ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 28 de febrero de 2013

LO QUE ESTÁ POR VENIR (II): Sobrevive, lobo herido


Hoy has salido a la calle después de una noche durmiendo regular, muy regular. Una vez más.

Pretendías encontrarte una España distinta de la que viste ayer, más parecida a la que has soñado por la noche. Pero España sigue siendo esta España.

Llevas un tiempo pensando que el país que conoces, que pisas cada mañana, no se parece al que te cuentan en televisión. Y mucho menos al que tratan de arreglar nuestros dirigentes.

No sabes lo que es la prima de riesgo, y ya ni te importa. Porque hace tiempo que desconectaste de todo lo que no oliera a comida, a dinero inmediato; el que necesitas.

En el fondo te sientes algo de lástima, ésa que nadie parece tenerte. Porque si hace pocos años te llegan a decir que ibas a estar así, te hubieras reído. Triunfador, triunfadora: Ése llegó a ser tu nombre; tan lejano.

Y con esa mirada de lobo herido me has encontrado en la cafetería, adonde habíamos quedado para tomar un café. Café entre lobos que parecen perseguidos: Lobos heridos como tú; los que encontramos allí agarrados a un café pidiendo soluciones.

Me dices que me ahorre la explicación de cómo veo esto, porque ya viste el artículo anterior y porque te lo sabes de memoria: El artículo y cómo está esto. Que tú quieres ver una salida, para ti; no para la economía que va a su aire.

Te digo que eres un lobo herido, y tu media sonrisa me lo demuestra. Pero que hace frío, y a ti te falta pelo para protegerte. “Lo he perdido, casi todo”, me has respondido.

“Pues consíguelo de nuevo, que no están los tiempos para ir desnudo. Hace frío, mucho frío”, respondo. “¿Y de dónde lo saco?”, me dices tú. “De donde sea, abrígate como sea”.

Las cosas no van a mejorar a corto plazo, y a medio tampoco.

Si a alguien le parece demasiado duro o pesimista en exceso, puede leerse los artículos y comentarios iniciales y ver si el sentido común se equivoca. Pero no, me temo que no. Además, si pisas la calle y te manchas los pies, posiblemente piensas lo mismo.

Ocultarlo es cosa de otros lugares, pero aquí tenemos que decirlo así. Y con esa perspectiva realista, podremos empezar a construir una buena opción de vida en lo que a la economía se refiere. Si no, te quedarás o seguirás sin nada; y nadie vendrá a socorrerte. Y lo sabes.

Y una vez que te hayas creído lo que tu propio sentido común te dice de la situación general, y la tuya particular, podrás empezar a buscar ese pelo que te abrigue. Porque el frío sólo ha comenzado.

Lo que tengas que hacer, hazlo ya.

Te planteas que a este paso, y a este paro que acumulas de más de un año, tendrás que hacer cualquier cosa para llevar dinero a casa. ¿Tendrás? ¿Y por qué no lo haces ahora?: Cuando quieras buscar ese trabajo impensable para ti, o te plantees ir al extranjero, ya todo estará ocupado.

Tal vez eres de los que acumulas pérdidas mes a mes, día a día, en tu negocio. Porque el alquiler es excesivo, los costes altísimos y los clientes muy pocos. ¿A qué esperas para cortar la sangría? ¿A que los españoles tengamos dinero en el bolsillo estando el 27% en paro? ¿O a que te dé el Gobierno unas ayudas que no existen ni existirán para la gente que hunde los pies en la España real?

A lo mejor estás entre los que no saben que el número de hipotecas ha descendido este año un 30% con respecto al mal año anterior. El precio de los pisos sigue en caída libre, y los bancos tienen aún muchos por sacar a la luz. ¿Y me dices que estás esperando a vender lo que compraste a que suba el mercado?

Tú decides. Porque vas a sobrevivir

Si quieres oír otras palabras, tienes muchos medios y personas que te las dirán. Pero cuando pasen unos meses estarán desaparecidas, y no tendrás nada.

Y tú, lobo herido, sabes que tienes que buscarte la vida. Pero tienes que hacerlo ya, actuar ahora. Tomando esa decisión que estás retrasando a la espera de tiempos mejores. Porque no quieres tomarla, y muchos alimentan tu inacción engañándote sobre la situación y tu situación real.

Consigue pelo para el frío donde sea. De donde hemos dicho y donde puedas encontrarlo: De donde sea. Y si tienes que hacer algo, hazlo. Pero hazlo ya.

Si no lo haces, morirás de frío. Y no puedes morir, porque tienes a muchos que están esperando que sobrevivas. Que te necesitan. Te necesitamos.

Porque puedes sobrevivir, y vivir. Y lo vas a hacer, lo vas a conseguir.

Te alegrarás. Y nosotros contigo.


martes, 26 de febrero de 2013

LO QUE ESTÁ POR VENIR (I): Tú, persona de la calle


Ésta es la cuarta vez que en este año y medio de existencia del blog hacemos un alto en el camino.

Los que lo habéis seguido desde el principio, sabéis que lo hago cuando hay hechos tan relevantes que lo merecen. Lo hicimos dos veces con el Gobierno anterior, y es también la segunda que lo hacemos con éste.

Siempre estos hechos han surgido como defensa de las personas sobre las que recaen las realidades económicas, y que muchas veces son las que menos en cuenta se toman.

Además en esta ocasión me veo empujado a escribir estas líneas porque tras las numerosas consultas privadas que me habéis hecho, considero un deber poner por escrito buena parte de las ideas comentadas, y que pueden afectar a la mayoría de lectores.

