ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 10 de enero de 2013

FENÓMENOS PARANORMALES: El crédito y el cazo


Ahora que cada vez que oímos la expresión "que fluya el crédito" nos suena a título de monólogo de comedia, podemos preguntarnos acerca de este fenómeno paranormal hoy en día en España: El crédito.

Primero el Estado obligó a que se unieran muchos bancos y cajas, hasta hacerlos de tamaño mastodóntico, con la esperanza de "que fluyera el crédito"... Pero el crédito no fluyó.

Luego se entregaron miles de millones de euros de dinero público a los bancos para "que fluyera el crédito"... Pero el crédito tampoco fluyó.

Y entonces llegamos a preguntarnos: ¿Pero dónde está el dinero? Porque dinero tiene que haber... De otra forma, ¿de dónde sacarían beneficio los bancos para mantener su negocio?

A las familias no les dan un euro. A los autónomos y pymes sólo los buenos días... ¿Qué nos queda entonces? Pues el Estado.

- Vamos a ver, Jesús: ¿Estás diciendo que el Estado les da decenas de miles de millones de euros para que se lo presten al mismo Estado?

- Bueno, en realidad, como el Estado no tiene dinero y lo necesita, le dice a Europa que se lo dé a los bancos españoles, y los bancos españoles se lo dan al Estado.

- ¿Y por qué no le da Europa el dinero directamente a España?

- Porque no puede, ya que todos los países empezarían a pedir también. Así que se hace un círculo vicioso: España se lo pide a Europa, Europa se lo da a los bancos españoles y los bancos españoles se lo dan a España.

Hagamos una sencilla comprobación:

Cuando España tiene que pedir dinero prestado (emitiendo deuda pública), ¿quiénes le prestan?:

Los bancos españoles en su gran mayoría: Reciben de Europa dinero al ridículo coste del 1%, y se lo prestan a España al 5%, y por lo tanto ganan con el pase un 4% (y con dinero que no es suyo).

Ahora tal vez entendamos por qué cuando nuestros dirigentes dicen, antes y ahora, que van a hacer que el crédito fluya, lo gritan con gran convicción.

¡El crédito sí fluye! Pero ya lo explica el refrán: "Agua que no has de beber, déjala correr"

... Y muchos no tenemos cazo.