ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 22 de febrero de 2013

EXPORTANDO ESPAÑA (I): Con platillos y... ¿tambores?


Durante estos días estamos oyendo que una de las fortalezas de España es actualmente su capacidad para exportar, que muestra una recuperación económica incipiente por la mejora de la balanza comercial.

Pero, ¿qué es la balanza comercial? ¿Qué es lo que provoca sus movimientos?

Como toda balanza, la comercial consta de dos platillos: En uno tenemos todo lo que España exporta, y en el otro lo que importa.

- Cuando España exporta un producto, quiere decir que hay un extranjero que lo compra, y nos da su dinero. Se trata por tanto de una entrada de dinero en nuestro país.

- Cuando España importa un producto, lo traemos de fuera a cambio de darle nuestro dinero al extranjero que nos lo vende. Estamos por tanto ante una salida de dinero de nuestro país.

Una balanza en equilibrio, muestra que las exportaciones son iguales a las importaciones, y el dinero que sale es el mismo que entra. Pero lo más interesante es que las exportaciones superen a las importaciones, para que haya una entrada neta de dinero en el país.

La balanza comercial española es históricamente negativa, es decir, que importamos más de lo que exportamos. Pero ahora se dice que esa diferencia está mejorando.

Y aquí es donde se encuentra la clave, ya que la balanza puede mejorar por dos motivos:

1) Porque el platillo de las exportaciones pesa más:

Esto es cierto, y las exportaciones españoles son mayores ahora.

2) Porque el platillo de las importaciones pesa menos:

Esto también es verdad, y ahora importamos menos.

Por tanto, la balanza comercial española se está equilibrando por dos motivos: porque el platillo de las exportaciones pesa más, y porque el contrario de las importaciones también pesa menos. De todas formas, esa balanza sigue siendo negativa aún, aunque un poco menos.

Pero si exportar es siempre bueno… ¿Es positivo importar cada vez menos?

Ésa será una historia para la semana que viene. Dejamos ahora los platillos y la balanza, y os deseo un buen fin de semana.