ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 31 de octubre de 2012

Intervención en el programa
"La Gaceta de la tarde"
INTERECONOMÍA

30 de octubre de 2012

video


martes, 30 de octubre de 2012

EL BANCO MALO: Malo para ti... ¿Para todos?


Hace ya más de un año iniciamos nuestra batalla contra el llamado "Banco Malo".

Se trataba de una batalla arrastrada desde el anterior Gobierno y que sabíamos perdida, a pesar de que el recién elegido nuevo Presidente, a la pregunta de un diputado en la Sesión de Investidura "¿está usted a favor del Banco Malo, si o no?", respondiera "yo no soy partidario del Banco Malo".

Estaba claro que este artilugio de nuevas inyecciones de dinero público a la banca seguiría su curso. Incluso tuvimos que soportar los comentarios de aquéllos que nos echaban en cara en los medios de comunicación que el Banco Malo era un buen negocio para los ciudadanos.

Ayer el Ministerio de Economía expuso que el Banco Malo tendría un beneficio del 15% en 15 años, es decir, un 1% anual. Teniendo en cuenta que la inflación está ya en el 3,5%, podemos calcular lo ruinoso de dicho banco para los ciudadanos: Este año al 1% de beneficio le podemos restar el 3,5% de inflación, y nos da un -2,5% real.

Cuando cada día vemos cómo muchos ciudadanos son desposeídos de sus viviendas con el argumento de que "no deberían haberse metido en esos pisos", nos seguimos haciendo la misma pregunta: "¿Y por qué se tiene que ayudar entonces a los bancos que se metieron en los mismos pisos?"

Hay un viejo refrán que caracteriza al nuevo artilugio concertado entre la banca y el Estado: "Aunque la mona se vista de seda, mona se queda". El "banco malo", llamado ahora "Sareb", usa el dinero público para ayudar a una banca que se muestra inflexible con los ciudadanos.

Desde este blog seguiremos atentos a los intentos de hacer pagar a esos ciudadanos los errores de unos bancos que no dejan de ser empresas privadas, que obtienen beneficios cuando están bien gestionados y pérdidas cuando no.

La batalla continúa...


Vídeo en Youtube: LA CRISIS EXPLICADA A MI SOBRINO. El banco malo




lunes, 29 de octubre de 2012

EL PATITO FEO DEL LAGO: ¿Quién acaba con esta historia?


En el precioso lago existían unos bellos patos que nadaban con elegancia sin igual.

Eran la envidia de los contornos, y acudían en gran número atraídos por sus graciosos movimiento y bellos plumajes.

Una mañana, uno de los patos no pudo seguir el movimiento acompasado de sus compañeros, y al poco tiempo se quedó parado en medio del lago.

Sin embargo, el grácil discurrir del resto de los patos hizo que las gentes apenas notaran ese lunar en el bello espectáculo.

No así algunos de ellos, que se le acercaban a recriminarle que afeara la belleza del lago, ante las lágrimas del pobre pato, que se apartó a un lejano rincón.

Continuó así la armonía, sin que nadie hiciera nada por ese triste pato, mientras todos se entretenían solamente en contemplar la gracia con que la naturaleza había premiado a ese lugar y sus otros patos.

Pero pasó un día, y dos y muchos más, y una mañana alguien soltó un gran grito. Señaló entonces al rincón donde llevaba mucho tiempo llorando el feo pato al que nadie quería...

Y ante el asombro de todos, vieron que ese pato que se había parado...

Y al que nadie hacía caso...

Se había transformado en...

... 5.778.100 parados.

Y ahora nadie sabía cómo ocultarlos en un rincón, después de tanto tiempo sin hacerles caso ni tener un plan para ellos.

Y colorín colorado, este cuento ha terminado...

... Con las esperanzas de tantas personas y familias.

Sin que nadie se dé cuenta que nada en la economía podrá mejorar si no se resuelve el verdadero problema que tenemos en España; en este lago.


viernes, 26 de octubre de 2012

EL NEGOCIADOR (III): La pistola en el banco que no existió


Cuando el teniente O’Sullivan tuvo delante al secuestrador, con su terrible amenaza para los niños que tenía retenidos en el colegio, trató de calmarse; sabía que tenía que ofrecerle algo para llegar a un buen fin.

Por su mente fueron pasando las dos primeras reglas de oro de la negociación: Pensar que la otra persona tiene la misma o mayor necesidad de resolver el problema que tú, y saber que todos tienen que ganar para llegar a un buen trato. Tampoco se olvidó de la tercera:

REGLA DE ORO 3
ES MUY IMPORTANTE CONOCER LOS INTERESES REALES DE LA OTRA PERSONA, PONIÉNDOSE EN SU LUGAR Y RECABANDO EL MÁXIMO DE INFORMACIÓN POSIBLE. SI CONSIGUES RESOLVER SU PROBLEMA, EL TUYO ESTARÁ TAMBIÉN RESUELTO

Habíamos dejado a mi amigo de Sevilla a punto de dirigirse al director de la sucursal bancaria, con su propuesta para la hipoteca que le asfixiaba. Tenía los deberes hechos en cuanto a la información, entre otras cosas porque me tuvo cerca de una hora explicándole el problema inmobiliario de los bancos.

Era por tanto consciente de que el mayor miedo del director era quedarse con un piso más procedente de una hipoteca, con el desprestigio que ello le daría ante sus superiores. Por tanto, esa persona estaba defendiendo su puesto de trabajo, así como mi amigo defendía el porvenir de su familia.

El piso le había costado 40 millones, mismo valor que su hipoteca. Tras pagar 10 millones durante años, le quedaban 30 millones por delante. Lo que mi amigo quería era quitarse de en medio la carga de esa hipoteca, e irse de alquiler a otra ciudad donde su pequeño negocio le dejase algo más de dinero.

Y para sorpresa del director, la negociación empezó en tono conciliador:

- Mira, yo ya no puedo pagar la hipoteca. Y a partir del mes que viene vas a tener que empezar a recibir impagos y yo avisos de embargo. Cosa que ninguno de los dos queremos.

El director no sabía, llegados a este punto, si era el tono conciliador del que le va a sacar a continuación una pistola para decirle que tenía que ser un buen chico. Pero dejó continuar a mi amigo:

- Me quedan 30 millones por pagar, pero tú y yo sabemos que no dispongo de ese dinero; y que me tengo que ir a otra ciudad para intentar mantener a esta familia que viene conmigo.

El banquero empezaba a sentir menos presión en el pecho, al no aparecer la pistola en la negociación.

- Me he enterado de que tu banco está poniendo a la venta pisos como el mío por 20 millones.

Aquí el director empezó a estar sorprendido de lo trabajados que se traía los deberes mi amigo.

