ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 19 de octubre de 2012

EXPLÍCAME EL RESCATE (II): La manguera del náufrago


Dejábamos ayer a nuestro náufrago, España, en el mar. Y a la Unión Europea en el barco, a unos metros de distancia, diciéndonos las condiciones para subir a cubierta y ser rescatados...

¿Pero no se supone que ya nos habían dado un rescate hace poco de 100.000 millones de euros?

España pidió, y la Unión Europea aprobó, un rescate para nuestros bancos de 100.000 millones de euros.

Nos dijeron que ese dinero se le prestaría directamente a los bancos, por lo que los españoles no tendríamos que devolverlo, pero no es cierto.

El dinero se le presta a España (que lo debe), y España se lo presta a sus bancos (que se lo deben a España). Pero si los bancos no lo devuelven, o devuelven menos (esto es lo que se ha previsto), quien tiene que poner la diferencia es España -los españoles- con dinero público.

Entonces, ¿ya hemos recibido el dinero para dárselo a los bancos?


No. A día de hoy aún no ha llegado un euro. Los que tienen que poner el dinero (sobre todo Alemania), ha estado poniendo pegas desde entonces para no darlo.

¿Y el rescate de ahora qué es?


Es otro, en este caso para el país en su conjunto, porque no podemos pagar las deudas que tenemos.

¿Y por qué España tiene tantas deudas?

Porque el Estado ha gastado año tras año mucho más de lo que ingresa.

¿Era necesario gastar tanto?


Parte de ese gasto era necesario, pero otro tal vez no: Aeropuertos que no se usan, autopistas con menos uso que los aeropuertos, ciudades de la cultura y palacios de congresos vacíos...

Entonces, si España debe mucho y pide un rescate para ella que ya es grande, ¿por qué tiene que pedir también dinero para dárselo a los bancos, que son empresas privadas?


Supuestamente porque así lo prestarán a los ciudadanos.

¿Pero ha dado hasta ahora España dinero público a sus bancos?


Sí. Decenas de miles de millones de euros.

¿Y se lo han prestado a los ciudadanos?

No. De hecho este año el crédito que han dado los bancos ha vuelto a bajar un 5%: Se han quedado la mayoría del dinero público para solucionar sus problemas.


EJERCICIO PRÁCTICO DE INTUICIÓN FINANCIERA


- Tienes un cubo A lleno de agua, y quieres llevarla al cubo B.

- Posees también una manguera llena de agujeros.

¿Cómo llenarías el cubo B?


SOLUCIÓN 1: Iría con el cubo A y lo vaciaría en el cubo B.

SOLUCIÓN 2: Echaría el agua del cubo A por la manguera para ver si llega algo al cubo B.

RESULTADO

- Si ha optado por la solución 1: Repita el ejercicio sucesivas veces hasta alcanzar una solución distinta.

- Si ha optado por la solución 2: ¡Enhorabuena! Si domicilia su nómina, compra un paquete de inversión compuesto por participaciones preferentes, y consigue siete amigos que se hagan clientes, puede quedarse con la útil manguera como obsequio.