ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 14 de julio de 2014

CAPERUCITA Y LA PYME: El cuento económico de nunca acabar


CUENTO 1

Caperucita Crédito era una niña que cada día iba a casa de la abuelita Pyme, a llevarle el rico dinero que le daba su madre Banco Central Europeo.

Pero de repente se encontró por el camino al lobo Codicia Bancaria, que se quedó con la cestita e impidió que llegara el crédito a la abuelita Pyme.

Y fue así como la pobre Pyme acabó muriendo de hambre. 

CUENTO 2

Caperucita Ayudas era una niña que cada día iba a casa de su abuelita Pyme, a llevarle el rico dinero que sacaba su madre Estado de los impuestos.

Pero de repente se encontró por el camino al lobo Corrupción, que le quitó la cestita e impidió que llegaran las ayudas a la abuelita Pyme.

Y fue así como la pobre Pyme acabó muriendo de hambre.

CUENTO 3

Caperucita Consumo era una niña que cada día iba a casa de su abuelita Pyme, a llevarle el rico dinero que le daba su madre para gastar en los comercios. 

Pero de repente se encontró por el camino al lobo Impuestos Confiscatorios, que le quitó la cestita e impidió que llegara el consumo a la tienda de la abuelita Pyme.

Y fue así como la pobre Pyme acabó muriendo de hambre.

Sin bancos que den crédito y no se queden el dinero barato de Europa para tapar sus propios agujeros. 

Sin ayudas reales que no se queden en la madeja de la corrupción. 

Sin consumo porque la gente no tiene dinero en el bolsillo.

... Este cuento no hay quien lo cambie.