ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 10 de junio de 2013

EL VENENO EN LA LECHE INFANTIL Y LAS PREFERENTES


Luis de Guindos. Ministro de Economía
Sesión de Control al Gobierno
17 de julio de 2012:

"La colocación de preferentes entre minoristas se produjo a partir de 2009, cuando dejaron de comprar las instituciones”

Traducción:

“Cuando los expertos en temas financieros dejaron de comprar preferentes porque se dieron cuenta de que perderían su dinero, los bancos las colocaron entre los clientes particulares”

Otra traducción:

“Cuando los que sabían del tema dejaron de comprar preferentes, los bancos se aprovecharon de la confianza que muchos españoles han tenido en ellos toda la vida para colocarles esas preferentes”


¿Y si hubiera ocurrido con otro tema?

"La colocación de leche infantil envenenada directamente entre los consumidores se produjo a partir de 2009, cuando se dieron cuenta del veneno las grandes marcas y dejaron de comprarla”

Traducción:

“Cuando las grandes marcas se dieron cuenta de que había veneno en la leche infantil que se estaba produciendo y dejaron de comprarla, los que la producían la vendieron directamente a los padres y madres”

Otra traducción:

“Cuando los expertos rechazaron comprar leche infantil con veneno, los productores se aprovecharon de la confianza en ellos de muchos consumidores para colocársela directamente para sus bebés”


Luis de Guindos. Ministro de Economía
Entrevista
9 de junio de 2013:

“Nunca debían haberse vendido preferentes a ahorradores normales, pues son un producto muy difícil de entender”.

¿Ocurriría lo mismo con la leche infantil?

“Nunca debía haberse vendido leche infantil envenenada a los consumidores, pues el veneno es muy difícil de detectar”.


¿Qué habría que hacer ahora con los que han visto morir a sus hijos?
¿Qué habría que hacer ahora con los que han visto morir su futuro?

¿Decirle a los afectados que acudan a los que les colocaron las preferentes para un arbitraje?
¿Decirle a los padres que acudan a los que han vendido la leche envenenada para que decidan cuánto dinero les quieren dar?

Preferentes. El veneno de tantos futuros.
De tantos ciudadanos solos.