Por eso, pongo aquí algunas de las preguntas que más me repetís:

1) ¿ESTAMOS SALIENDO YA DE LA CRISIS?

Desgraciadamente no. Me gustaría decir lo contrario, pero mentiría.

2) ¿HAY ALGUIEN MÁS QUE LO PIENSE APARTE DE TI?

Me temo que sí, y ahora además la Unión Europea, tras la cierta euforia desatada en nuestros dirigentes, ha venido a recordarlo.

3) ¿POR QUÉ PIENSAS ASÍ?

Porque los datos ciertos y reales así nos los apuntan. Con el agravante de que esos hechos son los que más afectan al ciudadano.

4) CONCRETA UN POCO MÁS LOS DATOS GENERALES

Crecimiento de la economía previsto para 2013: -1,4%

Tasa de paro prevista para 2013: 27%

Tamaño de la deuda para 2013: A punto de alcanzar el 100% de todo lo que producimos en un año.

Gasto del Estado: Ha superado en 80.000 millones de euros a lo que ingresa.

5) ¿Y QUÉ SE HA HECHO HASTA AHORA?

Se han hecho sucesivas reformas financieras para tratar de arreglar el agujero en los bancos. Aún no se ha solucionado del todo.

Se han subido múltiples impuestos para tratar de tapar el agujero del Estado. Como no se han reducido drásticamente los gastos políticos, no se ha conseguido solucionar.

6) ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE PREOCUPA AHORA?

El tema social.

7) ¿POR QUÉ?

Porque siempre se ha dicho que la familia era el colchón de todos, pero con la tasa de paro existente y tan prolongada, los ahorros han desaparecido; pero también los de padres y abuelos, con lo que no hay donde acudir.

Muchos en España están pasando verdadera necesidad, que tiene sus ejemplos más trágicos en los suicidios, pero por detrás de ellos hay una verdadera masa cada vez más desesperada que va aumentando.

Y el problema es que encontramos latente un caldo de cultivo que puede prender en un momento dado, que ya está prendiendo, sin que nos demos cuenta.

8) ¿Y QUÉ SE PUEDE HACER?

Esto es un tema que veremos mañana…


lunes, 25 de febrero de 2013

EXPORTANDO ESPAÑA (II): Pintor, que pintas con amor


Manuel estaba muy contento: Ese mes por fin había conseguido ahorrar después de muchos de penurias y esfuerzos; pero los frutos estaban surgiendo y quería contárselo cuanto antes a Dolores, su mujer.

Y el caso es que no vendía muchos más cuadros, aunque desde que colocaba una parte a los "guiris", como él llamaba a los extranjeros, las cosas parecían mejorar.

Pero cuando llegó a casa tan contento, se encontró con la misma cara de resignación de Dolores.

- Venga, arriba el ánimo Dolores, que por fin la vida nos está sonriendo.

- ¿Sí? Pues explícamelo, que me lo estoy perdiendo...

- A ver, ¿cuánto ahorramos el mes pasado?

- ¿Algo así como nada?

- Pues este mes tenemos... ¡500 euros en la hucha! ¿No está genial?

- ¿Y cómo lo has conseguido? ¿Has vendido más cuadros?

- Bueno, en realidad los mismos, lo cual es un logro, porque los vecinos no compran y se los he tenido que colocar a los "guiris".

- Pues mira, Manuel: Has sustituido las ventas a los vecinos por ventas a extranjeros, por lo que en el fondo no has aumentado el negocio.

España está exportando más, y nos alegramos por ello, tal y como nos insisten ahora.

Pero como los españoles consumen menos, en realidad la producción es la misma.

Y al ser la producción la misma, no aumenta el empleo.


- Bueno, Dolores, pero al menos tenemos ahora los 500 euros ahorrados.

- Claro Manuel, porque no hemos gastado nada en las rebajas, y ya no vamos al teatro ni nos damos el capricho de la cervecita...

- Pues mira, eso que ganamos nosotros con nuestros 500 euros ahorrados.

- Sí, claro, pero ¿de qué van a vivir esas tiendas, bares y teatros? Echarán a gente a la calle. Y no te comprarán cuadros porque no tienen dinero.

- Vaya, no había caído.

- Ay Manuel, que los extranjeros van y vienen, pero hasta que no veas a nuestros vecinos volver a llevarse los cuadros las cosas no mejorarán.

El consumo interno de los españoles no para de caer. Por eso no sólo no compran a las empresas españolas, sino que tampoco adquieren productos extranjeros (importaciones).

Las empresas españolas no tienen más remedio que vender fuera (exportaciones), pero no porque produzcan más, sino porque tienen que colocar fuera lo que no consiguen hacer dentro.

Por tanto, aunque nos alegramos de que España exporte más, no es una gran alegría, puesto que es una exportación de supervivencia, porque la gente ya no consume dentro.


Parafraseando a Antonio Machín: "Pintor que pintas con amor, y que dejarás de pintar, si el cuadro sólo lo colocas en el exterior"


viernes, 22 de febrero de 2013

EXPORTANDO ESPAÑA (I): Con platillos y... ¿tambores?


Durante estos días estamos oyendo que una de las fortalezas de España es actualmente su capacidad para exportar, que muestra una recuperación económica incipiente por la mejora de la balanza comercial.

Pero, ¿qué es la balanza comercial? ¿Qué es lo que provoca sus movimientos?

Como toda balanza, la comercial consta de dos platillos: En uno tenemos todo lo que España exporta, y en el otro lo que importa.

