEDÍCATE A LO QUE SABES HACER BIEN, Y NO TE PIERDAS EN OTRAS COSAS

España tiene buen clima y mejor geografía, con una gran extensión de costa y miles de sitios que visitar. Además, no hay persona mayor en Europa que no aspire a quedarse o al menos visitar España próximamente. Por no hablar de lo buenos que somos en tecnología e ingeniería.

Viendo todo ello, nuestras abuelas se fijarían en las pymes y autónomos, que mayoritariamente desarrollan esas actividades, y buscarían la manera de ayudarles.

Pues bien, nosotros les subimos los impuestos y la burocracia, y además no les devolvemos el IVA de facturas que no han cobrado. Y no hacemos nada para que les llegue un euro de crédito, o toleramos que lo poco que les llega sea al 9%, cuando las entidades lo piden prestado al 1% con la ayuda del Estado.

3) LO PRIMERO ES TU FAMILIA Y LOS TUYOS

Aquí tampoco hay mucho que glosar, pues sinceramente no me imagino a mi abuela ayudando al vecino para que arregle su casa, mientras echan a sus hijos de sus hogares.

No es cuestión de preferencias, sino de supervivencia y elemental justicia: Si hay miles de millones de euros para ayudar a una entidad bancaria, el Estado, que le deja a manos llenas el dinero público, ha de exigir soluciones para sus ciudadanos.

Podríamos seguir así sin parar, y como digo, a nuestras abuelas les pondrían cara de suficiencia, como diciendo: “No entiendes de esto”. Aunque pensándolo bien, fue bueno que nuestras abuelas no estudiaran economía.

Tal vez a alguna de ellas le habría tocado asistir a la reunión de ayer en Frankfurt, y hubiese oído al Ministro de Economía decir que “ve signos positivos”, mientras la abuela pensaría en las pymes, autónomos y ciudadanos.

Yo tengo el recuerdo de mi abuela sentada en un sillón, tranquila y con cara risueña. Si ella hubiese oído eso, tal vez el recuerdo hoy sería distinto…


lunes, 12 de noviembre de 2012

NI TE LO IMAGINAS... Diario de la Quiebra de España


Hace 15 meses, cuando muchos anunciaban el final de la crisis, decidimos comenzar el “Diario de la Quiebra de España”. Nosotros, personas de la calle que sentimos el pulso de una economía tantas veces ajena a los ciudadanos.

Por eso, cuando algunos de un signo criticaron nuestro nombre como poco realista, y al poco tiempo otros de signo contrario volvieron a hacerlo por considerarlo más propio de una realidad ya pasada, sólo tuvimos que seguir nuestro camino para que todos ellos acabasen considerándonos precursores de lo que luego tristemente ha llegado.

Porque durante todo este tiempo, con dos gobiernos, nuestra voz ha seguido siendo la misma: La del sentido común de la calle, que siempre acierta; porque siempre hemos sido ajenos a intereses políticos que pueden adormecer los resortes para actuar a tiempo.

Hemos querido ser solamente faro que explique la realidad económica del día a día, y que alumbre los peligros a unos ciudadanos que tantas veces viven, o se los hace vivir, ajenos a decisiones económicas que les afectan.

En estos meses hemos llegado ya al millón de visitas, con 356 artículos y 12.275 comentarios, e intervenido en Cadena Cope, Canal Extremadura Radio, Intereconomía, La Nación de Argentina y Telemadrid.

Nuestro mensaje económico, social y apolítico, pegado a las necesidades de los ciudadanos, se ha reflejado también en discursos de dirigentes que a veces nos han llamado para agradecernos nuestra labor. Otros nos han apremiado (o presionado) a una “prudencia” que nunca hemos atendido, cuando se trataba de defender los intereses de los ciudadanos.

Tú que tantas veces oyes que "hay que hacer algo", cuando no puedes más tratando de sacar adelante tu vida y la de los tuyos en estos tiempos difíciles: Formas parte de un blog que es tuyo, y que de la nada ha pasado a ser tantas veces referente; porque tú lo has impulsado. Porque te implicas así en una sociedad que necesita soluciones inmediatas a problemas urgentes.

Ya somos millón, y estamos en la calle, en los medios de comunicación, en los lugares políticos, influyendo en las decisiones que nos afectan.

En quince meses lo hemos logrado…. Así que piensa en todo lo que vamos a conseguir a partir de ahora.

