ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 7 de noviembre de 2011

¿CUMPLEAÑOS FELIZ?: Ángela va a cumplir diez años

Cumplimos esta semana tres meses desde el inicio del blog.

Corría el verano cuando apareció el "Diario de la quiebra de España"; Un nombre que parecía más bien exagerado, en un mes de agosto en el que nos contaban que la crisis estaba en vísperas de desaparecer.

En los días sucesivos, contemplamos cómo nuestro panorama económico se iba ensombreciendo, con una Unión Europea dinamitada desde el momento en el que Merkel y Sarkozy -ante el aplauso inicial de muchos- comenzaron a reunirse sin el resto de países.

Explotaron después en toda su intensidad problemas con el de Grecia. Y lo que es más importante: nuestras variables de economía real -como el paro y el crecimiento- mostraron todo su dramatismo.

Ya desde el principio algunos me preguntaban cuándo cambiaría el nombre del blog por el de "Diario de..." algo menos sombrío. Pero ya advertí que no quería ganarme una efímera medalla diciendo que la crisis llegaba a su fin. Y si lo mantuve en ese mes donde nos contaban esa falacia, me temo que he de seguir manteniéndolo ahora.

Cuando nuestros dirigentes se afanan -sin conseguirlo- en salvar al mundo financiero, que se resiste a pagar por sus errores sin echar mano del dinero público, España sigue inmersa en una crisis profunda; sin nadie que se ocupe de ver cómo hacer crecer la economía y dar soluciones reales al paro.

Como no tengo intereses ocultos que me influyan, puedo hablar con total libertad: se avecinan tiempos difíciles, muy difíciles. Y lo peor es que a día de hoy nadie, absolutamente nadie, se está encargando de variar el rumbo de un barco que se hunde.

Seguimos oyendo hablar de la crisis de la deuda, que los bancos tienen comprada, y de cómo se puede reflotar el sistema bancario y financiero. Pero podemos preguntarnos: ¿qué es más importante, la economía real, la producción, las ventas, las exportaciones, el empleo... o el sistema financiero que surge a raíz de todo eso para darle apoyo?

Todos nosotros ya hemos pagado las consecuencias de vivir por encima de nuestras posibilidades. Hemos salido adelante como hemos podido, o nos hemos hundido sin nadie que nos ayude después de que nos hayan embargado, y ahora estamos viendo cómo salir a flote.

Pero el sistema financiero no quiere asumir que los pisos que tiene, y la deuda de países como Grecia, valen mucho menos de lo que anotan. No están dispuestos a admitir que tienen que sufrir las consecuencias, como nosotros; ni tampoco darse cuenta de que han de quebrar la mayoría de ellos, como nosotros hemos quebrado.

Lo mismo que hay cinco millones de parados, y han desaparecido miles de empresas, tendrá que suceder lo mismo en el mundo financiero. Pero su saneamiento tiene que suceder ya, ahora; si queremos seguir a flote en una Europa donde ya Ángela Merkel dice que nos quedan diez años para dejar la crisis atrás.

Necesitamos que nuestros dirigentes, y los que puedan venir, se den cuenta de que el crecimiento de España, el paro y nuestro futuro, se juega en la economía real, en las fábricas, en el campo, en el turismo. Y no en las alfombras de los despachos elegantes de Bruselas hablando de primas de riesgo, de rescates a la banca y de la deuda de Grecia. Porque no se dan cuenta.

Sólo así empezaremos a salir a flote...

--------------------

Durante esta semana analizaremos las causas de la crisis, para que podamos tener una idea más clara de por qué hemos llegado aquí. Y para no repetir los mismos errores.

Y a todos gracias, por seguir el blog y por hacer de él un lugar de encuentro con vuestros comentarios. Muchas gracias.