ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 12 de julio de 2013

LA RECUPERACIÓN (I): Doctor, parece que sigo igual...


Durante estos últimos días y semanas, sufrimos un bombardeo de datos y declaraciones que hacen cuestionarse a muchos la situación real de nuestra economía.

Tras largos años de crisis, resulta lógica la duda ante todo lo que nos avanza un cambio rápido de tendencia, y sobre todo en nuestras vidas diarias.

De cara al fin de semana, dejamos unos puntos que nos pueden servir para juzgar mejor esta avalancha de noticias muchas veces contradictorias:

1) Tal y como sucediera anteriormente y con otros gobiernos, se sigue anunciando una “luz al final de túnel” que nunca acabamos de ver, por mucho que nos anuncian que está al llegar.

2) Un buen dato para comprobar esa luz es el crecimiento de nuestra economía. Para que podamos hablar de recuperación, necesitaríamos ver varios trimestres con un cierto crecimiento, o al menos ver un primer crecimiento claro.

3) Estos días hemos sabido que el Fondo Monetario Internacional ha retrasado los datos positivos de crecimiento para España a 2.015. Ha dejado en negativo el previsto para 2.013, y en 2.014 estima un 0,0%.

4) El Gobierno prevé un crecimiento leve para 2.014, y algo mayor para el 2.015.

5) En cualquier caso, para que el cambio sea notorio, y se empiece a crear empleo, ese crecimiento tendría que ser al menos del 2%, y eso nadie lo prevé hasta dentro de tres años al menos.

6) Dado que ahora la discusión se centra en esos pequeños porcentajes de crecimiento, sin apenas relevancia para la economía real, se entiende que la supuesta avalancha de datos positivos no tenga reflejo en nuestra vida diaria, que necesitarían números más elevados.

7) La recuperación española se ha centrado fundamentalmente en la restauración el sistema financiero, que supuestamente traería un mayor crédito para la economía.

8) Es ya comúnmente admitido que esa restauración no se ha completado, y de hecho se habla de nuevas inyecciones de dinero público en nuestros bancos después del verano.

9) Por tanto, el sistema financiero no ha comenzado a dar crédito, y de esa manera las empresas no pueden tirar de la economía.

10) En conclusión:

- Las mejoras de las que se están hablando son meras estabilizaciones en las caídas en el mejor de los casos, pero no una clara recuperación.

- A nivel de calle, esas supuestas mejoras no se notan, pues aunque sean reales, no son lo suficientemente fuertes como para tirar de la economía.

- El círculo que se quería realizar de mejorar el sistema financiero para que progresara la economía, no se ha producido, entre otras cosas porque el sistema financiero tenía agujeros mayores de los previstos.

Tras esto, y antes de seguir nuestro análisis, habrá que ver también cómo está el panorama económico a nuestro alrededor, y sus influencias en nuestro país.

Pero dejemos el fin de semana para asentar estas ideas…