- Así que mi pregunta es: ¿Y si te consigo un comprador para mi piso por 20 millones? Él lo compraría a la mitad de los 40 que me costó, tú perderías los diez millones que quedan hasta los 30 de mi hipoteca, y yo los 10 que te he pagado. Los dos perdemos lo mismo, pero yo me quitaría la hipoteca de encima, y tú un piso que vender si me lo embargas.

El director del banco permanecía entre perplejo y sorprendido. No era un mal trato: Total, si le embargaba el piso tendría que venderlo por 20 y perdería igualmente los 10 millones. Pero además pasaría ahora de tener un problema a apuntarse una solución.

En toda negociación siempre está el golpe de efecto, como éste, y saber que la mayor información te da ventaja. Porque mi amigo tenía más información… Lógicamente sabía de una persona que quería su piso a mitad de precio: Hoy está cerrando la venta de acuerdo con el banco.

Con las tres reglas de oro: Saber que la otra persona tiene la misma o mayor necesidad que tú de resolver el problema, tratar de que todos queden contentos con el trato, y manejar el máximo de información posible, si mi amigo no hubiese tenido el comprador seguro que se las habría ingeniado para encontrar otra solución a su hipoteca.

O'Sullivan salió del colegio con el secuestrador esposado, para sorpresa de todos. Nadie sabía lo que le había prometido, pero sí el significado de la sonrisa del teniente: Había ganado un ascenso.


jueves, 25 de octubre de 2012

EL NEGOCIADOR (II): Sudando en el banco... ¿Nosotros o ellos?


El teniente O'Sullivan tomó con mano sudorosa el pomo de la puerta de entrada al colegio. Lo giró y allí lo vio: Al secuestrador con su subfusil, apuntando al aire, y un chaleco antibalas más grande que el suyo.

Pero si algo le llamó la atención fueron los temblores que mostraba el desalmado, con un arma que parecía se le iba a caer con el movimiento. Y que sudaba, sudaba mucho.

Ahí es cuando se dio cuenta de que el secuestrador tenía más miedo que él. Tanto, que rápidamente mostró su disposición a negociar. Entonces O'Sullivan supo que los rehenes serían liberados. Porque el secuestrador quería resolver todo aquello con tanto o mayor interés que que él.

Igualmente, en Sevilla, mi amigo se acercó a la puerta del Director del banco. Tembloroso y sudando. Pero al abrirla se encontró con alguien que parecía mirarle con cara de susto, como diciendo: Otro más que viene a destriparme. Los papeles parecían cambiados.

Sin duda le ayudó lo que le había recomendado: Si vas a decirle que no puedes pagar la hipoteca, muéstraselo con hechos. Y el miedo del Director se transformó en pánico cuando tras mi amigo entraron su mujer y su nuevo hijo de tres años.

Desde ese momento, el Director supo que tenía enfrente a alguien luchando no ya por la hipoteca, sino por su familia. Sobraban las palabras. Sabía que la batalla se ponía imposible, aunque no lo mostrase.

La mujer, cuando se sentaron, apretó el brazo de mi amigo. Era la señal que habíamos acordado para que antes de hablar pensase en la regla de oro:

REGLA DE ORO 1:
CUANDO NEGOCIES NO PIENSES SOLAMENTE EN TU NECESIDAD DE RESOLVER EL PROBLEMA, SINO EN LA NECESIDAD QUE TIENE EL OTRO TAMBIÉN DE RESOLVERLO.

Ahí mi amigo recordó que los bancos están ahogados en pisos que han embargado. Y que el Banco de España les obliga a contabilizarlos a un precio bajo cuando pasan a ser de su propiedad, por lo que pierden dinero.

Y ahora además están como locos tratando de vender esos inmuebles, porque el Estado les va a obligar a vendérselos al banco estatal llamado "Banco Malo", con más descuentos.

Por eso, en estos momentos los bancos están dispuestos a todo con tal de no quedarse con nuevos pisos. Y mi amigo sabía que cualquier cosa que sugiriera sería escuchada con atención.

Pero antes de hablar recordó también la Regla de Oro número 2:

REGLA DE ORO 2:
EN TODO TRATO AMBAS PARTES TIENEN QUE GANAR. HAY QUE OLVIDARSE DE LA MANERA TAN HISPANA DE PENSAR QUE LO QUE EL OTRO PIERDE YO LO GANO, Y QUE GANAREMOS MACHACANDO AL CONTRARIO. PORQUE NO LLEGAREMOS A UN BUEN TÉRMINO.

Por eso mi amigo descartó lo que alguno le había recomendado: "Ve allí, les mandas por donde amargan los pepinos, y les dices que no les piensas pagar ni un euro más". Con esa estrategia sólo conseguiría ponerlos en su contra.

Así que se dispuso a hablar, con una propuesta en la que el banco posiblemente perdería, como él iba a perder, pero al menos sacarían algo, y sería un buen trato para ambos.

Y para su sorpresa aceptó casi al instante. Como contaremos mañana...


miércoles, 24 de octubre de 2012

EL NEGOCIADOR (I): Tu hipoteca, O'Sullivan y los rehenes


El teniente O'Sullivan se dirige con el chaleco antibalas a la puerta del colegio. Dentro está un hombre de 36 años armado con un subfusil y una granada de mano. Siete rehenes; niños todos ellos.

El malo ha pedido un coche y un avión en el aeropuerto, rumbo a Cuba. Y tres millones de dólares.

Mientras O'Sullivan camina con pausa para negociar el rescate, tiene dos opciones: Pensar en el marrón que le ha caído encima, o pensar en el que posee el secuestrador.


Si elige pensar solamente en su problema, será un mal negociador. Pero si tiene en cuenta la necesidad imperiosa de ese secuestrador en salir de ahí y quitarse de encima a los francotiradores, se convertirá de nuevo en el temido O'Sullivan, el negociador a quien nunca se le muere un rehén.


Hoy en día es más importante que nunca ser un buen negociador. Sobre todo de situaciones complicadas. Como las económicas con las que nos toca lidiar.

No existen situaciones ideales, y menos a la hora de negociar, por lo que siempre tendemos a pensar que "nuestra" situación es algo perdido, que no hay manera de salir bien parados: Nos equivocamos, porque hay que tener siempre en mente unas cuantas reglas de oro.

REGLA DE ORO 1
CUANDO VAYAS A NEGOCIAR, TEN EN CUENTA NO SÓLO TUS NECESIDADES, SINO LAS NECESIDADES QUE TIENE EL DE ENFRENTE.

Te encuentras tan desesperado que vas a ceder en todo, porque tienes que resolver tu problema con la otra persona. Pero no te das cuenta de la necesidad imperiosa que tiene esa otra persona de resolver el problema contigo.

Ayer me tocó ayudar a un conocido a negociar su grave situación con el banco. Estaba asfixiado con su hipoteca; y porque se le mezclaba una inmensa alegría con una igual desesperación por tener que alimentar a su nuevo hijo. Iba dispuesto a perder su piso y quedarse encima con una deuda.

