ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 2 de julio de 2013

EL PASTORCILLO Y LA RECUPERACIÓN... Y el cordero que no brota


Hace muchos años, en un lugar no muy lejano, existía un pueblecito cuyos habitantes llevaban una vida pobre y austera.

Aunque habían vivido tiempos de gran bonanza, ahora sólo tenían un pequeño rebaño de ovejas, que habían puesto a cargo de un pastor de confianza.

Un día, todo el pueblo se vio sobresaltado por los gritos del pastor: ¡Que una oveja ha parido! ¡Que una oveja ha parido!

- El sistema financiero está presuntamente saneado después de inyectarle 40.000 millones de euros públicos, y supuestamente preparado para empezar a dar créditos.

Se pusieron todos tan contentos, que rápidamente se vistieron los trajes de los domingos, y salieron corriendo hacia el monte a celebrar el nacimiento.

Pero al llegar, no vieron nada, sólo que una de las ovejas estaba un poco gorda. Y el pastorcillo no pudo dar explicación alguna.

- El crédito a las empresas ha descendido un 9,7% en mayo, como comentamos ayer.

A los pocos días, de nuevo apareció en la plaza el pastor, jadeando que ya llegaban tarde a ver el nuevo cordero que había visto la luz.

- Las pensiones están presuntamente aseguradas.

De nuevo, la carrera a la montaña a ver la buena nueva, si bien algunos optaron por quedarse ya en casa, escépticos.

Llegaron al lugar del rebaño, pero sólo vieron las viejas ovejas de siempre

- Dado que el dinero que ingresa la Seguridad Social de los que están actualmente trabajando no da para pagar las pensiones, se está recurriendo a las reservas acumuladas en años anteriores (la llamada hucha de las pensiones).

- El año pasado el déficit de la Seguridad Social fue de 12.000 millones de euros, y este año llegará a 15.000. Quedan en la hucha 60.000 millones.

A la tercera vez que llegó el pastor diciendo que iba a nacer un nuevo cordero, nadie le siguió, porque ya estaban agotados.

- Por primera vez en la historia, las compras en alimentación han caído, no ya por la bajada de precios, sino por la bajada del volumen de lo comprado.

- Se trata de un sector muy resistente a la crisis, dado que alimentarse es lo más básico, por lo que su caída refleja un consumo muy débil, y un comercio en una situación precaria.

Por eso, cuando el corderito –esta vez sí– de la recuperación dijo de nacer, nadie se dio cuenta, de tantas veces que la habían anunciado a gritos su venida.

¿Quién haría crecer ahora al pequeño corderito?: Ya no quedaban brotes verdes con que alimentarlo…