- Cuando España exporta un producto, quiere decir que hay un extranjero que lo compra, y nos da su dinero. Se trata por tanto de una entrada de dinero en nuestro país.

- Cuando España importa un producto, lo traemos de fuera a cambio de darle nuestro dinero al extranjero que nos lo vende. Estamos por tanto ante una salida de dinero de nuestro país.

Una balanza en equilibrio, muestra que las exportaciones son iguales a las importaciones, y el dinero que sale es el mismo que entra. Pero lo más interesante es que las exportaciones superen a las importaciones, para que haya una entrada neta de dinero en el país.

La balanza comercial española es históricamente negativa, es decir, que importamos más de lo que exportamos. Pero ahora se dice que esa diferencia está mejorando.

Y aquí es donde se encuentra la clave, ya que la balanza puede mejorar por dos motivos:

1) Porque el platillo de las exportaciones pesa más:

Esto es cierto, y las exportaciones españoles son mayores ahora.

2) Porque el platillo de las importaciones pesa menos:

Esto también es verdad, y ahora importamos menos.

Por tanto, la balanza comercial española se está equilibrando por dos motivos: porque el platillo de las exportaciones pesa más, y porque el contrario de las importaciones también pesa menos. De todas formas, esa balanza sigue siendo negativa aún, aunque un poco menos.

Pero si exportar es siempre bueno… ¿Es positivo importar cada vez menos?

Ésa será una historia para la semana que viene. Dejamos ahora los platillos y la balanza, y os deseo un buen fin de semana.


jueves, 21 de febrero de 2013

EL SEÑOR Y EL MULERO: Debatiendo el estado de la Nación


Nos hemos reunido, señores marqueses, condes y heraldos, para el bien de nuestro pueblo.

Ya sé que algunos no me quieren como rumbo, y que incluso después de diversos escándalos protagonizados por mis allegados dudan de mi guía, pero aquí estoy, con pulso fuerte.

Vengo hoy a insistiros en el camino que mejorará la vida de nuestras gentes, y nos hará ser de nuevo la envidia de las naciones cercanas y lejanas; con unas medidas que quiero discutir con vuecencias.

Dedicaremos parte de nuestro oro a limpiar las calles, y construir mejores caminos. Haremos que el pueblo ponga flores en las plazas, y candelas colgadas de las paredes.

Fomentaremos estudios para ver cómo hacer que nuestras gentes tengan salarios que llevar a sus casas, y lleguen a vivir con pan en el cuerpo y paz en el alma.

Pensaremos cómo procurar que los más hábiles sean ayudados en sus oficios, y hagan viajes de comercio a las naciones vecinas.

También…

- Perdón, señor.

(Silencio en el salón del castillo, que se transforma en estupor al ver quién levanta la voz)

- ¿Quién me llama?

- Soy yo, señor, su humilde servidor y solícito mulero.

- ¡Pardiez!, osado eres alzando tu voz entre tan altos dignatarios.

- Es que, señor, me han gustado mucho sus propuestas.

(Rumor entre los marqueses, condes y heraldos).

- Me alegra saber eso de tan avezado servidor.

- Pero una cosa, señor.

- Dígame, mulero.

- Ha dicho que se arreglarían los caminos, y que los habitantes pondrían flores y encenderían las candelas.

- Así es, mulero.

- Pues no va a poder ser.

(Rostros de sorpresa seguidos de indignación entre los presentes por el atrevimiento)

- Hirientes palabras diriges a tu señor.

- Es que… Ya no queda nadie: el que no ha muerto se ha ido; y la desesperación de los que quedan no puede esperar más.


Dedicado al Debate del Estado de la Nación.


miércoles, 20 de febrero de 2013

martes, 19 de febrero de 2013

LA NUEVA ECONOMÍA: Zumo de naranja


La educación económica en España sufre de importantes lagunas que los expertos recomiendan solventar.

En estos tiempos de crisis, tener un conocimiento adecuado de los factores que mueven la economía, y cómo afrontarlos desde una perspectiva personal, puede ayudar a sobrellevar mejor situaciones difíciles.

Por ello, desde aquí queremos seguir contribuyendo a un mayor conocimiento popular de la economía, por lo que proponemos hoy un sencillo ejercicio que nos ayude a evaluar nuestro nivel:


SITUACIÓN ECONÓMICO ELECTIVA

Tienes un campo de naranjos. Vas una mañana a recoger varios cestos de fruta y, al contarla, te das cuenta de que tienes 191 naranjas podridas.

Consternado por el hallazgo, recapacitas y reconoces que tienes que hacer algo para disminuir un poco tanta podredumbre.

¿Qué haces?

OPCIÓN 1:

Cambias el sistema de cultivo y recolección, de tal forma que cuando recojas las naranjas haya menos podridas.

OPCIÓN 2:

No haces nada, y decides encerrarte en tu casa hasta que vengan tiempos mejores.

OPCIÓN 3:

Como tienes 191 naranjas podridas, que son muchas, vas a casa de un amigo y le colocas 24 naranjas de ésas, con lo que te quedan sólo 167 podridas.


SOLUCIÓN:

HAS ELEGIDO LA OPCIÓN 1:

Desde luego voluntad no te falta, e incluso buenas intenciones, pero a pesar de ello (o precisamente por ello) no has dado con la solución económica correcta.

HAS ELEGIDO LA OPCIÓN 2:

Tu intención de refugiarte sin hacer nada hasta que vengan tiempos mejores es una elección políticamente muy correcta, pero no te servirá desde el punto de vista económico.

