ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 15 de marzo de 2013

LOS PRECIOS SON LA LECHE, Y LA GASOLINA


Un vaquero tenía 10 vacas que le producían 100 litros de leche al día. Como el pueblo donde vivía era pequeño, conseguía abastecer a todos, a un precio de 1 euros el litro.

Un empresario tenía una gasolinera con una capacidad de 1000 litros de gasolina al día. Como el pueblo donde vivía era pequeño, conseguía abastecer a todos, a un precio de 1,4 euros el litro.

Pero llegó la crisis, y como venía menos gente a comprar leche, el vaquero tuvo que bajar el precio a 0,75 euros el litro. De esa forma, conseguía vender toda la producción de 100 litros, aunque ganase menos.

Pero llegó la crisis, y como venía menos gente a comprar gasolina, el empresario subió el precio a 1,48 euros el litro. De esa forma, ganaba el mismo dinero que antes, aunque vendiera menos gasolina.

El gasolinero no tuvo miedo de subir el precio, porque no tenía casi competencia de otros empresarios, y además, solían ponerse de acuerdo entre todos a la hora de fijar los precios.

De esta forma, no se hacían competencia, y a pesar del descenso en el consumo de gasolina, no se veían forzados a bajar los precios.

Hasta que un día, el gobierno se enfadó y los mandó llamar:

- Vamos a ver: ¿Cómo podéis subir los precios ahora que hay menos consumo?

- Cierto, tiene toda la razón, respondieron los gasolineros.

- ¿No os dais cuenta de que la gasolina es un bien necesario y que con vuestra actitud castigáis toda la economía?

- Puede que tengas razón, no dejaron de apuntar.

- ¿Entonces?, replicó indignado el dirigente.

- A ver, señor -comenzó el más mayor de los gasolineros-, ¿cuánto ha subido la gasolina en este año de 2013?

- Pues nada menos que de 1,40 a 1,48 euros de media.

- Vaya, es mucho, ¿verdad?

- ¡Por supuesto! ¡Estáis explotando a la gente!

- Y una última cosa: ¿No es cierto que 76 céntimos de esos 1,48 euros son impuestos?

- Bueno, os dejo que tengo una conferencia...