ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 15 de mayo de 2012

PERDÓNAME, LUIS DE GUINDOS, PERO ESO… NO


El día 22 de septiembre de 2011, pusimos por título a una de nuestras entradas: “LO SIENTO, JOSÉ LUIS, PERO ESO… NO”.

Nos dirigíamos así al entonces Presidente del Gobierno, ante un hecho que nos parecía muy grave –el paro– y una alusión injusta para tantas personas que se hallan en esa dramática situación.

Decíamos entonces que, al no ser éste un blog político sino económico (como bien saben los lectores, que se reprimen comentarios políticos no relacionados con la economía), no suelo personalizar y uso el genérico “nuestros dirigentes”.

Pero a veces hay que hacerlo, cuando se afirman cosas que no se ajustan a la realidad. Y como ya levanté la voz con un gobierno distinto, no me podrás meter ahora en una clasificación política porque lo haga contigo, Ministro de Economía:

Perdóname, Luis, pero decir que se ha hecho todo lo posible desde España para evitar la intervención, como ahora has comentado en Europa… Eso, no.

Miro a mi alrededor y no veo secretarios de Estado, ni tampoco analistas ni cientos de asesores. Pero  me encuentro con mucho sentido común. Y acertamos en el blog. Los ciudadanos.

Uno de esos ciudadanos me escribió un email el viernes 4 de mayo preocupado por la situación de sus ahorros en Bankia; justo cuando tenía lugar la reunión secreta que tuviste en el Ministerio con los presidentes del Santander, el BBVA y La Caixa.

Aun a riesgo de ser llamado antipatriota, por aquello de que patriota en algunos estamentos se considera sólo al que defiende lo indefendible de ciertas prácticas financieras, decidí publicar ese email y la respuesta el lunes; a las cinco de la mañana, como todos los artículos.

Esa mañana el Presidente del Gobierno anunciaba en una entrevista que se usaría dinero público para ayudar a la banca. Y más tarde dimitía Rodrigo Rato.

… Y no veo secretarios de Estado, ni tampoco analistas ni cientos de asesores. Pero me encuentro con mucho sentido común. Y acertamos en el blog. Los ciudadanos.

Este viernes pasado sacamos el vídeo de la campaña “No más ayudas públicas a la banca”. Hicimos –como bien sabe la persona que lo montó– dos versiones: una con el corte “No había plan” y otra sin él.

El problema es que ese corte terminaba diciendo que al lunes siguiente la bolsa bajaría un 3%. Por un momento nos contagiamos de la “prudencia” que reina en tus ambientes, y decidimos publicar la versión corta.

Pero en defensa del sentido común, a las 5 de la mañana lanzamos finalmente la versión larga que contenía esa previsión. Previsión del sentido común, como puedes ver en la fecha de publicación del vídeo en Youtube y en el corte que te pongo aquí:




… Y no veo secretarios de Estado, ni tampoco analistas ni cientos de asesores. Pero me encuentro con mucho sentido común. Y acertamos en el blog. Los ciudadanos.

Por todo ello, Luis, entiende que el sentido común nos dice que no se ha hecho todo lo posible... Eso, no.

Te apunto simplemente unos cuantos temas de los que llevamos hablando aquí desde agosto pasado:

1) La economía no se ha centrado en los ciudadanos, sino en defender diversas entidades… con el supuesto de que ellas luego ellas ayudarían a la economía, a los ciudadanos.

… Y suena ya casi a risa, por no llorar, el argumento de que se hace “para que fluya el crédito”, cuando sólo ha fluido a sus agujeros.

2) El Estado se ha centrado en tapar sus agujeros, a nivel central, autonómico y local, y ha esquilmado nuestras empresas, familias y bolsillos… con el supuesto de que así podría prestar servicios sociales.

… Y da pena ver a los pobres colaboradores de Cáritas servir las numerosas comidas que sólo ellos sirven cada día a los desprotegidos ciudadanos, desprotegidos por quienes los tienen que proteger.

3) Los dirigentes se han olvidado de hablar de cosas concretas, de sueldos, de IBIs, del precio de la gasolina y de las patatas, y se han empeñado, todos, en perderse en conceptos abstractos que al final no bajan a la tierra; ni ponen nombre a los parados, sólo números.

… Y aterra ver los comercios que cierran cada semana en nuestras calles, los familiares que se quedan sin trabajo, y los sin techo que ya son muchos en nuestros bancos (los de sentarse y los que usan nuestros ahorros, que tienen portales donde resguardarse).

Para ver esto sólo hay que salir a la calle, y de los despachos, de los números y de los conceptos.

Así que déjame decirte que como…

… No veo secretarios de Estado, ni tampoco analistas ni cientos de asesores

… diga mañana, con el sentido común, lo que tantos emails preguntan cada día, de ciudadanos desorientados, y que quieren respuestas. Y como ya son dos gobiernos, podrás llamarnos antipatriotas, pero no clasificarnos como políticos.

Pero las verdades las vamos a decir, mañana, y si le duele al sistema, financiero o político, lo siento. Pero no decir la verdad... Eso, no.

Porque nuestra patria es el sentido común...

… Y no veo secretarios de Estado, ni tampoco analistas ni cientos de asesores. Pero me encuentro con mucho sentido común. Y acertamos en el blog. Los ciudadanos.