ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 23 de octubre de 2012

CIUDADANOS CORRIENTES... Y una niña abandonada


Email de un lector. Recibido ayer:

Sr. Arroyo:

Sigo su blog desde el año pasado, y me leo cada mañana su artículo mientras me dirijo en autobús al trabajo.

También sigo sus intervenciones en TV, como hice este sábado en el programa en el que le vi discutir con un político acerca de lo alejados que están de la realidad y de los ciudadanos.

Sé que lo que le escribo no tiene que ver estrictamente con la economía pero no puedo aguantarme. Y sé que usted lo leerá.

Soy de Albacete, padre de familia de tres hijas, la menor de 11 años.

A esa edad de 11 años otra niña cerca de donde yo vivo, en el Salobral, conoció a una persona (por decir algo) de 37 años. Y éste comenzó a verla y a llevársela a su piso.

Durante dos años han seguido las visitas, y no sé si algo más, ante la impotencia de la madre. Puso denuncias en la Policía y Guardia Civil, y luego en la Fiscalía de Menores. Pero siempre la respuesta era que la relación era consentida y no podían hacer nada.

¡11 años Sr. Arroyo! ¡11 años! Por cierto que ese personaje mantenía numerosas armas en su casa, y había amenazado a esa madre con tomar medidas si le impedían ver a la niña.

Mientras todo eso sucedía, nuestros políticos hablaban de sus cosas: de quién tenía más culpa por la crisis, del modelo que se quiere para España y de no sé cuántas otras cosas.

Finalmente la niña fue asesinada a tiros por esa persona, que luego ha acabado suicidándose. Todavía se oyen los gritos de la madre en el tanatorio, por el dolor de la muerte y la impotencia de haber visto venir la muerte de su hija.

Y mientras tanto, nuestros políticos estaban en campaña electoral, y luego haciendo análisis de los resultados.

Sr. Arroyo, yo sólo soy una persona normal que trato de hacer mi trabajo lo mejor que puedo para que no me echen, y que llego a casa a las 9 de la noche para tratar de ver aún despiertas a mis hijas.

Yo le pregunto: ¿Qué nos queda a los ciudadanos? ¿Quién nos protege a los que sólo somos un número para los de arriba? Y si no nos defienden ni para esto, ¿me voy a creer que luchan por nuestro bienestar económico?

Sr. Arroyo, que no le importe que le critiquen o no le dejen casi hablar cuando va a los programas a decir que hay que defender al ciudadano y mirar lo mal que lo están pasando.

Agradecido como siempre,

V.D.

RESPUESTA DE JESÚS ARROYO:

Querido V.D.:

No puedo responder nada a lo que me dices, porque soy incapaz de estar a la altura de tus palabras. Pero me voy a permitir rendirte, a ti y a tantos, un homenaje mañana publicando tu email. Aunque como dices tú no es estrictamente económico.