ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 22 de marzo de 2012

POR QUÉ LA CRISIS DURA TANTO (III): Final de la liga. No es una liga real


¡Aparecen ya los dos equipos en el campo!


Por un lado el flamante Fútbol Club Financiero, con sus estrellas. Hoy se incorpora además el nuevo jugador Sapadell, con una ficha nada menos que de 8 millones de euros. También está ya recuperado Rankia, que ayudado por los médicos oficiales ha conseguido superar su esguince en las cuentas.


Salta ahora al césped la Real Economía, un equipo modesto que ha conseguido llegar hasta aquí a pesar de los impagos y falta de subvenciones, reservadas para equipos de los puestos más altos.

Arbitra el colegiado Sr. Recortes, que ya ha anunciado que va a estar muy pendiente de la educación y espera que no tengan que saltar los servicios sanitarios.

¡Y comienza el partido!

Saca desde el centro la Real Economía, y en una sorprendente jugada consigue llegar al campo del FC Financiero. Pero en ese momento, el equipo rival le hace una tremenda entrada para un piso que no debió nunca comprar. Y queda tendido en el suelo, casi desahuciado.

Pero de manera increíble el colegiado pita falta del lesionado, supuestamente por haber jugado “por encima de sus posibilidades”. Y el balón es para los financieros.

Se interna ahora por la banda la estrella Rankia, intenta una fusión con Sapadell, combina con Caixa, se avala con el Estado, y finalmente chuta un potente bonus que sale muy alto, más allá de los dos millones de euros.

Saca en este momento la Real Economía, por medio de un extenuado jugador autónomo, pero que pierde inmediatamente el balón por falta de apoyos. Se atreve a protestar al árbitro, que le saca una tarifa eléctrica, y le advierte que la próxima vez será un impuesto especial.

El FC Financiero inicia ahora una jugada, y realiza peligrosas acciones preferentes, de gran interés, que consiguen engañar al equipo de mileuristas ante el aplauso de sus directivos y demás personas en los palcos.

El partido sigue en tablas, sin un claro vencedor. Así que el equipo Financiero retira a Crédito y Préstamo, que siguen con un juego poco fluido, y se aprovecha de la entrada en su campo del canterano Avales Oficiales.

La defensa del equipo mileurista apenas puede resistir: el gol está al caer. Se adentra ahora el Financiero por las nóminas, y sube también por la banda alta del coste de las hipotecas. Regatea la normativa bancaria, se planta solo en el área y le coloca un tremendo producto bancario al portero por toda la escuadra 

El jugador Rankia no puede unirse a la celebración del gol: está agotado por no haber ahorrado esfuerzos, y se va en estos momentos al banco Central Europeo para recibir préstamos a bajo interés.

La Real Economía trata de recuperar terreno, pero el tiempo se le echa encima y le empieza a pasar factura con IVA a pagar sin haberla cobrado. Se interna ahora tratando de exportar el balón, pero se queda en fuera de juego. 

Tras las numerosas retenciones realizadas por el equipo Financiero, la Economía Real se queda parada. Se acerca el árbitro y le amenaza con más ajustes, pero finalmente decide anular la tarjeta sanitaria.

¡Y finaliza el partido! Ha vencido el sistema Financiero, beneficiado sin duda por las ayudas. Pero ya es tarde para protestar, porque el marcador es claro: Ha perdido la economía, la Economía Real.