Oyó la regla de oro, y ahora respira tranquilo...

... Mañana sabremos por qué.


martes, 23 de octubre de 2012

CIUDADANOS CORRIENTES... Y una niña abandonada


Email de un lector. Recibido ayer:

Sr. Arroyo:

Sigo su blog desde el año pasado, y me leo cada mañana su artículo mientras me dirijo en autobús al trabajo.

También sigo sus intervenciones en TV, como hice este sábado en el programa en el que le vi discutir con un político acerca de lo alejados que están de la realidad y de los ciudadanos.

Sé que lo que le escribo no tiene que ver estrictamente con la economía pero no puedo aguantarme. Y sé que usted lo leerá.

Soy de Albacete, padre de familia de tres hijas, la menor de 11 años.

A esa edad de 11 años otra niña cerca de donde yo vivo, en el Salobral, conoció a una persona (por decir algo) de 37 años. Y éste comenzó a verla y a llevársela a su piso.

Durante dos años han seguido las visitas, y no sé si algo más, ante la impotencia de la madre. Puso denuncias en la Policía y Guardia Civil, y luego en la Fiscalía de Menores. Pero siempre la respuesta era que la relación era consentida y no podían hacer nada.

¡11 años Sr. Arroyo! ¡11 años! Por cierto que ese personaje mantenía numerosas armas en su casa, y había amenazado a esa madre con tomar medidas si le impedían ver a la niña.

Mientras todo eso sucedía, nuestros políticos hablaban de sus cosas: de quién tenía más culpa por la crisis, del modelo que se quiere para España y de no sé cuántas otras cosas.

Finalmente la niña fue asesinada a tiros por esa persona, que luego ha acabado suicidándose. Todavía se oyen los gritos de la madre en el tanatorio, por el dolor de la muerte y la impotencia de haber visto venir la muerte de su hija.

Y mientras tanto, nuestros políticos estaban en campaña electoral, y luego haciendo análisis de los resultados.

Sr. Arroyo, yo sólo soy una persona normal que trato de hacer mi trabajo lo mejor que puedo para que no me echen, y que llego a casa a las 9 de la noche para tratar de ver aún despiertas a mis hijas.

Yo le pregunto: ¿Qué nos queda a los ciudadanos? ¿Quién nos protege a los que sólo somos un número para los de arriba? Y si no nos defienden ni para esto, ¿me voy a creer que luchan por nuestro bienestar económico?

Sr. Arroyo, que no le importe que le critiquen o no le dejen casi hablar cuando va a los programas a decir que hay que defender al ciudadano y mirar lo mal que lo están pasando.

Agradecido como siempre,

V.D.

RESPUESTA DE JESÚS ARROYO:

Querido V.D.:

No puedo responder nada a lo que me dices, porque soy incapaz de estar a la altura de tus palabras. Pero me voy a permitir rendirte, a ti y a tantos, un homenaje mañana publicando tu email. Aunque como dices tú no es estrictamente económico.


lunes, 22 de octubre de 2012

EXPLÍCAME EL RESCATE (III): Ayúdale... Él te necesita


Tras estos 14 meses de existencia del blog, ha llegado el momento de pediros un pequeño sacrificio.

Sé que no nos encontramos en unos momentos boyantes, y que estáis pasando por serias dificultades muchos de vosotros, pero eso no os puede servir de excusa.

Por desgracia la crisis nos está haciendo perder de vista lo verdaderamente importante, y ahora es el momento de dar la talla en la capacidad de mirar más allá de los problemas personales.

He pensado que cada uno de vosotros me deis 1.000 euros. Bueno, en realidad 1.000 euros por cada miembro de vuestro hogar. Así, si sois una pareja, 2.000 euros; y si tenéis dos hijos, 4.000 en total.

Sin duda pensaréis que es un poco desorbitado, pero os aseguro que lo hago por vuestro bien. Además, una vez que tenga todo el dinero ingresado, emplearé una parte en prestarla a aquéllos de vosotros que lo necesiten.


SÁBADO 20 DE OCTUBRE DE 2.012

Cumbre Europea. Bruselas

Tal y como llevamos anunciando desde hace meses, e incluso el viernes por la mañana antes de la cumbre, Alemania no va a permitir que su dinero vaya a directamente a los bancos españoles.

Por tanto, el rescate que hemos pedido para nuestros bancos será un dinero que España pida prestado, y luego ella se lo dará a los bancos. Pero quien tiene que devolver el dinero es España, y la responsable de hacerlo, con el dinero público.

Nuestro país ha pedido, y por tanto tendrá que devolver, 40.000 millones de euros. En cifra completa son 40.000.000.000 euros. Y en pesetas 6,5 billones, o 6.500.000.000.000.

Tocamos a 1.000 euros por español, que hemos pedido prestados a Europa para luego dárselo a los bancos... Pero tranquilos, dicen que parte de ese dinero irá para darnos luego financiación.

Para entendernos: Si en tu hogar estáis tú, tu pareja y dos hijos, le pediréis 4.000 euros prestados a Europa para dárselos al banco. Luego trata de ir allí a ver si te dan un crédito... 

Apagadas las luces de las elecciones, sigue el juego. Pero tú no tienes fichas. Ahora ya sabemos dónde están.

viernes, 19 de octubre de 2012

EXPLÍCAME EL RESCATE (II): La manguera del náufrago


Dejábamos ayer a nuestro náufrago, España, en el mar. Y a la Unión Europea en el barco, a unos metros de distancia, diciéndonos las condiciones para subir a cubierta y ser rescatados...

¿Pero no se supone que ya nos habían dado un rescate hace poco de 100.000 millones de euros?

España pidió, y la Unión Europea aprobó, un rescate para nuestros bancos de 100.000 millones de euros.

Nos dijeron que ese dinero se le prestaría directamente a los bancos, por lo que los españoles no tendríamos que devolverlo, pero no es cierto.

El dinero se le presta a España (que lo debe), y España se lo presta a sus bancos (que se lo deben a España). Pero si los bancos no lo devuelven, o devuelven menos (esto es lo que se ha previsto), quien tiene que poner la diferencia es España -los españoles- con dinero público.

Entonces, ¿ya hemos recibido el dinero para dárselo a los bancos?


No. A día de hoy aún no ha llegado un euro. Los que tienen que poner el dinero (sobre todo Alemania), ha estado poniendo pegas desde entonces para no darlo.

¿Y el rescate de ahora qué es?


Es otro, en este caso para el país en su conjunto, porque no podemos pagar las deudas que tenemos.

¿Y por qué España tiene tantas deudas?

Porque el Estado ha gastado año tras año mucho más de lo que ingresa.

¿Era necesario gastar tanto?


