ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 2 de julio de 2012

¿QUÉ NOS ESTÁ PASANDO? (y III): España y el síndrome del precipicio


La pregunta que más me han hecho en los últimos días ha sido: ¿Qué te parece la última cumbre europea? Y siempre la devuelvo:

¿Y a ti?, ¿estás contento?

- Bueno, es que yo de eso no entiendo.

¿Entonces no te alegras por lo que ha sucedido?

Vamos a ver, Jesús: ¿No te he dicho que no entiendo lo que allí se ha debatido? No me voy a alegrar de lo que no entiendo...

Pues mira, se ha pedido y nos han concedido un préstamo.

- ¿Para qué?

Para ir tirando.

- ¿Y qué pasará cuando el dinero se acabe?

Pues que tendremos que pedir más.

- Pero... ¿No vamos a dejar de pedir dinero?, porque luego habrá que pagarlo...

Bueno, dejaremos de pedirlo cuando seamos capaces de generarlo nosotros.

- ¿Y cuando sucederá eso?

Cuando entiendas las cumbres europeas.

- ¿Perdón?

Si te hablo de intentar que los agricultores no pierdan dinero, sigan cultivando y contraten gente... ¿Lo entiendes?

- Pues claro.

Si me refiero a políticas de choque para que los comercios no cierren y no despidan a las personas que tienen empleadas... ¿Lo comprendes?

- Tonto no soy.

Si expongo que las empresas no paguen el IVA de facturas que no han cobrado, para evitar que tengan que ponerlo de su bolsillo... ¿Lo alcanzas?

- Por supuesto.

Si discutimos cómo impedir que nuestro tejido industrial siga muriéndose, poniendo todos lo medios para que no se vaya ninguna otra industria de nuestro país... ¿Me comprendes?

- Desde luego.

Si comentamos que el dinero donde mejor está es en el bolsillo familiar, y hay que evitar dañar su poder adquisitivo para que consuman aunque sea algo, y así entre dinero en las tiendas y en la economía... ¿Puede entenderse?

- Jesús... ¿Tú que crees?

Pues cuando eso se discuta en las cumbres, y lo entiendas, sabrás que todos ellos podrán empezar a tirar de nuestra economía, y el Estado pagar su deuda con los impuestos que recauda.

Mientras tanto, tendremos el síndrome del precicipio:

- Nos alarmamos cuando estamos a punto de caernos: la bolsa baja y la prima de riesgo sube (porque se estima que estamos en riesgo de caernos al precipicio de manera inmediata)

- Nos ponemos eufóricos cuando no nos caemos, la bolsa sube y la prima de riesgo baja (hay menos riesgo de que nos caigamos de manera inmediata)

Pero nunca nos alejaremos del borde del precipicio, con una bolsa en niveles mínimos, porque aunque suba y baje siempre está en por los suelos, y una prima de riesgo que no se aleja de niveles peligrosos.

Porque estamos siempre en el filo. Y no se hace caso a los que pueden sacarnos de allí -las empresas, los autónomos y las familias-: O ellos lo hacen, o corremos el riesgo de que en una de esas reuniones no nos tiendan la mano. Y nos caigamos.


_______________________________________________________  
MAÑANA SALDREMOS CON TU APORTACIÓN
Enviando un SMS al número 25588 con la palabra QUIEBRA
El coste es de 1,42 euros iva incluido y nos hace existir
Gestión sms: Sit Consulting SL. At. Cliente 902 116 106 info@sitmobile.com