ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 1 de octubre de 2012

ENTREVISTA PUBLICADA EN "LA NACIÓN"
ARGENTINA

Sábado 29 de septiembre de 2012
Pinchar aquí para original: Crisis en Europa

ESPAÑA VA A QUEBRAR... SI NO HA QUEBRADO YA

El economista Jesús Arroyo no descartó que haya un "corralito" o que el país vuelva a la peseta; predicciones de un bloguero exitoso

Por Adrián Sack | Para LA NACION

MADRID - Jesús Arroyo Fernández era, hasta agosto del año pasado, un economista profesional y, al mismo tiempo, un "ciudadano de a pie" preocupado por ver a España acercarse al borde del abismo.

Hasta que un día de aquel verano boreal, cansado de las especulaciones, los temores y los lugares comunes que se escuchaban sobre una crisis muchas veces subestimada, decidió unir su mirada profesional y su experiencia personal para abrir el blog "Diario de la Quiebra (de España)".

Fue a partir de entonces cuando empezó su proceso de transformación hacia el personaje público que llegó a ser hoy: el gurú de los ahorristas que temen por el futuro de sus depósitos y el consejero más buscado entre quienes se sienten desamparados en un escenario económico dominado por el desempleo, los desalojos y las reiteradas estafas de los bancos.

"Recibo muchas preguntas de gente desesperada por saber qué deben hacer con los ahorros que tienen depositados en los bancos. Y yo siempre les recomiendo que lo piensen bien y actúen para quedarse tranquilos, de acuerdo a su propio criterio y sin dejarse llevar por consejos interesados. Lamentablemente los bancos les han engañado muchas veces" , dice en su entrevista con LA NACION.

Sin embargo, su bitácora sobre el presente amargo de la economía española no es solo un refugio para aquellos que no se sienten representados por la reiterada defensa de los bancos españoles que suelen hacer los grandes medios de comunicación locales.

Su popularidad, que en la actualidad se traduce en el millón de visitas que recibió en su año de vida, desde 115 países, también se cimentó en la gran cantidad de predicciones acertadas que salieron desde allí, como la inevitabilidad del rescate financiero -antes de las elecciones del año pasado-, el empeoramiento de la situación económica tras la asunción de Mariano Rajoy, el aumento sin freno del desempleo e, incluso, el salvataje de Bankia, cuando nadie suponía que esa polémica decisión pudiese ser cierta.


Hoy, con el rescate total al borde de su consumación, Jesús Arroyo se atiene al título de su blog y da por hecho que España quebrará. Y, al igual que el Premio Nobel Paul Krugman, tampoco descarta la posibilidad de que se ponga en práctica un "corralito" bancario en su país, ni de que la economía española pueda salir del euro en el futuro.

"España va a quebrar, si no se puede decir que ha quebrado ya" , dice, tajante , tras dar ya por hecho la intervención formal de la economía española a cargo de los "hombres de negro" de Bruselas.

"El gran problema que nos llevó a esta situación -explica- es que nuestro país ha perdido el rumbo. Si pensamos que la economía de España es un barco, podemos decir que nuestro país tiene las velas agujereadas. Tuvimos muchos años para proveerlo de buenas velas, es decir, de una economía real potente, y solo gastamos dinero en dotarlo de adornos de lujo, sin nadie que lo impidiera, ni desde el gobierno ni desde los organismos que tenían que supervisar. Pero ahora, que necesitamos movernos, no lo hacemos, porque no podemos".

El uso de una parábola como argumento no es caprichoso ni antojadizo: Arroyo Fernández siempre explica así en su blog, a través de metáforas comprensibles para sus lectores, la complejidad de la actual situación económica de España y su impacto en la vida cotidiana.

"Entonces -prosigue su paralelismo- lo que se nos propone como solución es un rescate financiero. Y no se trata, en rigor, de una solución, porque el dinero de la ayuda financiera internacional no se va a utilizar para comprar velas nuevas. El rescate, justamente, no es más que la venta de esas velas de la economía real a Bruselas" , asegura.

En su opinión, el mayor inconveniente para el "ciudadano de a pie" , con el que Jesús Arroyo se identifica en todo momento, es que "está solo" en la lucha contra la crisis. "Hoy por hoy, el gobierno [de Mariano Rajoy] concentra sus esfuerzos en resolver el problema de la gran deuda del Estado, es decir, en conseguir dinero para pagarla. Los bancos, por su parte, solo están preocupados por el dinero que deben y por tapar el inmenso agujero que tienen. Pero los ciudadanos están solos, cada vez con menos ayuda del Estado, y con bancos que no dan crédito" , dice.

Arroyo, quien suele ser convocado por distintos medios de comunicación, donde a menudo sostiene airadas discusiones con los defensores del actual plan de ajuste del Palacio de la Moncloa, también ve una parte importante del presente problema de España en la pérdida del control de su propia economía.

"Con la reciente visita de (la canciller alemana) Angela Merkel, hemos notado que no vino una amiga, sino alguien a poner condiciones. Después de haber gastado tanto tiempo nuestro dinero en cosas innecesarias, nos hemos puesto en manos de nuestros prestamistas. Por eso, no podemos decir que España siga siendo un país soberano" , afirma.

Ante las comparaciones, tan crecientes como polémicas, entre la crisis terminal sufrida por la Argentina a finales de 2001 y las actuales turbulencias padecidas por España, Jesús Arroyo no dudó en subrayar algunas similitudes. "Son casos y países distintos, sin duda. Pero hay una gran coincidencia en la falta de confianza en los bancos. Aquí, como sucedía entonces allá en la Argentina, la gente se pregunta, «¿qué va a pasar con mis ahorros?». Las sensaciones son parecidas" , observa.

En cuanto a la posibilidad de que España deba recurrir a un "corralito" bancario, negada por el gobierno español y la mayoría de los analistas locales, el economista, en cambio, no lo descarta. "La desconfianza de la gente y de los mercados ha hecho que muchas preguntas que nos hacemos no sean hoy tan absurdas. ¿Va a seguir el euro? Cada semana debe salir un dirigente a decir que sí. y cuando se insiste tanto, es un problema. ¿Va a volver España a la peseta? Tampoco se puede afirmar con rotundidad que no. ¿Va a haber un corralito? Mi respuesta es: ¿Estamos seguros de que no lo va a haber? Hemos pasado por tantas cosas en España, que ya no podemos estar seguros de nada".