HAS ELEGIDO LA OPCIÓN 3:

¡Correcto! Demuestras una gran habilidad y comprensión económico financiera, que se puede ilustrar con la noticia económica de ayer:

La banca ha disminuido la morosidad (los préstamos que no puede cobrar) desde 191.000 millones de euros a 167.000 millones.

Tras la inicial alegría, se ha aclarado que la disminución se ha debido a que ha colocado 24.000 de esos préstamos al "Banco Malo", banco creado con dinero público para solucionar los problemas de la banca.

Desde los tiempos del anterior Gobierno, y ahora con el actual, nos hemos declarado siempre en contra del "Banco Malo". Sin embargo, mucho nos recriminaban que era un buen negocio para el Estado, para todos.

Hoy estamos de enhorabuena: Nuestro dinero, el de todos, nos ha hecho propietarios de 24.000 millones de euros que no se pueden cobrar. Porque se emplearon en construir casas y chalets en mitad de la nada.

Si se hubieran vendido, no hubiéramos participado de los beneficios, pero como no, ahora los bancos nos han colocado esos préstamos que dieron a los que los contruyeron.

¡Felicidades!


lunes, 18 de febrero de 2013

LA BOLSA: ¿España en una bolsa?


La bolsa sigue loca: Sube y baja pero nunca despega, con un movimiento que a veces no hay quién lo entienda.

Por eso, para tratar de comprender la bolsa, hoy nos vamos a centrar en un aspecto que puede resultar poco técnico, pero que tiene gran influencia en ella: Las expectativas.

Uno puede pensar que lo principal a la hora de analizar el movimiento del mercado -la bolsa- donde se reúnen las mejores empresas del país, reside en el hecho de si esas empresas van bien o mal, si tienen beneficios o no.

Siendo eso importante, no podemos perder de vista que lo que preocupa a los que entran en la bolsa a comprar las acciones de esas empresas es sobre todo lo que va a pasar en el futuro con ellas.

Una empresa puede ir mal, pero si hay expectativas de que vaya bien, entonces despierta el interés de inversores que quieren comprar sus acciones, y el precio de esas acciones sube.

Por el contrario, una empresa puede ir bien, pero si hay expectativas de que vaya mal, entonces los inversores que tengan sus acciones decidirán venderlas, y el precio de esas acciones baja.

Y si nos referimos al conjunto de empresas más importantes de un país, y que se encuentran en la bolsa, podemos hacer el mismo razonamiento: ¿Que pensamos que a las empresas les va a ir bien en el futuro?: La bolsa sube. ¿Que perdemos la confianza, las expectativas, en ese futuro?: La bolsa baja.

Las expectativas, por tanto, son un gran motor de la bolsa. ¿Pero cómo definirlas?: Tal vez como todo aquello que puede hacernos mejorar o empeorar la impresión que tenemos de una empresa o de toda la bolsa en general.

Por tanto, no estamos hablando sólo de parámetros económicos, sino más generales: Si existe un buen ambiente para los negocios y en el país en general, si hay pocos conflictos, si los directivos de las empresas y los dirigentes están capacitados para tirar de todos hacia adelante...

Pero las expectativas no se encuentran solamente dentro de la bolsa: En un país sucede lo mismo. Y aquí donde podemos preguntarnos por España, por sus expectativas, que hacen que el resto de países confíen en nosotros.

Esas expectativas serán las que muevan al dinero que viene de fuera para invertir, y como hemos dicho, no se ciñen sólo al tema económico: Los inversores repasan también el ambiente reinante en nuestro país, si hay conflictos y si nuestros políticos tienen la cualificación para mejorar la situación.

Por tanto, tal vez nos quede esperar que los inversores sean ciegos, para no leer la prensa... Pero no lo son. Así que tarde o temprano tendremos que mejorar la situación, las expectativas.

Para ser el país que merecemos ser...


viernes, 15 de febrero de 2013

PAÑUELOS QUE PARECEN DESECHABLES: AUTÓNOMOS


A medida que se va acercando el verano, me sigo preguntando quién va a crear todos esos miles de puestos de trabajo que algunos vaticinaban hace pocos meses.

Nos decían entonces que después del verano España empezaría a crear empleo. Además lo ratificaron con el supuesto buen dato de diciembre pasado, que demostró ser una falacia.

Pero lo más preocupante es el interés que algunos muestran en difundir que existen datos tan positivos en el mercado laboral como que "el número de autónomos está creciendo".

Soy autónomo, y me podría felicitar por tener ahora más compañeros de trabajo. Incluso podríamos montar una fiesta, pero antes tendríamos que responder a las siguientes preguntas:

¿Por qué hay más autónomos? ¿Porque hay más oportunidades de negocio o porque algunas empresas encubren el despido de su personal disfrazándolos de autónomos y que así trabajen para ellas sin compromiso?

Indudablemente, es mejor para una empresa que le presten un servicio autónomamente y sin obligación a tener contratada a una persona. Pero si a su trabajador lo hace autónomo, desde luego que éste estará en unas condiciones peores, pues de otra forma no lo hubiese cambiado de estatus.

Y conste que soy muy amigo de emprender, y de hecho a eso me dedico. Pero una cosa es emprender por vocación y otra por obligación.

Podemos seguir con las preguntas: ¿Qué ventajas tiene ser autónomo, emprender? A eso puedo responder con algunas flechas clavadas en mis propias carnes:

- Tener muchos impuestos: Impuesto de Sociedades, IAE, cargar más IVA a tus clientes para que salgan despavoridos...

