ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 26 de septiembre de 2012

ACABANDO CON LA CRISIS (II): Sin tren y sin comida, la gaviota está perdida


Atlántico Norte. 9:14 a.m.
Avión de las Fuerzas Aéreas Españolas.
Ocupante principal: Gaviota pasajera.

Situación desde ayer: Mayday por pérdida de combustible.

- Señor Presidente, estamos en mayday: ¿Qué hacemos?

- Dé vueltas en círculos, capitán.

- ¿Perdón?

- He dicho que dé vueltas en círculos.

10:14 a.m.

- Presidente, llevamos una hora dando vueltas sin hacer nada...

- Ya lo sé: Dé más vueltas a ver si se soluciona el problema solo.

- Pero señor, cuanto más tardemos el problema empeorará al tener menos combustible.

Los mercados tienen una gran información del estado de una región o país, y controlan una multitud de datos concretos.

Por eso, si buscamos el apoyo de los mercados (pidiéndoles dinero prestado por ejemplo), necesitamos que esos datos mejoren, o tomar las medidas oportunas que provoquen su mejoría.

- Vaya, pues tiene razón. Tendremos entonces que deshacernos de peso. ¿Qué me aconseja, capitán?

- Mire, Presidente, antes de venir usted el avión se decoró con objetos muy pesados, que no sólo no ayudan a volar sino que entorpecen. Fíjese en esos cuadros del fondo, con fotos de todos los pilotos desde el inicio de la democracia…

- Ya veo, ya… Bueno comencemos por otra cosa: Deshágase del tren de aterrizaje.

- ¿Cómo, señor?

- Que tire la ruedas: Nos las necesitamos ahora mismo.

A la hora de tomar medidas económicas urgentes, resulta muy importante no ceñirse a lo inmediato. Si nuestro objetivo se centra solamente el corto plazo, a medio o largo nos encontraremos con que el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Por ejemplo, nuestra necesidad de ahorro para conseguir dinero con el que pagar la deuda del Estado, no puede hacernos olvidar que si dejamos de invertir (en investigación, infraestructuras, etc.), en breve no existirá una economía de la que seguir recaudando esos impuestos.

11:27 a.m.

- Qué, capitán, ¿mejoramos?

- Negativo, señor Presidente: Perdemos altura. Es necesario reducir más peso.

- ¿Y si aceleramos para conseguir más altura?

- Señor, me va a disculpar, pero de esa forma sólo subiremos momentáneamente, y consumiendo un  combustible que necesitamos más que nunca.

Si las medidas fiscales se centran más en recaudar impuestos que en reducir al máximo los gastos prescindibles, tendremos la impresión de que disponemos de más dinero, pero se agotará al cabo de poco tiempo, y la situación empeorará.

Lo hemos visto estos meses con el IVA y los demás impuestos: Se han subido y se ha recaudado momentáneamente más dinero, pero al cabo de poco, como la gente consume menos, la recaudación es menor que al principio.

Si suelo ir a la peluquería cada mes pagando un 8% de IVA, ahora que el IVA ha subido al 21% puede que no vaya en tres meses, por lo que la recaudación por IVA es menor (mayor porcentaje cada vez que voy, pero menos cantidad total porque voy sólo una vez y no tres). Y lo que es peor: Muchas peluquerías -y sus proveedores- cerrarán, creando más paro.

- No se preocupe, capitán: acelere, acelere, que cuando se nos acabe el combustible ya vendrán a rescatarnos.

11:47 a.m. Atlántico Norte.
Avión de las Fuerzas Aéreas Españolas Gaviota Pasajera.
Con poco combustible, sin tren de aterrizaje, y pendientes de un rescate....