Parte de ese gasto era necesario, pero otro tal vez no: Aeropuertos que no se usan, autopistas con menos uso que los aeropuertos, ciudades de la cultura y palacios de congresos vacíos...

Entonces, si España debe mucho y pide un rescate para ella que ya es grande, ¿por qué tiene que pedir también dinero para dárselo a los bancos, que son empresas privadas?


Supuestamente porque así lo prestarán a los ciudadanos.

¿Pero ha dado hasta ahora España dinero público a sus bancos?


Sí. Decenas de miles de millones de euros.

¿Y se lo han prestado a los ciudadanos?

No. De hecho este año el crédito que han dado los bancos ha vuelto a bajar un 5%: Se han quedado la mayoría del dinero público para solucionar sus problemas.


EJERCICIO PRÁCTICO DE INTUICIÓN FINANCIERA


- Tienes un cubo A lleno de agua, y quieres llevarla al cubo B.

- Posees también una manguera llena de agujeros.

¿Cómo llenarías el cubo B?


SOLUCIÓN 1: Iría con el cubo A y lo vaciaría en el cubo B.

SOLUCIÓN 2: Echaría el agua del cubo A por la manguera para ver si llega algo al cubo B.

RESULTADO

- Si ha optado por la solución 1: Repita el ejercicio sucesivas veces hasta alcanzar una solución distinta.

- Si ha optado por la solución 2: ¡Enhorabuena! Si domicilia su nómina, compra un paquete de inversión compuesto por participaciones preferentes, y consigue siete amigos que se hagan clientes, puede quedarse con la útil manguera como obsequio.


jueves, 18 de octubre de 2012

EXPLÍCAME EL RESCATE (I): Dientes, dientes, que ya están aquí


Lo del rescate va camino de convertirse en el culebrón no ya del invierno, sino de la dećada: tantas veces nos han comentado que iba a venir, que la confusión puede advertirse si tratas de responder a las siguientes preguntas:

1) El rescate del que informan ahora, ¿es uno nuevo o el mismo del que se habló antes del verano?


2) ¿Se trata del famoso rescate de 100.000 millones para la banca?


3) El rescate, ¿es real, virtual, blando, duro...?

4) En definitiva: ¿Qué es esto del rescate?


Así que antes de que nos mareemos y tengan que rescatarnos a nosotros en ambulancia, tratemos de hacer una aclaración rápida del tema del rescate, para no distraernos de lo realmente importante estos días en España: El juicio a Isabel Pantoja.

1) ¿NOS VAN A RESCATAR?


Parece que definitivamente sí, ya que las personas que mandan en los mercados -y que se juegan grandes cantidades de dinero- han apostado a que el rescate es inminente.

2) ¿QUÉ ES UN RESCATE?

Cuando una persona o empresa está tan endeudada que no puede pagar sus deudas, quiebra: Deja de pagarlas porque no tiene dinero para hacerlo.

Entonces los que le han prestado se quedan con sus bienes (le embargan) y no le vuelven a prestar nunca por la mala fama que adquiere.

Cuando un país deja de pagar sus deudas no le embargan, porque los que le han prestado no pueden quedarse con una nación, pero sí sucede lo segundo: Dejan de prestarle en muchísimos años y queda manchado con la mala fama de un país poco serio.

Para evitar que una nación quiebre, se le puede rescatar: Otros países le prestan dinero para que pague sus deudas. En nuestro caso, la Unión Europea rescataría a España.

3) ¿UN RESCATE ES UNA AYUDA A FONDO PERDIDO?

No. Los países que rescatan a otro para que no quiebre no le "regalan" el dinero: Se lo prestan para que pueda pagar sus deudas, pero luego se lo tiene que devolver.

4) ¿ENTONCES EL RESCATE ES UN CAMBIO DE UNA DEUDA POR OTRA?


Sí. Antes ese país debía dinero a bancos, grandes inversores... Y ahora se lo debe a los países que le rescatan.

5) ¿EL RESCATE TIENE CONDICIONES?


Sí. Los bancos y grandes inversores que habían prestado a ese país en primer lugar, simplemente esperaban a que se les fuese pagando. Ahora los países que rescatan no se quedan a la espera, sino que se meten en la nación rescatada a controlar todo y así asegurarse de que recuperan el dinero del rescate.

Cuando uno es buen pagador, los que le prestan esperan mes a mes a que les pagues. Cuando no puedes devolver el dinero y acudes a prestamistas, estos te persiguen y llaman cada día a tu puerta para advertirte de que más vale que les pagues; y además te controlan todo lo que ganas y todo lo que gastas.

Estamos en el agua, a punto de ahogarnos, y llega un barco a rescatarnos. Nos alegramos y casi aplaudimos, pero en ese momento vemos que el barco se para a unos metros de distancia.

Entonces se asoma el capitán por la borda y nos empieza a leer una lista de condiciones para rescatarnos y subirnos a cubierta.


Y nosotros, con el agua al cuello, aceptamos todas: ¿Qué podemos hacer si nos estamos ahogando?

Otro tema sería preguntarse por qué estamos ahí en mitad del océano, desesperados y sin barco propio; con el agua al cuello.

Pero ahora sólo podemos suplicar que nos rescaten: Ésta es la España que nos queda. La que nos han dejado...


miércoles, 17 de octubre de 2012

SOBRELLEVANDO LA CRISIS (III): Defiéndete a ti mismo


Desde hace tiempo venimos pregonando lo que puede considerarse un lema: "Defiéndete a ti mismo".

Esas palabras podrían considerarse egoístas, pero su significado no es excluyente: No se trata de defenderse en contra de los demás, sino de defenderse -defendernos- porque nadie lo hará por nosotros.

Tristemente la historia reciente está llena de esperas de los ciudadanos a ser defendidos; en vano. En todos los ámbitos. Y lo peor viene después, cuando los atacantes se quieren convertir en defensores.

Ayer el ex-líder serbo-bosnio Radovan Karadzic, juzgado ahora por estar en los noventa al mando del ejército serbio que provocó la matanza de Srebrenica en la que murieron 8.000 personas, dijo que él es un hombre "blando y tolerante", y que "en vez de ser acusado debería ser premiado por sus esfuerzos en promover la paz en los balcanes".

¿Y qué hacían entonces los ciudadanos? Esperar a que les ayudasen, desde cualquier sitio mientras los mataban. Pero nadie fue. Ni siquiera nuestro Javier Solana, al frente de la OTAN, y que hoy debe aún oír voces en la noche.

No es comparable, pero la misma desprotección -y desfachatez- la encontramos en otros terrenos; por supuesto en España.

Mientras miles de personas no saben cómo llegar a fin de mes, y algunos de ellos porque su dinero se lo estafaron en muchos bancos, ayer un ex-directivo de Nova Caixa Galicia se presentó ante el juez a declarar por su pensión millonaria.