- Pagar para ti mismo una alta cuota a la Seguridad Social que no se sabe para qué sirve, pues te da nulos derechos presentes o futuros.

- No cobrar, o que lo hagan tus nietos, si trabajas para la Administración.

- Dedicar buena parte de tu tiempo a rellenar impresos oficiales varios que tienen nombres en clave ocultando su falta de utilidad.

- Emplear el tiempo que te queda en visitar bancos para echar unas risas con los encargados de dar préstamos.

Podríamos seguir con la larga lista de beneficios del autónomo, ése que tanto está en boca de nuestros dirigentes y tan poco en sus ayudas. Pero es que ya no queremos que nos ayuden, sólo que dejen de asfixiarnos.

Además estamos todos en el mismo barco: Si a la gente no paras de sacarle el dinero del bolsillo con impuestos, o de rebajarle el poder adquisitivo a pensionistas, funcionarios, etc., ¿qué ocurre?: Pues que el consumo cae en tasas del 6%.

Así que ya me dirán qué se puede vender... Pañuelos que parecen desechables: Autónomos.


jueves, 14 de febrero de 2013

ESPAÑA SALE DE LA CRISIS: Fangoria en el Banco Central Europeo


Si hay algo que se hace muy necesario estos días es la vuelta a la infancia. Y lo digo también en referencia a la economía.

No puede ser que nuestras malas experiencias nos hagan perder esa inocencia que todos disfrutamos en nuestra niñez.

En ese tiempo las mañanas eran luminosas para jugar, el desayuno siempre estaba preparado y los reyes magos venían de oriente.

Posteriormente la vida nos enseñó que había nubarrones, la comida costaba conseguirla y los reyes no siempre traían regalos.

Pero yo prefiero creer en aquello que viví de pequeño: Volver a la inocencia.

Pensar que cuando viene Mario Dragui, Presidente del Banco Central Europeo, al Parlamento español (a puerta cerrada) y nos dice que España está saliendo ya de la crisis, es verdad.

Creer que todo lo que estamos viviendo nos volverá más fuertes, y pronto llegarán esos resultados tan esperados; porque sí.

Y si hoy me entero que el crecimiento de Alemania, la que está fuerte, ha sido negativo (-0,6%) en el último trimestre, y el de Francia, otra fuerte, también (-0,3%), no le haré caso.

Porque las mañanas son luminosas, el desayuno está preparado y los reyes magos traen regalos.

Y a quién le importa si hoy se ha tenido que suspender la cotización de Bankia porque se ha filtrado que sus acciones valen 0,01 euros, o sea 1 céntimo, cuando pagaron casi 4 euros los que fueron animados a ello en las sucursales (por cierto, aquéllos que nos contactasteis preguntando por la "magnífica" oportunidad podéis ir a celebrar que la rechazasteis).

Ya lo decía Alaska, su Fangoria: "A quién le importa lo que yo haga... Yo soy así y así seguiré".

Por cierto, España también ha tenido un crecimiento negativo en el último trimestre (-0,7%). Pero "Yo soy así y así seguiré"... Con seis millones de parados.

Pero eso "a quién le importa".


martes, 12 de febrero de 2013

LAS CAÑERÍAS Y EL FONTANERO: La reforma


Vaya día que me tocó ayer: Un verdadero desastre.

Resulta que mi bloque de pisos es un poco antiguo, y desde hace años me venían diciendo que tenía que cambiar las cañerías. Pero claro, ganas de levantar toda mi vivienda no es que me sobraran.

Al final claudiqué, porque lo que empezaron siendo unas goteras se transformó en un pérdida de agua que nadie sabía adónde iba a parar; así que tuve que llamar al fontanero para que arreglara el desaguisado.

El que hizo hace años la instalación se ofreció a repararla, pero claro, visto el resultado ni se me pasó la cabeza dejar mi piso de nuevo en sus manos, y me decidí por un fontanero de probada experiencia en este tipo de reparaciones.

Y tan confiado estaba, que cuando vino a arreglar el piso me fui a vivir con mis padres mientras se ponía manos a la obra con la reforma. Hasta ayer que fui a ver el resultado, según él muy satisfactorio.

Me estaba esperando el fontanero en la puerta con cara medio satisfecha medio de circunstancias, por lo que empecé a temerme algún resultado indeseado. Al entrar en el piso, seguí oliendo a húmedo, pero según avanzaba las humedades pasaron a ser verdaderos charcos.

Pero la sorpresa estaba por llegar, porque al abrir la puerta del baño salió una verdadera ola de agua que llegó hasta el rellano de la escalera.

Sin poder ya aguantarme, empecé a recriminar al nuevo fontanero por ese desastre, y no se le ocurrió al buen hombre otra cosa que decirme que "sin la reforma la cosa hubiera sido aún peor".

- Número de personas que fueron al paro en los cuatro últimos años del anterior gobierno: 3.400.000

- Número de personas que han ido al paro en el primer año del nuevo gobierno: 650.000

Distinto fontanero. Reforma laboral. Algunos dicen que sin la reforma la cosa hubiera sido aún peor... ¿Peor?


lunes, 11 de febrero de 2013

LA VIDA SIGUE IGUAL: Los ciudadanos desnudos


En el primer mes de existencia del blog, publicamos un artículo que desde entonces sigue siendo el más leído.

Fue escrito con el anterior Gobierno, y por desgracia sigue de total actualidad. Porque nadie hace nada.

Se acaba de suicidar un joven en Córdoba por culpa de su hipoteca. Y del miedo a que embargasen a sus padres que le habían avalado.