NI TE LO IMAGINAS...


viernes, 9 de noviembre de 2012

EL REY Y LA PARÁBOLA: Quién para la bola


PALESTINA. AÑO 33.

El Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos.

Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer, sus hijos y todo cuanto tenía, y que así se le pagase.

Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: "Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré". Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda.

Al salir de allí aquel siervo, se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: "Paga lo que debes".

Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: "Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré". Pero él no quiso, sino que fue y lo encerró en la cárcel hasta que pagase lo que debía.

Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido.

Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: "Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?"

Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía.


ESPAÑA. AÑO 2.012.

El Reino de España es semejante a un Estado que quiso resolver la crisis.

Al empezar a resolverla, le fue presentado un banco que debía 10.000 millones de euros. Como no tenía con qué pagar, ordenó el Estado que fuese intervenido, juzgados sus directivos y vendidos sus activos, y que así pagase.

Entonces los directivos se echaron a sus pies, y postrados le decían: "Ten paciencia con nosotros, que todo lo pagaremos". Movido a compasión el Estado, los dejó en libertad y les resolvió la deuda a base de inyectarles dinero público.

Al salir de allí los directivos, se encontraron con uno de sus clientes, que les debía diez mil euros; le agarraron y, ahogándole, le decían: "Paga lo que debes".

El cliente, cayendo a sus pies, les suplicaba: "Tened paciencia conmigo, que ya os pagaré". Pero ellos no quisieron, sino que fueron y le desahuciaron, y le dejaron más deuda por pagar todavía.

Al ver sus vecinos lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar al Estado todo lo sucedido.

El Estado entonces los mandó llamar y les dijo: "Directivos malvados, yo os pagué a vosotros vuestras deudas con dinero público porque me lo suplicasteis. ¿No debíais vosotros también compadeceros de los desahuciados, del mismo modo que yo me compadecí de vosotros?"

Y encolerizado el Estado, les entregó una pensión de 6 millones de euros a cada uno, y mandó inyectar 60.000 millones de euros más de dinero público en los bancos.


jueves, 8 de noviembre de 2012

LLEGA EL INVIERNO: Aíslate y disfruta


Ahora que llega el invierno con toda su crudeza, es el momento de mostrar la importancia del aislante.

El aislante hace que pases de estar a la intemperie, sufriendo las inclemencias del tiempo, a conservar tu propio calor.

Si pones aislante, te distingues de todos aquéllos que se exponen a los elementos externos que pueden acaban con su bienestar.

Una fina capa de aislante es una gruesa protección frente al frío, y un seguro para tu comodidad.

Son muchos años de dirigentes de todos los colores satisfechos por el aislante...

Visita sin compromiso nuestros establecimientos en todas las ciudades.

¡Aíslate y disfruta!


Número de coches oficiales en España: 25.000.

Pero...

Edad de la mayoría de los coches comprados por los españoles: Más de 10 años.

Único segmento de venta coches que crece en España: Más de 10 años.



Ahora se va a realizar un estudio para reducir los coches oficiales...

También se va a realizar otro estudio para evitar los desahucios...


miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL MAGO, LOS CIUDADANOS Y LA GRAN COSECHA DE SIEMPRE


Cuentan las crónicas que allá por el S. XI, en el reino de Oikonomia, la población gozó de una época de gran abundancia.

La agricultura era el principal medio de subsistencia, que servía no sólo para alimentar a todos, sino para permitirse lujos hasta ese momento desconocidos.

Para gran sorpresa de los habitantes, los años de lluvias se sucedían uno tras otro, hasta el punto de haberse olvidado de las terribles sequías de antaño.

Por eso, la obligada visita que cada año hacían al gran mago para preguntarle cómo sería el resultado de la siembra, se había convertido ya en una rutina.

La pregunta que siempre le dirigían: "Oh, gran mago de las montañas, ¿cómo ves el futuro de nuestros campos?", era respondida de igual manera: "Veo un próspero futuro, vuestra siembra terminará en una gran cosecha", para tranquilidad de todos.

Pero un año llegó una gran sequía, y lo que fue peor: unos asaltantes entraron por la noche en los graneros y se llevaron la simiente.

Tristes y asustados estaban los habitantes de Oikonomia, así que acudieron al gran mago, y le preguntaron de nuevo: "Oh, gran mago de las montañas, ¿cómo ves el futuro de nuestros campos?", y él, tras unos segundos de reflexión, respondió: "Veo un próspero futuro, vuestra siembra terminará en una gran cosecha".

