ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 16 de octubre de 2014

ECONOMÍA ESPAÑOLA: Cuando no estaba muerta estaba de parranda... Y ahora qué


Llevo días resfriado. Y el caso es que ha sido en unos días donde no tendría que haber enfermado.

La deuda pública española ha subido del 36% del PIB (todo lo que produce España en un año) a superar el 100% del PIB en siete años.

Debo decir que tal vez no me haya cuidado mucho, y sabiendo que el tiempo no estaba del todo bien, no cogí nada de abrigo por la noche.

La elevadísima tasa de paro de España, pero a los muchos planes que se han ido anunciando, no ha bajado significativamente.

De todas formas, yo estaba confiado en que seguiríamos con el buen tiempo, y que pronto se pasarían mis males.

Desde hace meses se ha lanzado el mensaje de una recuperación en marcha, sostenida por unas expectativas de crecimiento asentadas entre otras cosas en el fuerte crecimiento de nuestras exportaciones.

Y ahora resulta que ha venido el mal tiempo de golpe, con fríos y lluvias que no podía esperarme.

La economía alemana y la francesa se encuentran estancadas, y la italiana en claro decaimiento. Además llegan datos preocupantes de EEUU, por no hablar de países del euro como Grecia, que apuntan a la necesidad de un tercer rescate.

Así que aquí me hallo, con mi gripe cuando tenía que estar más fuerte para las tormentas que se avecinan: No estoy preparado.


La bolsa española ha caído hoy un 3,5%, con un desplome del 10% en el último mes, y el temor a una nueva recesión se agudiza.