Le persiguieron dos bancos, y estando en ello, Hacienda le envió una carta reclamándole 400 euros. No pudo más.

Cuando se trata de cobrar, nada más importa. Y a nadie le importó que esta persona pudiera suicidarse. No a los bancos, y no al Estado que está detrás de Hacienda.

¿Quién está al servicio de quién? ¿El Estado para los ciudadanos o los ciudadanos para el Estado?

Va por ti, cordobés anónimo. Y por nosotros, que nos preguntamos quién cuida de las personas en tiempos de crisis.


ARTÍCULO PUBLICADO EL 16 DE AGOSTO DE 2011


Pedro López (podrías ser tú). Aparejador. 43 años. Casado. Compró un piso en la nueva zona de Madrid -Sanchinarro- hace 5 años. La hipoteca de 30 años, por valor de 70 millones de pesetas, el 110% del valor de tasación.

Se quedó en el paro -su mujer ya lo estaba- hace 1 año. A los 3 impagos de hipoteca, ante la amenaza del banco por embargarlo, Pedro le propuso devolverle el piso. El banco le respondío que lo sentía, que su valor real actual era de 45 millones. Quedaban por pagar 63. Le embargaron, porque "no es responsabilidad del banco su situación de paro, pero el piso debe pagarse", y además le quedó una deuda de 18 millones. Pedro, mujer y un hijo, se fueron a vivir a un pueblo de Ávila, origen de la familia de su mujer.

El banco embargó durante los 6 meses siguientes a 6,000 pedros. Y se quedó con 6,000 pisos... Todos ellos contabilizados en su balance a precio de tasación inicial. El banco decía en su balance que el ex-piso de Pedro valía 70 millones, no los 45 por los que le había valorado ahora el piso a él.

Hace 5 meses, el Banco de España obligó a los bancos a actualizar sus balances y a rebajar los valores de tasación de los pisos un 20% (hasta ellos sabían que estaban inflados). Nuestro banco estalló en cólera. "¡Cómo es eso posible!. ¡¡Nos van a llevar a la ruina!!". Pero finalmente el Banco de España forzó al banco a rebajar el valor en sus balances del ex-piso de Pedro a 56 millones. "¡¡Indignante!!" decían (pero ellos se lo habían retasado a Pedro a un precio menor). Ahora le faltaban al banco 14 millones en su balance que reponer hasta los 70.

Pero como el banco tenía 6.000 pisos de 6.000 pedros, esos 14 millones en rojo se convirtieron en 84.000 millones de pesetas. Gran expectación. ¿Qué diría el Banco de España al antiguo banco de Pedro? ¿Le diría lo mismo que ellos a Pedro? ¿Diría "no es responsabilidad del Banco de España vuestros números rojos, así que debéis pagarlos"? ¿Le quitaría el Banco de España al banco sus pisos y la licencia bancaria?

Pues no: El Gobierno y el Banco de España fueron al rescate del banco. Porque claro, Pedro puede irse a llorar sus penas a un pueblo de Ávila, pero que caiga un banco es una pena. Así que el Gobierno sacó primero dinero del fondo de la seguridad social (del paro), y le quitó parte del subsidio a Pedro para poder rescatar al banco (que le había quitado su piso). Pero como no fue suficiente, el Estado se endeudó emitiendo bonos, que vendió a "los mercados". Y con el dinero que le dieron los mercados al Estado, pudo rescatar al pobre banco. Bonos de deuda –junto con los intereses- que tendrían que pagar Pedro, sus hijos y hasta sus nietos. Por un piso que su abuelo compró y que ya no tenían.

Pero el tiempo pasó, y llegó el momento para el Estado de devolver el dinero a "los mercados", pero el Estado no lo tenía. Así que primero emitió más bonos, para pagar los primeros y sus intereses, y luego otros... Hasta que había tantos bonos en el mercado, que cada vez valían menos, y ya nadie los quería.

Entonces "los mercados" –ellos sí– le dijeron al Gobierno lo que el banco le había dicho a Pedro "no es responsabilidad de los mercados tu situación de deuda, así que la deuda debe pagarse". El Gobierno se indignó, llamó especuladores a los mercados -¡ruines!-, y acudió al Banco Central Europeo para que comprara nuevos bonos –que ya nadie quería– para pagar a los mercados. Pero entonces Europa impuso al Gobierno unas condiciones muy duras, y el Gobierno hizo unos grandes recortes sociales. Y ahora Pedro, sin piso y con menos paro aún, no podía tomarse ni la cerveza de los domingos.

¡Qué malos son los mercados! Que piden al Gobierno lo mismo que el banco pidió a Pedro antes de quitarle su piso. ¡Qué bueno es nuestro sistema financiero!, al que hay que ayudar para evitar la mala imagen que daría el que un banco cayera. Por eso, Pedro, no te preocupes, que mientras estás en Ávila, sin tu piso y sin la cerveza del domingo, puedes estar tranquilo; porque el sistema financiero –que te quitó tu piso y te endeuda a ti, tus hijos y nietos- es rescatado por el Estado.

Y ahora nos preguntamos: ¿Por qué no le damos el dinero del rescate a Pedro, para que se tome la cerveza del domingo y no cierre el bar de la esquina; para que busque trabajo y lleve a la mujer al cine alguna vez y no cierre el centro comercial; y para que se quede con su piso de Madrid y no haya que rescatar al banco por haberse quedado con el piso de Pedro?

