ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 14 de marzo de 2012

DECLARACIONES EN EUROPA: Bienvenido al mundo Mátrix


Las reuniones en Bruselas, o ahora en Berlín por el cambio de poderes en la Unión Europea, suponen para muchos de nuestros dirigentes y directivos la entrada en una especie de mundo "Mátrix".

Se trata de un mundo desconectado del que se vive en la tierra patria, y en el que se hacen tantas veces declaraciones que más tarde hay que rectificar de urgencia cuando se publican aquí; porque la salida del mundo "Matrix" supone toparse de nuevo con la realidad nacional.

Un ejemplo lo encontramos en las recientes declaraciones en Bruselas del Presidente del BBVA a sus colegas:

"La mayoría de los españoles aceptan los recortes, y se aguantarán"

Efectivamente, los españoles estamos aguantando una subida de impuestos que, de facto, nos ha quitado un 12% adicional de nuestra renta disponible. Y ello, no nos engañemos, para pagar excesos pasados en aeropuertos sin uso, congresos y eventos públicos de temática dudosa, fundaciones con fines inexistentes, etc.

Estamos aguantando desde hace años el recorte de gastos sociales, que nos hace guardar más colas que nunca en las urgencias de los hospitales, y ver las pensiones de nuestros mayores disminuir por los métodos más sofisticados de recálculos, gravámenes o bajadas directas.

Estamos aguantando desde hace años que los funcionarios tiemblen cada vez que reciben el extracto del banco para ver cuánto les llega ese mes; o si les han quitado alguna paga.

Estamos aguantando desde hace años esos juicios continuos por malversaciones de fondos, que acaban con penas menores y el dinero malversado sin recuperar.

Pero, ¿hasta cuándo? ¿Ese "aguantarán" no tiene límite?

Permítame, Sr. Presidente del BBVA, que reescriba su frase:

La mayoría de los españoles aceptan los recortes, y se aguantarán si...

- Se reducen los 1.228 diputados de 17 parlamentos autonómicos, y otros 350 nacionales, que gastarán más de 500 millones de euros este año; sin incluir 30 millones en móviles y 1 en ipads.

- Ya que las diputaciones nos cuestan 22.000 millones, se replantea la existencia o el tamaño del Senado.

- Disminuyen los 40.000 coches oficiales, que nos suponen 1.920 millones de euros de uso y mantenimiento.

- Se soluciona el tema de las embajadas autonómicas, que salen por 500 millones al año.

- Hacienda y la Seguridad Social cobran los 750 millones que les deben los clubes de fútbol.

- Puesto que no hay un peligro inminente de invasión extranjera en España, sino más bien de invasión total de la crisis, se reducen los 35.000 millones de euros comprometidos en compra de armas para los próximos 10 años.

- Ya que en España hay tantas mujeres que no llegan a fin de mes, e incluso tienen que acudir cada día a comedores de Cáritas, se replantean los 16 millones de euros que donamos a la agencia de la ONU para las mujeres (Francia da 200.000 euros): La solidaridad primero con los de dentro.

Estamos aguantando, Sr. presidente del BBVA, pero sinceramente no sé hasta cuándo; porque además, el nuevo objetivo de déficit habrá de cumplirlo de alguna manera, y esa manera desde hace años consiste en hacer recortes, o subir aún más los impuestos.

Pero a mí me salen muchos millones en las partidas mencionadas, y otras que me dejo para no ser prolijo. Tantos que hasta podría dejar el déficit en cero sin tocar gasto social.

Dígalo en Europa, Sr. presidente del BBVA, y si no les gusta a algunos, que se aguanten. Ellos.