ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 27 de diciembre de 2011

EL DISCURSO DEL REY QUE NO SE PUBLICÓ

De acuerdo, Majestad, estamos en un momento en el que todos debemos arrimar el hombro; ajustarnos aún más el cinturón para salir adelante.

Todos, desde mileuristas, pasando por pymes y funcionarios, han de aceptar unos necesarios recortes, que harán salir a flote nuestra economía: Tenemos que estar unidos en este momento de escasez para salir adelante.

Seré el primero en aceptarlo, Majestad, pero le pido sólo un detalle: ya que hemos de permanecer juntos en estos tiempos duros y difíciles, me gustaría que reescribiese sus discursos de 2002 a 2007, cuando España estaba tan floreciente.

Le sugiero tan sólo el inicio, para que usted pueda continuar:

Queridos españoles:

Ante los buenos momentos que nos esperan, como depositario de los valores del Estado, os pido estar más unidos que nunca. En este tiempo, es importante que todos sepamos disfrutar intensamente de la prosperidad; nos va mucho en ello.

Sé que será difícil poder gastaros todo el dinero que recibiréis, pero en nombre de la Corona os pido ese esfuerzo. Aumentará el sueldo de los funcionarios, se rebajarán todos los impuestos, y los autónomos recibirán un adelanto de las facturas que emitan. 

Supondrá un esfuerzo adaptarse a una gasolina más barata, un alcohol sin impuestos y un tabaco con el precio por los suelos.

Os animo a permanecer unidos a la hora de recibir los beneficios de la burbuja inmobiliaria; y a aceptar sin queja un sobresueldo por dicho motivo. Tened por seguro que con ello crearemos una España mejor.

Vienen tiempos duros, porque tendréis que deshaceros de vuestro viejo coche al que os habéis adaptado, y usar uno público a cargo del Estado. Y habréis de superar los inconvenientes de hacer viajes por el extranjero sin motivo aparente, además de asistir a muchas cenas en los mejores restaurantes con una Visa que se os entregará; pero nos va en ello nuestro futuro.

Majestad, hay un dicho muy nuestro que dice a las duras y a las maduras. Pero para nosotros la fruta siempre está dura. Y verde...

... Verdes están los ciudadanos de a pie.