Resulta que ese señor se puso una pensión de 5,3 millones de euros (casi 1.000 millones de pesetas) antes de irse, y que cobró de golpe. ¿Y cuáles fueron sus palabras? Pues que lo hizo así "para ahorrarle intereses a la entidad".

¿Y qué hacían entonces los ciudadanos? Pues ver cómo sus ahorros eran cambiados y estafados en forma de participaciones preferentes. Ahora el Gobierno estudia acciones legales para compensar a los ciudadanos.

Diferentes historias, incomparables, pero siempre con acciones legales para compensar... Matanzas o robos. Ciudadanos muriendo o robados. Ante la indiferencia de quien ha de impedirlo. Que luego busca compensaciones.

Dice ahora la nueva Presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, responsable entre otros de las preferentes, que se encargará de frenar los abusos desde el poder, de la que ella es miembro por haberse levantado de la silla de diputada para ser Presidenta de ese órgano supuestamente independiente.

Viendo las caras de satisfacción y aplausos de sus compañeros del poder con su nombramiento, hecho por ellos, sólo nos queda esperar compensaciones...

... Cuando nos volvamos a quedar desprotegidos.


martes, 16 de octubre de 2012

SOBRELLEVANDO LA CRISIS (II): Maldita su suerte, con su foto; en España


Mi amigo Andrés es un tío enorme; en todos los sentidos. De esos que te pegan un abrazo y te envían a urgencias.

Ayer me lo encontré, después de mucho tiempo, por las calles de Córdoba. Bueno en realidad me encontró él, pues yo estaba perdiéndome mirando el móvil como siempre.

Tras el qué-alegría-qué-tal-te-va, Andrés desenfundó la foto de su nene de 10 meses, orgulloso como ninguno. Y mientras yo me preguntaba cómo sobreviviría el recién nacido a los abrazos paternos, me lo soltó: "Jesús, estoy fatal".

Cuando a una mole como Andrés se le llenan los ojos de lágrimas, sabes que no habla de una enfermedad que le duela o le mate, sabes que no le duele la falta de un capricho: Le mata la impotencia, en este caso por su familia.

- Jesús, mi niño ha pasado hambre: ¡Con diez meses!

Las lágrimas ya no sólo eran suyas...

- Y la semana pasada mi mujer se tuvo que ir con él a casa de sus padres.

Yo permanecía en silencio...

- Me echaron del hotel donde hacía el turno de noche, y me deben un montón de dinero.

Gente sin alma...

- Llevo un año en paro... ¿En qué país vivimos, Jesús? He estado toda mi vida trabajando, y ahora ya estoy un paso más allá de la desesperación. Me van a quitar el piso, y además de no darles comida, ya no tendré un sitio para cobijar a los míos.

Me llegó ese tic en la cara que sólo me sale con la indignación.

- ¿A mí quién me ayuda, Jesús? Mi mujer y mi hijo con la suegra, yo vagando por las calles porque no sé dónde más suplicar un trabajo, y en este país como si no pasara nada... Mientras vemos el dinero circular para otros ¿Tú qué harías, Jesús? Bueno, te dejo, que sólo faltaba que me viesen llorar.

Y se fue; corriendo. Sin dejarme despedir, ni responderle.

Andrés, uno más, un número cualquiera. En la cuenta de algunos. De la economía.

Andrés, mostrando lo que algunos no perciben: que no tener trabajo es algo más que no cobrar, que significa perder tu orgullo. Sentir el pinchazo de noche en el estómago, y dolor de cabeza por la mañana.

Andrés, como tantos, trastienda de la economía, el lugar común del que hablar en elecciones; y olvidados después. Ocultos entre las grandes cifras macroeconómicas y rescates que no son para ellos.

Andrés, que me pregunta yo qué haría. Que se marchó sin dejarme despedir, ni responderle.

Mejor así. No había respuesta.


lunes, 15 de octubre de 2012

SOBRELLEVANDO LA CRISIS (I): Tu esfuerzo es harina de otro costal


Anoche tuve una pesadilla de ésas que cuando te despiertas no sabes aún si se trata de algo real o una fantasía.

Salía de mi casa con un saco cargado de harina, que tenía que llevar a un horno para hacer pan; con prisa porque llegaba tarde.

Caminaba por un sendero soleado, y al poco me encontré con una persona de cara sonriente que me ayudó a colocarme mejor el fardo. Se lo agradecí, pero antes de dejarme marchar me exigió un pago de diez puñados de harina.

Tras esa sisa en mi carga, continué el camino. Apenas pasados unos minutos, me encontré con un anciano sentado en el suelo. Tenía al lado a la misma persona sonriente de antes, que me paró y me pidió un poco de harina para el viejito.

No tuvo que insistir, y le volqué en el cuenco que tenía a los pies un gran montón; antes de continuar la marcha.

Comencé a oír entonces una especie de música a lo lejos. Y casi sin darme cuenta me encontré en medio de una fiesta. Había gente bailando a mi alrededor, comiendo unos enormes pasteles. Traté de coger uno para mí, pero desaparecían justo antes de que pudiese alcanzarlos.

Y de nuevo el hombre de cara sonriente, que se me acercó con otros que parecían gemelos, me quitaron el saco, lo abrieron y se quedaron con la mitad de la harina.

Agarré lo que quedaba y salí corriendo todo lo que pude, hasta que dejé de oír la música. Veía ya a lo lejos el horno, mientras mientras llegaba por detrás de mí al alegre personaje con un cuchillo, y empezó a hacerle agujeros al saco que cargaba.

Trataba de alejarme de él, mientras perdía la poca harina que me quedaba a chorros, y el hombre sonriente comenzó a decir: 41, 42, 43... 43... ¡43! señor, ¡el 43!

"¿Eh?, ¿uh?, ¿dónde estoy?" Acerté a decir desorientado. Y vi entonces un hombre sonriente que me miraba y me decía:

Se ha quedado dormido. Es su turno para presentar los impuestos del trimestre. Ventanilla 4.


jueves, 11 de octubre de 2012

DE OCA EN OCA... La previsión del Ministerio brota


La economía se ha convertido en una ciencia muy complicada, especialmente a la hora de tratar de predecir el futuro.

Recientemente hemos podido comprobarlo en nuestra economía, donde la previsión del Ministerio de Economía se ha visto fuertemente desmentida por el Fondo Monetario Internacional.

Conscientes de la dificultad existente a la hora de analizar las variables que influyen en las previsiones, y con intención de ayudar a nuestros dirigentes, proponemos hoy varios ejercicios que pueden ayudar a un mayor acierto.


EJERCICIO ARITMÉTICO-AVÍCOLA:

Un hombre tiene un corral con 100 ocas.

El comedero donde se echa el pienso tiene muchos agujeros, y no todas pueden comer, por lo que se mueren 17 ocas.