Y Entonces los ciudadanos de Oikonomia se dieron cuenta de que los magos siempre repetían lo mismo...

Ministro español de Economía. Ayer. Tras saberse que nuestra economía caerá el año que viene tres veces más de lo previsto:

"La medidas económicas están surtiendo efecto"


martes, 6 de noviembre de 2012

lunes, 5 de noviembre de 2012

MANUEL IVA... Y volvía a la calle


Hace poco me permití uno de los escasos lujos que hasta ahora teníamos los españoles: Ir al cine.

Llegaba tarde como siempre, así que me dirigí rápidamente a la ventanilla; pero al ir a pagar vi marcado en la caja un precio equivocado.

- No, señorita, estoy solo. No somos un grupo.

- Señor, es el precio de su entrada: Ha subido el IVA del 8% al 21%.

Me di entonces cuenta de que había pasado de pagar 6,5 euros + 0,5 euros de IVA, a desembolsar 6,5 euros + 1,3 euros de IVA.

Impresionado aún, pase por delante de los imperdonables nachos con queso... Pero los perdoné por el enfado que tenía tras el sablazo de Hacienda.

Por tanto, esos nachos que suponían 4 euros + 0,4 euros de IVA, se quedaron en la estantería. Pero a Hacienda le dio igual, porque aun perdiendo esos 0,4 euros de los nachos, como ahora ganaba más por las entradas (1,3 euros frente a los 0,5 euros de antes = 0,8 euros), había conseguido aumentar la recaudación en 0,4 euros (0,8 euros - los 0,4 euros perdidos con los nachos).

Lo que no pude percibir es que ese día casi nadie se había parado a comprar nachos ni bebidas, pues la gente se conformaba con la entrada. Por eso al día siguiente Manuel -uno de los dos de la caja- fue despedido.

Pasando al paro, Manuel dejó de cotizar 300 euros a la Seguridad Social y a percibir una prestación 600 euros, por lo que el Estado perdió 900 euros al mes: 30 euros por día.

Pero Hacienda seguía contenta, porque cada día se venden en ese cine 200 entradas, y como recauda ahora 0,8 euros de más por IVA con cada una, ingresa 160 euros más al día, y si le resta los 30 de Manuel, aún le quedan 130.

El problema vino porque al poco tiempo la gente dejó de ir al cine, y sólo acudían la mitad. De todas formas, Hacienda no se preocupó en exceso, porque seguía ganando 65 euros más que al principio (la mitad de 130).

Pero como se vendían la mitad de entradas, el cine despidió a Carmen, una de las taquilleras. Tal y como sucediera con Manuel, el Estado perdía con ella 30 euros al día, pero como ingresaba 65 más, aún le compensaba la subida de IVA: 35 euros.

La menor afluencia de gente provocó sin embargo que la empresa limpiadora echase a Felipe, y una nueva pérdida para el Estado de 30 euros. Pero como ganaba 35 de más, aún le sobraban 5 euros con la subida del IVA.

Así que a final de mes en el Ministerio de Hacienda se sentían satisfechos, porque habían logrado 5 euros más por día de ese cine, y tendría más dinero con el que pagar los gastos del Estado.

Y mientras tanto, Manuel, Carmen y Felipe, se preguntaban que sería de ellos...

P.D: Ahora esos 3 nuevos parados gastaban lo justo con su subsidio, con lo que Hacienda recaudaba menos por el IVA de sus compras.

Los 5 euros de más habían desaparecido para el Estado...


viernes, 2 de noviembre de 2012

TODOS IGUALES... Pero unos más iguales que otros


Esta semana se ha producido un debate en el Parlamento, donde un destacado miembro –aplaudido por el resto de los grupos en una inusitada unidad- ha defendido que los parlamentarios son personas de la calle como las demás.

Salía al paso de esa forma ante la opinión muy extendida de que tienen privilegios que el resto de ciudadanos no disfrutan. Por ello insistió en que ellos también “compran en los supermercados y se quedan en casa trabajando”.

Estamos de acuerdo con lo que se expuso en sede parlamentaria; es más: queremos aprovechar el carácter pedagógico de este blog para solventar la confusión que tantas veces existe entre la ciudadanía a la hora de percibir ese esfuerzo que se realiza.

Por ello, proponemos hoy un ejercicio contextual, que ayude a los lectores a identificar en diversas situaciones vitales si la persona que las desarrolla es un parlamentario o no.


