ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 20 de octubre de 2014

DOCTOR, ¿QUÉ ME PASA?: Vaya gripazo económico, España


Durante los últimos días, me voy encontrando con gente que me dice: Oye, ¿es cierto que puede venir otra crisis? O que me dispara: ¿Qué le pasa a España, qué le pasa a la bolsa?

Y como siempre la coletilla acostumbrada: Pero que lo pueda entender, ¿eh?

Así que hoy, de manera cruda, escribo una de esas conversaciones, por si puede servir a alguien aparte de esos que me “asaltan” por la calle.

¿Es cierto que puede venir otra crisis?

Eso parece a decir e algunos.

¿Y cómo se sabe?

Yo me suelo fijar en los hechos, y uno de ellos lo encontramos en el gran esfuerzo que está haciendo el Banco Central Europeo por tratar de impedirla.

¿A qué se debe?

Fundamentalmente a que, a pesar de la tan anunciada salida de la crisis, Alemania y Francia están estancadas y no crecen, por no hablar de Italia o de Grecia, que ya ha dicho que tal vez necesite otro rescate. A todo ello se suma que los datos que llegan desde EEUU son algo preocupantes.

¿Y hay algo más?

Bueno, podemos sumarle a los factores económicos otros como el miedo al yihadismo, al ébola…

¿Y eso cómo le afecta a España?

Nuestro país ha vivido durante los últimos meses diciendo que la crisis estaba superada. Además, las razones de la salida se han basado en factores como las mayores exportaciones. Y teniendo en cuenta que nuestros principales mercados son la Unión Europea y EEUU, pues que estas zonas no crezcan provoca que haya dudas sobre las compras de productos españoles que puedan hacer en el futuro. Además, los otros peligros del yihadismo y el ébola los tenemos vecinos.

Pero esos factores también le afectan a otros países, ¿por qué hemos de precuparnos nosotros más?

Por las condiciones en las que nos encuentran: Si se prevé un duro invierno y nos pilla resfriados o con gripe, pues las dudas de que podamos afrontarlo son mayores. En el caso de España la gripe es el 25% de paro y una deuda pública que supera el 100% de lo que producimos en un año.

¿Y qué remedio podríamos poner?


Eso lo dejaremos para el jueves, y que así podamos reposar nuestro gripazo.