Pregunta: ¿Cuántas ocas tendrá al día siguiente?

Respuesta: 100 ocas – 17 muertas = 83 ocas.


EJERCICIO AVÍCOLA DE CONTINUACIÓN:

El comedero sigue roto y sin arreglarse.

¿Cuántas ocas es más probable que tengamos dentro de un día?

Posibilidad 1: 83 ocas que quedaban menos otras 17 ocas que se mueren = 66 ocas.

Posibilidad 2: 83 ocas que quedaban, pero ahora sólo se mueren 5 ocas porque así me brota = 78 ocas.


EJERCICIO PRÁCTICO DE PREVISIÓN ECONÓMICA:

La economía española va a disminuir este año un 1,7%. Esto significa que en vez de producir más, todo el país producirá un 1,7% menos que el año pasado.

Una de las causas de esa falta de crecimiento estriba en que los bancos no conceden crédito a las empresas, a pesar de los miles de millones de euros de dinero público que se les dan: Los destinan fundamentalmente a tapar sus agujeros de pérdidas.

Pregunta: Si va a seguir sin haber crédito, por lo menos en los próximos cinco años, y este año la economía ha caído un 1,7%: ¿Cuánto puede decrecer (caer) el año que viene?

Respuesta 1: Aproximadamente lo mismo que este año.

Respuesta 2: Mucho menos de este año, porque así me brota.

A raíz de tu respuesta, subraya qué posibilidad consideras que se acercará más a la realidad el año que viene para la economía española, teniendo en cuenta que este año decrecerá un 1,7%:

Posibilidad 1: Decrecerá un 1,3% (Fondo Monetario Internacional)

Posibilidad 2: Decrecerá sólo un 0,5% (Ministerio de Economía)


EJERCICIO PARA SUBIR NOTA:

Si has elegido la posibilidad 2 porque te ha brotado, realiza una papiroflexia con este folio de tal forma que parezca un brote verde.


miércoles, 10 de octubre de 2012

NO ESTABAN MUERTOS, ESTABAN DE PARRANDA: ¿Nadie es responsable?


Ayer murió mi abuela. Sé que muchos querríais darme el pésame, y os lo agradezco. Pero en realidad no estoy tan triste.

Ayer el Fondo Monetario Internacional modificó sus previsiones para la economía española en 2.013. Ahora estima que caerá casi el triple de lo expuesto por el Gobierno: un 1,3%.

No os oculto mi pena por la pérdida, pero lo cierto es que cada día mueren muchas personas mayores, y ella no podía ser la excepción.

El Ministro de Economía atribuye el peor dato para nuestra economía a la mala situación en nuestro entorno.

El médico ya nos dijo hace tiempo que duraría poco, pero teníamos la esperanza de que se equivocara.

Luis de Guindos ha comentado gráficamente que "las previsiones del Fondo Monetario Internacional no están esculpidas en bronce, y pueden cambiarse"

A veces me pregunto si pude haber hecho algo más por mi abuela, pero creo que no: Si me hubiese esforzado en cuidarla más hubiese muerto igualmente, dada la situación que arrastraba. Bueno, tal vez no debería haberle quitado el oxígeno.

El Ministro expuso ayer que se han realizado todas las acciones pedidas por Bruselas, en términos de reformas y recortes. Pero el Fondo Montario Internacional estima que el crédito no volverá a nuestra economía hasta el 2.017.

En estos momentos malos trato de ver el lado positivo, y pensándolo bien, ahora tendremos en mi familia más dinero disponible, pues será una boca menos que alimentar.

"Hay lados positivos en el informe del FMI, como la mejora de nuestras exportaciones respecto a las importaciones" (Obviamente, los españoles consumen menos al tener poco dinero disponible, y las empresas tratan de vender fuera lo que producen)

Entre todos la mataron, a mi abuela, a la economía española; pero ella sola se murió.

¿Y los responsables?: No estaban muertos, estaban de parranda...


martes, 9 de octubre de 2012

LOS TRES CERDITOS Y EL RESCATE


Ángela era una cerdita hacendosa, que se pasaba todo el día trabajando para construir unos fuertes muros de piedra para su casa, a prueba de cualquier mercado.

Constantino, por contra, prefería dedicar el tiempo también a otras cosas. Así que usaba paja para edificar su vivienda. Y pronto estuvo terminada.

Mariano no usaba paja en la suya, sino palitos que iba colocando uno tras otro, y que daban una mejor impresión; con la esperanza de que fuesen suficientes para evitar la caída de la casa.

Llegó el invierno, y con el no sólo el mal tiempo, sino la venida del terrible lobo rescate, que amenazaba con terminar con las casas y sus habitantes.

Se puso el animal frente a la casa de paja de Constantino y le dijo que le dejara rescatarle, que no le pasaría nada. Pero él se dio cuenta de que era mentira, y le gritó: "No te abriré, porque luego me pondrás unas duros recortes".

Y el lobo rescate sopló y sopló hasta que la casa de paja derribó, rescatándola y convirtiéndola en su sitio de recreo.

Llegó en segundo lugar a la casa de muros de piedra de Ángela. Y el lobo rescate sopló, sopló, hasta que Ángela abrió la puerta y se fundieron en un abrazo los dos viejos amigos, que se conocían desde que ella reunificó la vivienda hace años.

Finalmente, se dirigió el lobo rescate a la casa de palitos de Mariano. Pero cuando iba a soplar, se detuvo ante el gran silencio que había en la casa.

¿Estarían agazapados para evitar el rescate con un movimiento sorpresa? ¿Tal vez preparándose para no perder la casa y todo lo que era suyo?

Perplejo se encontraba el lobo rescate, al no saber qué preparaban. Hasta que al cabo de un minuto oyó con voz firme y clara: ¡Goooooolllllllll!


lunes, 8 de octubre de 2012

NUESTRA ECONOMÍA, LA ABEJA MAYA Y EL ZÁNGANO


Durante las últimas semanas nuestro país está sufriendo los ataques de distintos medios de comunicación extranjeros, que se empeñan en exagerar las consecuencias de la crisis en España, cuando la realidad es bien distinta.

Primero sacaron la foto de unos niños mirando por la ventana de su casa para ver si venía la policía a desahuciar a su familia, como si eso fuera algo habitual.

Cada día se producen en España 532 desahucios.

Pero más sangrante fue la instantánea, sin duda tendenciosa, de una persona hurgando en un cubo de basura.

Cáritas atiende a un millón de personas. Algunos comercios han optado por poner candados en los contenedores para evitar que se lleven comida caducada.

Pero esos periódicos obvian el gran esfuerzo que se está realizando por nuestras instituciones para superar la crisis.

El Estado tiene como objetivo este año gastar "sólo" 63.000 millones de euros más de lo que ingresa. Ya lo ha superado.

