ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 13 de diciembre de 2011

LA PERSPECTIVA EUROPEA DE LA CRISIS: Tan lejana...

Ayer, al llegar de viaje, me encontré a mi vecino Luis en el portal; con cara de gran alegría.

Al preguntarle por las razones de su visible optimismo, me dijo que su hijo, que aspira a ser cantante, se había presentado a un nuevo casting.

"¿Y qué tal le ha ido?" Le dije adivinando un gran éxito. "Muy bien, la verdad, estamos muy contentos". Y continuó: "Al empezar a cantar, uno de los jurados del casting se levantó y se fue; y al terminar, le dijeron que la canción no les había gustado"

Ante mi sorpresa me comentó: “No hay que perder la perspectiva”

Tras la cumbre europea del viernes, y la alegría de nuestros líderes ante las excelentes medidas adoptadas, faltaba pasar el examen de los mercados.

Tal y como pasara con mi amigo, sólo alguien con un mínimo de oído –sentido común en este caso- hubiese anticipado el resultado de ese examen. Pero a veces los lazos familiares o las ganas de que la economía se arregle como por arte de magia, nos hace estar sordos:

- ¿Se ha solucionado el problema de la inmensa deuda generada por el despilfarro de algunos estados?

No. De hecho Alemania ha dicho que no piensa avalar a esos estados, ni con eurobonos ni permitiendo al Banco Central Europeo que les ayude.

- ¿Se ha impedido que los países de la Unión Europea puedan volver a endeudarse de manera astronómica?

Bueno, se ha dicho que no deben gastar mucho, y que deben ponerlo en sus constituciones (que manejan ellos mismos). Y si se pasan -es decir, cuando ya se hayan pasado- se les sancionará. ¿Arriesgarías tu dinero dándoselo a estos países en estas circunstancias?

- ¿Algo de economía real?: No. ¿Del paro?: No. ¿Crecimiento?: Bueno, que se reunirán de vez en cuando para ver qué hacer.

Por desgracia los mercados se comportan como los jueces del casting: No atienden a amor de padre: juzgan los resultados. Y así como uno de los jueces se fue, Gran Bretaña abandonó, diciendo que “saltaban del Titanic antes de que se hundiese”.

¿Y qué decir del resultado del casting europeo? ¿Qué han dicho los jueces –los mercados- para España?:

- ¿Ha subido la bolsa de modo espectacular ante las buenas expectativas de la cumbre?: No. Es más, ayer sufrió un desplome.

- ¿Y la prima de riesgo, que mide el riesgo que los inversores ven en nuestro país a la hora de invertir? Pues se ha vuelto a disparar.

Seguir oyendo lo magníficas que son esas medidas adoptadas, suena como la canción del hijo de mi amigo: A menos que seáis dirigentes políticos os parecerán inútiles y desafinadas.

Y nos dicen que "no hay que perder la perspectiva". Tal vez desde Bruselas se pueda tener. Pero no en el pozo de nuestra economía real. Donde están los parados. Y nuestra economía. La real.