ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 9 de enero de 2012

LOS REYES MAGOS Y LA FIESTA DE LA ESPUMA

Manuel Votante se sobresaltó el jueves por la noche en su casa al oír un ruido en el comedor. Se levantó y, al acercarse con sigilo, casi se muere con lo que contempló:

El rey Melchor se había enganchado la capa en la esquina de la mesa y estaba caído en el suelo. Pero lo que es peor: ¡No le había dejado ningún regalo!

Al reprochárselo, su Majestad le dijo que no había puesto árbol de Navidad: "Y qué quieres -le contestó-, están las cosas como para comprar arbolitos".

"Bueno, replicó Melchor, te pondré un acertijo; y si lo resuelves te dejo la televisión de plasma:

Un hombre tenía una huerta, con las que se alimentaba él y su familia.
Huerta = Economía real.
Al lado de la huerta había construido un depósito donde guardaba 5000 litros de agua, ya que la empresa encargada de suministrarla no había reparado las acequias, y no llegaba agua por el conducto normal.
Agua = Dinero.
Empresa suministradora de agua = bancos, que deberían suministrar crédito.

Depósito de agua = dinero disponible de las familias y empresas
Un día llegó el alcalde del pueblo y le pidió 500 litros de agua al agricultor, para la fiesta de la espuma que había organizado.
Alcalde = Hacienda y sus impuestos.
Pueblo = España.

Fiesta de la espuma = Gastos políticos difíciles de justificar desde el punto de vista productivo.
Otro día el regidor se llevó otros 1.000 litros, para llenar la fuente multicolor recién intalada en la plaza principal.
Fuente multicolor = aeropuertos, tranvías y otras infraestructuras sin utilizar.
Al cabo de poco tiempo, el alcalde descubrió que parte del agua del depósito del ayuntamiento se había evaporado, con lo que mandó el camión cisterna a la huerta a por otros 1.000 litros.
Evaporación = Urdangarineo.
Pero un día se declaró un incendio junto a la huerta, que amenazaba toda la producción:
Incendio = crisis de deuda por el excesivo gasto y déficit del Estado.
Y Manuel llamó a los bomberos; pero estos vinieron con el camión vacío y también le pidieron más agua.
Bomberos = Nuevo Gobierno.
Camión = Ideas para reactivar la economía.

Más agua = Más impuestos. 
Y ahora viene el acertijo: ¿Qué les dijo el hortelano a los bomberos cuando le pidieron más agua?"

Manuel Votante estaba perplejo: Desde luego que los reyes magos se habían vuelto exigentes...

Como era de madrugada, y no tenía ganas de pensar, le dijo a Melchor: "Mira, déjadme tranquilo, no he estado todo este tiempo esperando a que llegarais para que ahora me hagáis esto".

Y fue así como Manuel consiguió su televisión de plasma: ¡Había resuelto el acertijo!