ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 9 de abril de 2013

SOLUCIONANDO A LA CRISIS: El cubo, el martillo y el suegro


Después de tanto tiempo de crisis, y sucesivos gobiernos tal vez con buenas intenciones pero escaso éxito a la hora de solucionarla, queremos proponer desde aquí varios ejercicios didácticos que les puedan ayudar en esa labor.

Se trata de algo que nuestros lectores conocen bien, y que tal vez por ello no se sorprenden del poco resultado de las medidas que se llevan adoptando en estos años. Sólo haría falta entender la vida cotidiana de la gente, y sus implicaciones económicas.

Un excesivo tiempo en la resolución de los ejercicios puede revelar el síndrome de la alfombra, de urgente tratamiento.


EJERCICIO 1: ELECCIONES ALTERNATIVAS.

Situación cotidiana:

Estás viendo el partido de la Champions en tu casa. A pesar de la ley antitabaco no has dejado de fumar, y estás echándote un “pito” en el tresillo nuevo ahora que tu mujer no te ve. Sacan a Casillas y de la tremenda sorpresa prendes fuego al sofá: ¿Qué haces?

a) Coges el extintor y lo apagas.

b) Buscas un viejo cubo con agujeros, lo llenas de agua y tratas de llevarlo rápidamente al salón para que quede algo de líquido.

Correspondencia económica:

España tiene casi seis millones de parados y miles de empresas que están cerrando: ¿Cómo ayudarías a solucionar este problema?

a) Ayudando a los parados y a las empresas.

b) Dando dinero rápidamente a los bancos, cuyas cuentas están llenas de agujeros, y ver si así llega crédito a las familias y a las empresas.


EJERCICIO 2: RAZONAMIENTO LÓGICO.

Situación cotidiana:

Para demostrarle a tu pareja que eres una persona autosuficiente y no necesitas de nadie, decides colgar tú solo unos cuadros en la pared, para adornar la casa que habéis heredado y que está hecha un desastre.

Coges un martillo de grandes dimensiones y golpeas fuertemente, con tan mala suerte que te das en un dedo y te acuerdas del marido de Ángela Merkel, sin que puedas ni desahogarte al  no conocer su nombre: ¿Qué haces a continuación?

a) Usar otro método, ya que el primero no te ha funcionado.

b) Golpear aún más fuerte el clavo a ver si ahora lo consigues, y es entonces cuando te destrozas toda la mano.

Situación económica:

Heredas una economía maltrecha y que no funciona. Comienzas a adoptar medidas rápidamente, pero no mejoran los valores fundamentales y que más afectan a las personas: ¿Qué haces?

a) Buscar otra manera de hacer las cosas, implantando medidas diferentes a la vista de los malos resultados cosechados.

b) Insistir con las mismas medidas, incluso acentuándolas, para ver si así mejora la economía por insistencia.


EJERCICIO 3: AGUDEZA RESOLUTIVA

Situación cotidiana:

Has dejado la hierba del jardín sin cortar, y esa noche están invitados tus suegros a cenar en casa. Tu suegro te tacha siempre de inútil y dejado en las reuniones familiares, y tú quieres evitar a toda costa que tu orgullo quede herido tomando una solución rápida y realista al tema. ¿Qué haces?

a) Vas inmediatamente al garaje, coges la cortadora y te pones sin más tardanza a cortar la hierba.

b) Te asomas por la valla al jardín del vecino y esperas con gran ansiedad que él corte su hierba, con la esperanza de que la tuya –por imitación– quede también cortada automáticamente.

Situación económica:

La economía española no sólo no crece, sino que está decreciendo a un ritmo del 1,5%. Los comercios en nuestras calles cierran cada semana, todos los días nos enteramos de otra persona que ha ido al paro, y la gente no compra en las tiendas porque no tiene dinero y el poco que tienen lo conserva por miedo. ¿Qué haces?:

a) Centrarte de modo urgente en todo aquello que repercuta en la economía real, haciendo que llegue de manera inmediata crédito a las empresas sin esperar a que el sistema financiero tape sus agujeros, y evitando recaudar más dinero de los ciudadanos y empresas para tapar el agujero de las cuentas públicas, sino más bien cuidando que el poco dinero que hay en la economía circule para hacerla crecer.

b) Esperar a que el contexto mundial mejore a ver si así consigue acabar con los 6 millones de parados que hay en España, que se dejen de cerrar empresas, y que nuestro país sea un auténtico vergel.