Además, no pueden olvidarse de las fuertes empresas españolas, que son hoy líderes de sus sectores en el mundo.

Numerosas consultoras y analistas han recomendado a Santander, Telefónica, Iberdrola... Que se vayan de España por la penalización que sufren aquí. No lo han hecho aún, pero cada vez dan más protagonismo a sus oficinas en el extranjero.

En definitiva, somos hoy un país donde todos arrimamos el hombro para superar la dura situación que vivimos.

Las Comunidades Autónomas están recibiendo 18.000 millones de euros de dinero público, la banca 60.000 millones de euros. Los autónomos pagan el IVA de facturas que no cobran, ha subido el IRPF, el IVA, el agua, la luz, el gas, la gasolina...

Por eso, tras las imágenes mostradas por esos medios de comunicación extranjeros, otros medios españoles llevan publicando varios días escenas más propias de nuestra realidad. Quieren mostrar así que la situación española es mucho más floreciente y posee un color diverso.

Nos sumamos a esta campaña con una canción que ayudará a comprender mejor nuestra situación a los extranjeros, con el optimismo que se vive en las calles de España:
En un país multicolor
había una sociedad bajo el sol.

Y fue famosa en el lugar,

por su alegría y su felicidad.
Y a esa sociedad le pusieron autonomías,
las perfectas y dulces autonomías.

Con los bancos que crean sin cesar

un mundo sin igual.
No hay problema que no solucione la política,
la traviesa y dulce política.

Política yo te quiero política,

política, ven y sigue ayudando al país. (*)
(*) En la adaptación que hemos hecho de la canción de la serie infantil "La abeja Maya" no aparece explícitamente su inseparable amigo Willy. Willy era un zángano.


viernes, 5 de octubre de 2012

LAS COSAS CLARAS. Viene la guerra: que no te quiten la maleta


Por tercera vez desde que se creó este blog, realizamos un alto en el camino ante unos hechos que me parecen lo suficientemente graves como para hacerlo; porque afectan de manera especial al ciudadano.

Hemos pasado de un "jamás necesitaremos un rescate" a "tenemos que estudiar las condiciones del rescate", para finalmente casi suplicar que nos rescaten; cuanto antes pero sin llamarlo así.

Ya hemos insistido en que un rescate es un fracaso: El de no poder dirigirnos soberanamente, y necesitar que venga alguien de fuera a hacerlo.

Se trata de una derrota sin admitirla, y sin que los responsables -de uno y otro lado- se vean derrotados, sino que se alían con los que vienen de fuera para echar las culpas -y las cargas- sobre los ciudadanos.

En las numerosas reuniones que estoy teniendo individualmente con los que me lo pedís, el tema más común viene siendo qué hacer con los pequeños o no tan pequeños ahorros (los que disfrutáis de esa suerte).

Miedo. Miedo es lo que más percibo, pues veis con recelo a unos bancos de los que ya no os fiáis. Y miedo por si el devenir de España y su sistema financiero os hace perder vuestra seguridad futura; tanto tiempo trabajada.

Pero desde hace un tiempo, ha surgido un elemento nuevo: Las consultas sobre las propuestas más o menos variopintas que os proponen para esos ahorros.

Mi primer consejo es siempre acudir a la abuela, para el que la tenga, y proponerle la "inversión" que tenéis en mente:


LOS AHORROS DE LA ABUELA CLARA

Durante mucho tiempo, la seguridad en España se contaba por el dinero que se tenía cerca de donde se dormía; por si había que salir corriendo. Se trataba de personas que habían corrido, de pequeñas o ya más mayores, como consecuencia de la catástrofe de la guerra.

Hoy en día las catástrofes son más sibilinas, y ya no hay que correr: Se sufre dentro de casa. Sibilinas y ocultas, en nombres más o menos dulcificados: La guerra es crisis, y la derrota rescate.

Pero aunque el sufrimiento se oculte con seda, sufrimiento se queda. Por eso resulta bueno hablar con esas personas que han vivido el sufrimiento de la guerra; y sus consecuencias.

Constataremos entonces que la abuela Clara tenía el dinero a buen recaudo, en un sitio que le daba tranquilidad. Así que la primera pregunta que has de hacerte es:

¿Estás tranquilo con el sitio donde tienes tus ahorros?


UNA BUENA INVERSIÓN PARA LA ABUELA CLARA

La abuela tenía el dinero en casa, cerca, por si tenía que salir corriendo... Y entonces esos billetes le servirían para dar de comer a los hijos, o comprarles ropa de abrigo.

En aquella época, parece que la gente tenía menos luces que nosotros, menos formación, y por eso no tenían bonos, pagarés de bancos, ni siquiera plazos fijos... Sólo rústicas y sencillas cartillas de ahorro, donde se anotaban sobre todo pequeños ingresos de dinero

Por eso la segunda pregunta que debes hacerte es:

¿Eran nuestros abuelos realmente tontos y nosotros realmente listos?


LOS BILLETES DE LA ABUELA CLARA

La seguridad la contaba en billetes. Aunque también tenía sus joyas; por si tenía que venderlas, muy a su pesar.

Pero las joyas eran recuerdos, para ponérselos y recordar, no una inversión. Ella no invertía en belleza: era bella.

Y si en esos tiempos donde pensaba que tal vez tendría que correr, le hubiesen propuesto cambiar su seguridad, sus billetes, por más joyas (por oro), nos habría dicho: "¿Voy a darle mis billetes a alguien a cambio de su oro, para luego ir a suplicarle que me dé mis billetes de vuelta cuando los necesite? ¿Y si no me los quiere devolver?

Por eso, la tercera pregunta que tienes que hacerte es:

¿Hay algo que te dé más seguridad y utilidad en caso de necesidad que el efectivo?


La abuela Clara no era la más lista, ni entró nunca en la universidad. Pero sacó adelante a su familia. Y tras unos años locos, ahora sus nietos han dejado de pensar que ellos eran más listos que sus padres, y que sus abuelos.

Viene la guerra. Esa guerra que no pudo con Clara. Si tienes abuela, pregúntale cómo lo consiguió. Y si no, trata de pensar cómo actuaría la tuya.

Que cuando haya que correr no vayas sin maleta... Las cosas claras.


jueves, 4 de octubre de 2012

SABIDURÍA ECONÓMICA: Entre guindos florece el banquero


Hace ya muchos años, en un país no tan lejano, existía un sabio que habitaba al pie de un inmenso guindo.

Todos los habitantes del lugar acudían allí en busca de consejo; y un día se presentaron con un difícil dilema, que nadie hasta ese momento había conseguido solucionar, un ciudadano y un banquero.

- CIUDADANO: 
Oh gran sabio, que todo escudriñas con entereza.
Un piso me quise comprar,
y ahora el banquero me lo quiere quitar,
el sinvergüenza.

