ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 20 de diciembre de 2012

2.013: EL FIN DE LA CRISIS Y DE LAS CALCULADORAS


EL FIN DE LA CRISIS

Ahora que se acerca el nuevo año, se repite una pregunta en economía: ¿Saldremos de la crisis el año que viene?

Una vez más, nos saldremos del guión para decir con total convencimiento: Sí; saldremos de la crisis en 2.013.

LA LÍNEA DE FUERZA

Para ello, y dando por hecho que el espíritu de la Navidad ha cambiado los comportamientos individuales que tantas veces hemos comentado, tenemos que centrarnos en una línea de fuerza: crecer.

Ya sé que algunos dirán: Vaya, pues no es tan sencillo. A ver quién hace crecer nuestra economía.

Y les doy toda la razón: No es sencillo. Pero si lo fuera, ¿para qué habría que hacer una carrera de Económicas? ¿Por qué se necesitarían –supuestamente– tantos años para hacerse sabio y experto en economía, y luego llegar a lo más alto del Ministerio?

LA POLÍTICA DE LA CALCULADORA

Si la política económica consistiera en sacar una calculadora, para sumar y restar, bastaría con cursar primaria para llegar a Ministro.

¿Que resulta que hay más gastos que ingresos en las cuentas públicas? A ver, cuántos funcionarios hay… X. Pues si les quito la paga extra, consigo X por la paga extra que me ahorro. Genial.

¿Que necesito ingresar más dinero? Veamos: Si el IVA es del 18%, lo subo al 21%, y consigo un 3% más de cada español que compra. Fantástico.

Y así sucesivamente...

LA POLÍTICA DEL CRECIMIENTO

Se nos dirá que no hay más tarta para repartir que la que tenemos, y que por tanto hay que dividirla entre las necesidades crecientes.

Pero, ¿es que nadie va a dedicar un mínimo de esfuerzo en ver cómo hacer crecer nuestra economía? ¿Nadie tiene la capacidad, y la habilidad, de fabricar otra tarta o al menos hacerla más grande?

Por ahora, todo lo referente al crecimiento en Europa se ha reducido a una cumbre lejana en el tiempo, y sin resultados concretos.

PARA CRECER TODOS

Si la economía crece, todo crece con ella: Las empresas producen más, se contrata más gente, el Estado recauda más impuestos de todo aquello que se produce y que se compra…

Obviamente, hablamos de un crecimiento responsable y apoyado en bases sólidas, no de ése que aparece con las burbujas que rápidamente explotan y que tristemente nos han llevado a la situación actual.

Entonces nos dirán: ¿Qué hay que hacer para que la economía crezca?

DÉJAME RESPIRAR

Obviamente no vamos a resolver el tema del crecimiento en unos minutos, pero al menos sí daremos una pauta: Dejar respirar a la economía.

- Si los impuestos son cada vez más crecientes, aparte de comerse el escaso beneficio que pueda tener una empresa –que cerrará–, los productos serán más caros y la gente comprará menos, con lo el Estado acabará también por recaudar menos.

- Si no paras de inyectar miles de millones de euros en los bancos, procedentes de los impuestos crecientes antes mencionados, y ese dinero no va a las empresas y las familias, ni habrá consumo ni las empresas podrán financiar sus negocios, por lo que acabarán cerrando y el Estado recaudando también menos.

EL OBJETIVO

Por tanto, de cara al nuevo año, saldremos de la crisis, pero siempre que nos dejen respirar, sin asfixiarnos...

Si cambiamos los comportamientos que luego aparecen en la primera página de los periódicos...

Y desde luego, si el objetivo vuelve a ser el ciudadano, la pyme y el autónomo.

Así. Saldremos de la crisis. Claro que saldremos. Todos.