Los gobiernos hablando de grandes magnitudes y sistemas, los sindicatos organizando cursos... Y el pobre Pedro en Ávila abandonado a su suerte. Porque no es un gran número, ni una prima de riesgo… Sólo un ciudadano normal. Y pobre.


viernes, 8 de febrero de 2013

DEVOLVER EL DINERO: ¿Quién tiene preferencia?


Hay cientos de miles de familias afectadas por el tema de las preferentes.

Muchas de ellas han perdido los ahorros de toda una vida, o el dinero que tenían para afrontar estos duros momentos de crisis.

Desde luego se comprende su indignación, y hasta puede entenderse que se sientan engañadas.

Es cierto también que las cajas y bancos han recibido miles de millones de euros de dinero público.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es imposible devolver el dinero a esas familias.

Las cajas y bancos son los primeros interesados en resolver el problema, y desde luego les gustaría hacerlo, pero no es posible.

Es imposible porque ello pondría en peligro el sistema, y haría que muchos de estos bancos llegaran a una delicada situación.

Que no nos quepa la menor duda de que si pudieran, esas entidades devolverían el dinero; pero no es posible.


NOTICIA DE HOY:

"Endesa devolverá íntegramente y en metálico el dinero que invirtieron en sus preferentes 8.000 inversores"

Y DECIMOS:

Cuando se quiere, se puede.

Y REPETIMOS:

Cuando se quiere, se puede.


jueves, 7 de febrero de 2013

EMPLEANDO UN LARGO CAMINO: ¿La economía a 100?


Ayer acompañé a una persona al Ministerio de Economía. Edificio gris y triste, como corresponde al nombre del Ministerio.

Tras pasar por los controles de seguridad, nos dirigimos a la zona de los ascensores. Ascendimos a la sexta planta y luego nos dirigimos a la zona de escaleras para descender a la quinta. Otra vez al ascensor y, en en esa ocasión, rumbo hacia la tercera planta.

Medio mareados por tanto ajetreo, afrontamos entonces un largo pasillo flanqueado por una serie de despachos en línea. Entramos en el primero, y tras unos segundos salimos para abrir el de enfrente.

Apenas un instante después de permanecer en esa segunda estancia, otra vez afuera y de nuevo el ascensor. Segunda planta ahora, y un largo paseo hasta una gran habitación.

Y allí estaba, enorme, un gran cartel en la puerta, con la inscripción "EMPLEO".

Perplejo y agotado por tantas vueltas y periplos, tuve que preguntarle a mi acompañante por qué diablos habíamos tenido que dar tantas vueltas para llegar allí: ¿No hubiera bastado con coger el ascensor a la segunda planta y llegar a esa estancia?

Noticias de ayer:

- La banca española recibe nuevas ayudas por 1.685 millones de euros para sanearse, que acabe dando préstamos, así se produzca el crecimiento y que se reduzca el paro.

- El Ministerio de Trabajo estudia la posibilidad de ayudar al empleo juvenil y de mayores de 45 años con 100 millones de euros.

1.685 frente a 100 (que no son seguros). Camino largo: Siempre el camino más largo.


miércoles, 6 de febrero de 2013

¿CRECIMIENTO?: ¡A los botes!


El 11 de agosto de 2011, gobernando José Luis Rodríguez Zapatero, publicamos nuestro sexto artículo.

Año y medio después, tras dos presidentes, decenas de miles de millones de euros gastados en salvar a unos bancos que siguen sin dar crédito, y otros tantos en mantener unos gastos políticos de poca utilidad, se ha vuelto a hablar de crecimiento y empleo en la cumbre celebrada entre Ángela Merkel y ahora Mariano Rajoy.

Pero para crecer, y conseguir que miles de personas dejen de ir diariamente al paro, no basta con decirlo en una cumbre: hay que empeñarse en crear las condiciones para que así sea, impulsarlo de verdad.

A ver si ahora va la vencida...

Artículo publicado el
11 de agosto de 2011

Cada vez son más los autores renombrados que abandonan sus posturas políticamente correctas y se atreven a decir lo que otros con menos intereses políticos llevamos avanzando desde hace tiempo: Esto, tal y como está diseñado, no tiene remedio.

También habréis experimentado lo que yo por la calle últimamente: La gente usa cada vez más en sus conversaciones diarias la frase "con la que está cayendo".

Pero, ¿por qué parece que algunos somos pesimistas? ¿Por qué no nos sumamos al carro de "esto pronto pasará?". Aquí están unas breves claves para que pueda entenderse:

1) Los distintos estados (a excepción de unos pocos) han gastado a manos llenas durante mucho tiempo (más de 5 años); y lo han hecho a base de endeudarse (véase Grecia, Portugal, España...).

2) Para financiar semejante gasto, mayor que lo recaudado por impuestos, han acudieron a "los mercados"; esos que ahora -cuando les exigen lo que les deben- son tachados de malvados especuladores sin escrúpulos (antes eran estupendos prestamistas amigos). Para ello, emitieron bonos y los vendieron a esos mercados.

3) A medida que los gobiernos gastaban más, y emitían más bonos, tenían que pagar intereses más altos, pues "los mercados" estaban inundados de bonos de esos países, y exigían un pago mayor para comprarlos.

4) A lo largo de todo ese perído, hasta que ya hubo demasiados bonos y cundió el pánico, los bancos preferían prestar el dinero a los gobiernos -comprando sus bonos- que dárselo a particulares y empresas: Por malo que sea el gobierno de un país, siempre da más garantía que los habitanteses de ese país. Y si encima ese gobierno te paga unos intereses muy altos por bonos, entonces sólo le prestaré al gobierno, y dejo entonces a las empresas privadas y los particulares sin crédito.