EJERCICIO CONTEXTUAL DE IDENTIFICACIÓN PARLAMENTARIA

Tras leer con atención las distintas situaciones que le proponemos, rodee con un círculo aquéllas que le parecen desarrolladas por un parlamentario.

SITUACIÓN A

1) Se levanta por la mañana después de no haber podido descansar pensando en que ha llegado el día 20 del mes y no le queda dinero. Tras tomarse un café para desconectar, le da un beso a Manuel –su marido– y toma el autobús para ir a trabajar.

2) Se levanta por la mañana después de no haber podido descansar pensando en que ha llegado el día 20 del mes y aún no le han reparado su Ipad gratuito. Tras tomarse un café se conecta a su red wifi gratuita, llama por su móvil gratuito a Manuel –su chófer– y toma el coche oficial para ir a trabajar.

SITUACIÓN B

1) Entra en el trabajo y le llama el jefe al despacho. Le comunica que ha de dejar su puesto. Le dan una palmada en la espalda mientras se da cuenta de que se va al paro, y le ofrece a su jefe trabajar el triple por el mismo sueldo, aunque sea no oficial.

2) Entra en el trabajo y le llama el jefe al despacho. Le comunica que ha de dejar su puesto. Se pone a dar palmas sin parar mientras se da cuenta de que le ofrecen irse de jefe a un organismo oficial con el triple de sueldo.


EJERCICIO DE HABILIDAD GEOGRÁFICO-SOCIOLÓGICA

- Identifique un punto A que le sea familiar en el mapa de su ciudad.

- Marque otro punto B en el mismo mapa, igualmente familiar para usted.

- Escriba en un papel los minutos que se tardan en ir caminando del punto A al B, el nombre de tres comercios que hayan cerrado desde el verano y el precio del cartón de leche del supermercado que se cruza.

- Si tras 10 minutos no ha conseguido escribir ninguna respuesta, levante la mano y tres de sus asesores acudirán a darle algunas pistas.


jueves, 1 de noviembre de 2012

¿FINANZAS POR OBLIGACIÓN?: Deja que Pedrito salga adelante


Mi amigo Pedro me llamó ayer porque tiene un problema con su hijo; y no sabe cómo solucionarlo.

Resulta que él ha dedicado toda su vida a las finanzas, con un cierto éxito todos estos años. Ahora le ha pillado la crisis, pero como a todo el mundo.

Su padre fue un brillante industrial, que construyó dos grandes fábricas metalúrgicas que le permitieron vivir con desahogo, y pagar entre otras cosas la carrera de mi amigo Pedro.

Pero resulta que su hijo Pedrito, predestinado como estaba a dirigir en el futuro el despacho del padre, no quiere seguir con la iniciada carrera de finanzas.

Su padre no duerme por las noches, no ya por ver que el despacho no tendrá continuidad, sino porque teme que su hijo siga derroteros poco "ortodoxos".

"Si por lo menos fuese industrial...", me dijo con un suspiro. "¿Y por qué se inclina?", le pregunté.

"Yo que sé, él siempre ha sido un poco aventurero: ¿Por qué no querrá dedicarse a lo que hemos hecho siempre en la familia? Si además le puse una buena paga todos los meses para que continuase en la Facultad de Finanzas..."

"Bueno, a lo mejor al chico se le dan bien otras cosas", le repuse. "Que no, Jesús, que en mi entorno todos son buenos economistas, financieros o banqueros. Y desde luego que Pedrito tendría que dedicarse a eso para triunfar".

"Pues perdóname, Pedro, pero salta a la vista que si los demás son buenos en esas materias, tu hijo no tiene por qué competir con ellos, cuando además en otras áreas podría ser el mejor".

"Bueno, Jesús, tú dirás lo que quieras, pero yo voy a seguir empeñado en que Pedrito triunfe en el mundo de las finanzas, o tal vez como industrial".


En septiembre los ingresos por turismo extranjero subieron en España un 7,2%, encadenando 5 meses consecutivos de subidas.

El gasto medio por turista supera los 1.000. Los más numerosos son los ingleses, alemanes y franceses.

Pero mi amigo Pedro empeñado en ayudar a Pedrito para otras cosas... Y nosotros al sistema financiero.

Porque dice que así se ganará mejor la vida su hijo... Y nosotros que ayudando al sistema financiero nos irá mejor en el futuro.

Tal vez tendría que fijarse más en lo que su hijo necesita... Y nosotros en la economía real. La que crea empleo. Ya.