ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 30 de noviembre de 2012

ECONOMÍA ESPAÑOLA: Hip, hip... ¡Hurra!


La economía española está por fin afrontando la salida de la crisis; de hecho, se aprecian los primeros síntomas de recuperación. Además esos signos van siendo cada vez más sólidos, tanto que podemos afirmar con certeza que ya hemos iniciado el camino de la recuperación.

Incluso podemos decir que la salida en cierta medida ya está aquí: La economía española comenzará a crecer en breve. Y tal vez sea ya el momento de prepararnos para de nuevo para la prosperidad.

Nuestra economía va bien, y la recomendación ahora es invertir en todo aquello que ya se ha convertido en el motor de nuestro crecimiento sostenido.

Se van a empezar a crear puestos de trabajo, y las nuevas oportunidades están surgiendo en los diversos sectores que hacen de nuestro país un verdadero líder en Europa.

Y ahora, gracias a este mensaje de optimismo, va la economía y crece.

Y gracias a estas palabras de ánimo, puedes pagar la hipoteca y encontrar un trabajo.

Y finalmente, gracias a estas frases reconfortantes, llegas a fin de mes y puedes dormir tranquilo por la noche.

Después de lo que vengo oyendo por parte de otros participantes en los diversos medios a los que me han invitado, pidiéndome un mensaje de optimismo, no tengo mayor inconveniente en hacerlo. Y me encanta sumarme a la fiesta de los ánimos para infundir una sensación de seguridad.

De hecho, ahora que estoy a punto de salir de viaje, pondré el coche a 150 kilómetros por hora, me quitaré el cinturón de seguridad, subiré la música al máximo y, para mayor alegría, pararé a tomarme un par de cervezas.

No tendría inconveniente en adoptar ese mensaje voluntarista, dedicarme a infundir ánimos vacíos y decir que todo marcha estupendamente, a no ser porque…

¿Qué le diría a los animados por mis palabra si deciden, fruto de ese ánimo optimista, dejar de hacer despensa con el poco dinero que les queda para afrontar los tiempos que vienen?

¿Qué le comentaría a esas personas a las que he exaltado, cuando pase otro año y no hayan encontrado uno de esos miles de puestos de trabajo que supuestamente se van a crear, después de haberse relajado en la búsqueda por mi nuevo mensaje?

¿Qué excusa tendría para aquéllos pocos con ahorros, que los hubiesen empleado en diversas inversiones fruto del clima de optimismo creado, y que los hayan perdido?

Tal vez mis años de estudio de la economía han sido una pérdida de tiempo, y tendrían que haberse reducido a un par de clases de autoayuda al optimismo, pero como he tenido la desgracia de ser educado a analizar los datos -en la economía- y a la honradez -en la ética-, voy a limitarme a exponer unos datos relevantes, y terminar con una recomendación:

- PREVISIÓN DE CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA:

2.012: -1,4 %   2.013: -1,3%   2.014: +1%

- DESEMPLEO PREVISTO EN ESPAÑA:

Pasará de 6,3 millones en 2.012.

Para crear empleo, la economía española ha de crecer un mínimo del 2%, por lo que no está previsto al menos hasta 2.015.

- MOTOR DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA:

El turismo, pero no el de españoles sino los ingresos de los extranjeros, que vienen a España por su buen clima y otros factores ajenos en su mayoría a las políticas desarrolladas, que a menudo penalizan al sector (como los impuestos).

Además, está prevista una huelga de cinco días en Iberia para diciembre, lo cual tendrá una repercusión muy negativa.

- IMPUESTOS:

Han subido tanto los directos como los indirectos, penalizando el consumo y la renta disponible para gastar o invertir.

- AYUDAS AL CRECIMIENTO:

Se están centrando en el saneamiento del sistema financiero bajo el supuesto de que una vez saneado volverá a fluir el crédito.

El crédito ha disminuido este año más del 5% tras los miles de millones de euros inyectados. Se han vuelto ahora a destinar 40.000 millones de euros para el saneamiento de la banca.

Obviamente podríamos encontrar diversas variables positivas o completar las anteriores, pero las grandes cifras ésas; y las que se deben considerar, o al menos yo lo hago, a la hora de tomar decisiones.

Una vez analizados esos datos, sumados a otros si lo deseamos, podemos optar por movernos en una dirección u otra, pero personalmente no mezclo mi estado de ánimo, ni baso mi discurso, en brotes emocionales que me surjan ese día. Ni mucho menos me arriesgo a transmitir opiniones que no se apoyen en una base sólida.

Y como en general no me gusta dar recomendaciones que puedan hurtar la libre elección de cada persona, me limito a comentar lo que hago personalmente.

Y personalmente he optado por hacer como las hormigas, que acumulan alimento para el invierno.

Tal vez algunos me digan que no habrá invierno, o que éste ya ha pasado. Pero yo sigo teniendo frío, y veo lluvia. La que nos está cayendo encima.

Por eso acumulo lo poco que encuentro. A buen recaudo.