5) Como los particulares y empresas no tenían dinero, gastaban e invertían menos, con lo que la economía no crecía. Al no crecer la economía, y no gastar los particulares, los gobiernos recaudaban menos en impuestos (impuesto de sociedades, IVA, IRPF), y la deuda aumentaba, con lo que se emitían aún más bonos que iban a los "mercados" para que los comprasen... Hasta que dejaron de comprarlos.

6) El Banco Central Europeo empezó entonces a comprar esos bonos que nadie quería, pero a cambio obligó a tomar medidas de ajuste, es decir, que los gobiernos gastasen menos. Como los particulares y empresas gastaban poco porque los bancos no les prestaban, si los gobiernos tampoco gastan por las medidas de ajuste, pues la economía crece todavía menos: Se recauda menos aún por impuestos, y la deuda sigue creciendo a pesar de que los gobiernos gasten menos.

Como veis, una vez que se ha gastado sin medida, y los gobiernos han inundado el mercado con bonos y se han llevado todo el dinero disponible en el mercado, cargándose el crédito para los particulares y empresas, ya el sistema se retroalimenta, con menos crecimiento y menos recaudación por impuestos.

Por tanto, me temo que no hay solución si no se revienta el círculo vicioso. Pero nuestros dirigentes no tienen ni idea de cómo hacerlo:Primero gastaron más (Plan E) para reactivar la economía. Eso supuso más deuda y más bonos, y que los bancos, como hemos dicho, no prestasen a los particulares y empresas. Ahora el Gobierno hace recortes, y la gente, además de no obtener crédito de los bancos, tiene menos dinero por esos recortes y no gasta, y la economía española crece aún menos...

Amigos, ¡a los botes!



lunes, 4 de febrero de 2013

EL MUELLE QUE SE COMPRIME... ESPAÑA


Cuando uno comprime un muelle, puede quedarse bajo nuestra mano haciendo presión hacia arriba; presión que depende de la fuerza del muelle. Éste es el caso más previsible.

Sin embargo, cuando uno presiona un muelle de mayores dimensiones, puede que no tenga la fuerza suficiente para mantenerlo bajo su mano. Tal vez la tenga al principio, pero al cabo de un tiempo el muelle acabará saltando por los aires sin que podamos controlarlo. Pero éste no deja de ser otro caso previsible.

El problema al presionar un muelle, es que muchas veces salta por donde menos lo esperamos. Puede que la presión lo haga doblarse, y salir despedido por el lateral de nuestra mano. Tal vez se haga un agujero en la mesa, y se dispare por debajo.

O, lo que es peor, puede que la gran fuerza de la presión nos hiera la mano y tengamos que retirarla, con un muelle que se nos estamparía en la cara.

Llevamos desde hace año y medio hablando de economía. Tal vez la nuestra característica más peculiar sea que tratamos de no perder la conexión con las personas y el sentido común; y nuestra visión apolítica, como se ha comprobado a lo largo de dos gobiernos distintos.

Ese estar pegados a tierra, y el olor a calle, nos hace acertar tantas veces, y sobre todo llegar antes de tiempo, como puede confirmarse releyendo lo escrito durante este tiempo.

La economía no mejora, y eso lo saben todas las personas que pisan la calle cada día. A estas alturas, cualquier lector sabe que puede ser cierto que la prima de riesgo está más baja, y que el Estado y los bancos consiguen dinero más barato, pero...

- ¿Qué pasa con el consumo que hace que los comercios no tengan que cerrar?: Que no para de caer, porque nos da miedo sacar la cartera para gastar en lo que sea.

- ¿Qué ocurre con el crédito necesario para financiar a las pymes y los autónomos?: Que prefieren jugar al Euromillones, pues tienen más posibilidades de conseguir dinero por ese camino que acudiendo a un banco.

- ¿Que sucede con los impuestos, la luz, el gas...?: Que están tan altos que los pequeños empresarios ya no esperan ganar algo, sino perder poco.

Y con todo ello, algunos dirigentes piensan en políticas irreales para nuestro país, como las que buscan que las empresas contraten más, cuando la realidad es que necesitamos urgentemente que dejen de echar gente a chorros: 6 millones de parados.

Ésa no es una cifra general, son 6 millones de desesperaciones que se levantan cada mañana tratando de ahogar un llanto o salvar lo que les queda de autoestima.

Pero la tragedia aparece cuando llegan al punto de no retorno de no tener nada más que perder. Porque 6 millones de dramas no se pueden mantener bajo la mano siempre: Ejercen mucha fuerza, que se multiplica ante la injusticia; y la corrupción, sobre todo la corrupción, de un signo y otro.

El muelle. Comprimido. Incontrolable. Que puede saltar. Por donde menos lo esperamos.


viernes, 1 de febrero de 2013

¿PROBLEMAS CON LA CORRUPCIÓN?: Dale al Simón


La avalancha de noticias que estamos recibiendo estos días, hace muy difícil seguir los numerosos casos de corrupción y la gran cantidad de nombres implicados en ellos.

Para facilitar dicho seguimiento, proponemos hoy el clásico juego del "Simón": Tras pulsar en el play, habrás de pinchar en cada color que se ilumine en el mismo orden. Si fallas, sólo tienes que esperar un segundo, que el juego se iniciará de nuevo.

De cara a conseguir una mejor puntuación, aconsejamos imaginar que cada color es un partido político, y los sonidos sucesivos distintos casos de corrupción que van aflorando.