- BANQUERO:
Tú sabio del guindo,
sabes que yo también tengo problemas,
sobre todo por las hipotecas,
y el ciudadano no me la paga por mucho que se lo pido.

Bajó del guindo, donde dormitaba, el sabio; y rascándose su clava reluciente, dijo con sabiduría:

- SABIO DEL GUINDO: 
Harto me tenéis con esa palabrería tan pomposa,
sobre todo porque yo hablo en prosa:
El piso me lo quedo yo, y se lo pago al banquero. Y luego se lo venderé al ciudadano. Así que largaos, el tema está resuelto.

Fue así como el gran sabio resolvió el problema del piso. Y colorín, colorado, este cuento se ha acabad...

- Un momento, Jesús, esto falla.

- ¿Cómo? ¿Me estás diciendo, a mí que soy economista, que el cuento falla?

- Mira, lo siento, serás todo lo economista que quieras, pero si el ciudadano no tenía dinero para pagar la hipoteca, ¿cómo va a comprar el piso cuando se lo quiera vender el sabio?

LUIS DE GUINDOS, MINISTRO DE ECONOMÍA: El Banco Malo (el nuevo banco del Estado) comprará (con dinero público) los pisos que los bancos tienen en propiedad, y luego los venderá en el mercado. Se "dinamizará así el mercado inmobiliario, y muchos tendrán acceso a la vivienda"

Dinamizarán. El Ministro y el banquero. Siempre dinamizando. Dúo Dinámico.


miércoles, 3 de octubre de 2012

HACIA EL RESCATE (II): Rescatando a Hitler


Ayer conocimos que nuestro país va a ser controlado, intervenido, desde fuera. Y las condiciones de nuestra rendición.

Durante mucho tiempo se ha jugado a no hacer nada. Viendo lo que se venía encima, hemos sido incapaces de tomar las medidas necesarias para evitar lo que ahora es una realidad.

Han sido muchos años de pasos adelante y atrás, finalizados tristemente ahora, con políticas insuficientes que tantas veces han agravado nuestros problemas. Y con inútiles peleas entre dirigentes que sólo han servido para distanciarnos aún más de la solución.

Con una gente ya harta del asedio, cansada de tantas penurias y sueños incumplidos; y que a menudo se preguntaba si no sería mejor que viniesen de fuera a frenar el desastre, antes de que fuese demasiado tarde.

Pero ha sido demasiado tarde, y ahora se ha producido lo que parecía imposible: Han llegado de fuera y han tomado nuestros organismos, y van a mandar en aquello que creíamos gobernar nosotros mismos: Nuestra economía, nuestro país, nuestro futuro y el de nuestros  hijos.

Por eso ahora, mientras repasamos las condiciones de nuestra rendición, sólo puedo decirte una cosa:

“Llora, llora como mujer, lo que no supiste defender como un hombre”

Conversación de Aixa con su hijo Boabdil (Emir de Granada), tras la capitulación y rendición de la Alhambra.

La historia, y sus personajes, se repiten. Cada 520 años. 1492. 2012.

Este artículo fue publicado el pasado 11 de julio, cuando muchos dirigentes -y tantos expertos- se felicitaban por la concesión de un préstamo de 100.000 millones de euros a España para que se lo diera a sus bancos.

En medio de esa alegría nos atrevimos a levantar la voz desde aquí, una vez más, advirtiendo de lo que estaba por llegar.

A día de hoy no hemos visto aún nada de esos 100.000 millones, y España está a punto de pedir el rescate; nombre actual a lo que la Historia ha llamado siempre rendición.

Un cambio de nombre que resulta muy importante... Para que no se pueda identificar a los que nos rindieron. A nosotros, a nuestras familias; a nuestro país.

Tarde descubrimos esa nueva palabra, y tarde descubrimos que Boabdil no rindió Granada: Hizo que la rescataran. Napoleón también llevó el rescate a Francia en Waterloo. Y Hitler fue rescatado por los Estados Unidos.

Ahora España será rescatada... ¿Derrotada?


martes, 2 de octubre de 2012

HACIA EL RESCATE (I): Anselmo y Gabriela, la traducción de un cuento


 - Papá, cuéntame un cuento.

- Bueno, hija, pero luego te duermes. ¿Vale?

- Sí, pero cuéntame el de Hansel y Gretel…

Anselmo y Gabriela eran un autónomo y una mileurista que vivían en una bonita casa, con su papá Estado y su mamá Banca. Allí pasaban los días felices, con abundante comida y dando paseos por sus puentes, AVEs, aeropuertos y palacios de congresos.

Pero una tarde llegó la gran tormenta de la crisis, y Anselmo y Gabriela se asustaron mucho. Así que fueron corriendo a casa para protegerse. Esa noche no hubo cena, y al irse a dormir oyeron a sus padres decir que no había dinero para todos, y que no tendrían más remedio que abandonar a sus hijos en el bosque.

A la mañana siguiente, salieron todos camino del bosque, pero Anselmo cogió un pedazo de pan y fue dejando unas migas de empleo por el camino. Pero el camino de la crisis fue tan largo, que todo el bosque se llenó con cinco millones de migas.

Al cabo de un tiempo, papá Estado y mamá Banca les dijeron que reposaran tranquilos, que aún les quedaba un largo camino a pesar de los recortes que estaban haciendo. Pero de repente mamá Banca se dio cuenta de que Gabriela tenía algo bajo la ropa; y al hurgar en su nómina descubrió que eran algunos ahorros.

“Pero Gabriela, si tienes ahí dinero…”. “Sí mamá Banca, es por si la tormenta de la crisis dura mucho”. “Anda, no seas tonta, mileurista… Déjame el dinero a mí, que lo guardaré preferentemente para que no lo pierdas”

Y así fue como el autónomo Anselmo y la mileurista Gabriela se quedaron sin empleados y sin ahorros.

- Pero papá, ¿y qué ocurrió entonces? ¿Se quedaron con sus padres?

- No, hijita, sus padres se fueron corriendo y los dejaron solos en el bosque en medio de la tormenta de la crisis.

- ¿Y qué paso con los pobrecillos?

- Pues que estuvieron andando toda la noche en medio de la tormenta, hasta que divisaron a lo lejos una cabaña. Llamaron a la puerta y salió una viejecita, que al verlos sonrió y…

- ¡Qué bien papá!

- Espera hija… Al verlos sonrió y los invitó a…

- Jo, papá, menos mal, ¡estaban rescatados!

- No te adelantes, hija…. Les invitó a quedarse… Afuera, y no molestarle, que estaba con otros invitados en casa.

- Pues vaya cuento, papá. ¿Y se quedaron afuera, abandonados de su papá Estado y mamá Banca?

- Sí. Y ya toca que te duermas.

(…)

- Papá, ¿cómo se llamaba la viejecita?

- Ángela, hija, se llamaba Ángela.