ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 25 de noviembre de 2011

EL DOPAJE EN NUESTRA ECONOMÍA: Set ball

Alemania no es una economía fuerte, lo que pasa es que lleva falseando sus cuentas desde hace años…

EEUU no llegó a la luna: las imágenes de los astronautas poniendo la bandera en el suelo lunar fueron rodadas en el desierto de Arizona…

Luciano Pavarotti no fue un magnífico tenor italiano, porque en realidad le ponían la música en playback mientras sólo movía los labios…

¿Invenciones más bien propias de alguien con la mente alterada? ¿Afirmaciones con pocas luces?

A ver qué os parece entonces ésta:

Declaraciones de Yannick Noah, ex-tenista, a un periódico y posteriormente difundidas por todo el mundo: “Los grandes éxitos del deporte español se deben al dopaje”.

Por tanto, Nadal, Alonso, Pau Gasol, toda la Selección de fútbol y hasta Seve Ballesteros cuando estaba entre nosotros, se dopaban. Yo diría más: iban al mismo sitio el mismo día a hacerlo.

Deporte es economía, especialmente para un país como el nuestro, que somos líderes; una de nuestras industrias que tenemos que mimar.

Si digo que Mercedes y BMW están recortando en seguridad para ahorrar costes, se me caería el Estado alemán encima.

¿Cualquiera puede atacar nuestra industria? ¿Dónde está la defensa de nuestros intereses? Bueno, supongo que estamos centrados en temas financieros…

Esperemos que esos temas tengan deportistas, entrenadores, masajistas, médicos, estadios con público, bares en esos estadios y alrededores, tiendas de deportes, hoteles, autobuses… Y generen el mismo empleo.

Porque en esto último no estamos dopados precisamente…