ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 30 de abril de 2012

LA NUEVA POLÍTICA ECONÓMICA: Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera


Miguel siempre había sido muy ambicioso. Por eso, al heredar la vaquería de su padre, se puso a pensar en cómo  reformarla para tener una vida distinta a la de él.

Antonio, en cambio, se caracterizaba por su prudencia. Él también había heredado la vaquería de su padre, cerca de la de Miguel; pero huía de todo lo que pudiese considerarse un exceso, además de consultar con su progenitor jubilado las decisiones importantes: para él la experiencia y la prudencia eran una constante en su vida.

Al poco tiempo, Miguel derribó la vaquería y construyó otra nueva, con grandes ventanales en marcos de titanio.

- Papá -le dijo el prudente Antonio a su padre-, tienes que ir a ver las nuevas instalaciones de Miguel: ¡Impresionantes!

- ¿Para qué sirven? ¿Para que nazcan más terneros?

- No, pero se ven muy bonitas.

- ¿Y cómo las va a pagar?

- El banco le ha dado un préstamo; y cada día envía un camión de leche al banco para devolverle el dinero.

- Pero entonces tendrá menos leche, y no llegará a fin de mes.

- No, pero ahora ordeña más tiempo a las vacas, así que tiene un poco más de leche para pagarle al banco.

- ¿Y no se agotan las vacas?: Así no van a tener más terneros.

- No sé, papá, supongo que no.

- Supones... Mira hijo, me parecen muy bien las bonitas instalaciones de Miguel, pero no olvides una cosa: si no hay más vacas, no habrá más leche; y sin más leche, no hay quien mejore la vaquería ni pague esos gastos.

La Unión Europea ha convocado -por fin- una cumbre sobre el crecimiento económico en junio.

Llevamos más de 250 artículos, y 3.000 comentarios, tratando de que la política económica se centre en el crecimiento y la economía real.

Para este viaje no hacían falta tantas reuniones, comisarios, parlamentarios, asesores y analistas.

Más vale tarde que nunca, dirán...

... Los que no están entre los cinco millones y medio de parados.