ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 25 de agosto de 2011

SERÍA UN DESASTRE QUE LOS BANCOS CAYERAN: ¿Seguro?

La historia de Pedro López, del martes 16 de agosto en nuestro blog ( EL RESCATE DE LA BANCA: La realidad al desnudo ), es una de las entradas más vistas. Ha provocado una avalancha de comentarios, emails, tweets, etc, demostrando que la situación y actuación de la banca es uno de los temas de más controversia. Sobre todo porque nos afecta a todos de un modo u otro.

Uno de los emails pedía la aclaración de por qué siempre se ha dicho y se sigue manteniendo que los bancos no deben caer, que las consecuencias serían desastrosas para el sistema financiero y la economía. Pero creo que es el momento de preguntarnos si eso ha de ser así, y si nuestro sentido común nos dice que debe mantenerse a toda costa.

Vayamos al final de la historia de Pedro y la situación de los intervinientes, que es la historia de los embargos:

- PEDRO: Se encuentra en Ávila sin su piso, que se ha quedado el banco porque no tiene dinero para pagar la hipoteca.

- BANCO: Se ha quedado el piso de Pedro. Lo ha puesto en su contabilidad a un precio superior del real. El Banco de España le obliga ahora a rebajar el precio de ese piso para que refleje el auténtico valor. El banco tiene 6.000 pisos como el de Pedro, y le faltan 84.000 millones de pesetas en su contabilidad.

- BANCO DE ESPAÑA: Como el banco no tiene esos 84.000 millones, no le quita el piso de Pedro (y los demás pisos), sino que rescata al banco y repone los 84.000 millones que faltan. Dinero que viene de nuestros impuestos, pero ése es otro cantar.

En definitiva, el banco le embarga el piso a Pedro porque no puede pagar la hipoteca, y el Banco de España rescata al banco porque no puede poner los 84.000 millones que le faltan en su contabilidad. Y todo ello, porque “los bancos no deben caer, ya que sería un desastre para el sistema financiero y la economía”…

Pero vayamos al origen del problema y a las preguntas fundamentales:

1) ¿Por qué el banco le da un préstamo a Pedro?

Para que se compre un piso que es claramente superior a lo que puede permitirse.

2) ¿Cuál es el negocio del banco?

Coger el dinero depositado por sus clientes y prestarlo a otras personas a cambio de que le paguen intereses. Para asegurarse de que le pagan, hace un estudio de estos clientes para evitar que sean morosos, y además les exige un aval para quedarse con él en caso de que no le paguen.

3) ¿Qué pasa si todo va bien?

El banco ganará dinero suficiente para devolver lo que ha tomado prestado de sus clientes y quedarse con un beneficio (los intereses que ha cobrado a los que ha prestado el dinero).

4) ¿Qué pasa si las cosas van mal?

Pues que el banco se quedará con el aval dado a cambio del préstamo, en nuestro caso el piso de Pedro.

Y ahora vienen las preguntas fundamentales:

- Si los bancos tienen tantos pisos en propiedad en estos momentos, ¿por qué es?

Porque han prestado mucho dinero a personas que no han podido devolverlo.

- ¿Pero a qué se debe? ¿Hemos de suponer que los bancos han sido muy malos detectando a los morosos?

Eso se hace difícil de sostener, porque los bancos tienen personas muy cualificadas que estudian al detalle a los clientes.

- ¿Entonces no será que los bancos quisieron hacer mucho dinero con los pisos, prestando a todo el mundo el dinero que necesitaba –y más del que necesitaban– con idea de que si no pagaban los mismos bancos se quedarían con esos pisos para luego revenderlos más caros?

Pues parece que los tiros pueden ir por ahí…

- ¿Y qué pasó cuando los pisos dejaron de subir y bajaron?

Pues lo mismo tanto para Pedro como para el banco:

Si Pedro vendía el piso o se lo daba al banco, no valía lo suficiente como para pagar el préstamo.

Si el banco se quedaba con el piso de Pedro, no valía suficiente como para poder cubrir lo que el banco le exigía en su contabilidad.

- Y si el banco le quita el piso a Pedro porque no puede pagarlo… ¿Por qué el Banco de España no le quita el piso al banco así como su licencia para seguir teniendo sucursales?

Pues sinceramente: no hay respuesta convincente.

- Y ¿por qué el Banco de España puede dar al banco 84.000 millones para rescatarlo y no puede ayudar a Pedro a pagar su hipoteca?

No estoy haciendo populismo, ni soy de los que creen que se debe echar toda la culpa a los bancos: Pedro hizo mal en tomar prestado un dinero que luego no pudo devolver. Pero, ¿no hizo mal el banco prestándole el dinero a Pedro?

- Además: ¿No fueron a hacer negocio tanto Pedro como el banco? ¿Por qué ayudar al banco y no a Pedro? ¿Por qué esperar a que el banco tenga un agujero de 84.000 millones de pesetas y no dar un plazo de pago más cómodo a Pedro, o incluso un retraso en los pagos de hipoteca hasta que consiga empleo?

No digo que esto tenga que ser lo normal, puesto que se hace un agravio a los que pagan religiosamente su hipoteca. Pero una vez hecho el mal: ¿no sería mejor ayudar un poco a los que de hecho tienen los pisos en vez de esperar a que los bancos tengan todos esos pisos y entonces rescatarlos?

- Y hablando de responsabilidades: ¿por qué el Banco de España no detectó o permitió que los bancos prestaran dinero con tanta facilidad a personas con riesgo de no pagar?

Vayamos ahora al axioma que dice que sería un desastre que los bancos cayeran:

- ¿Ha habido un pánico general en España porque se han cerrado oficinas bancarias?

No  mayor que el que ha producido el cierre de hoteles, restaurantes, concesionarios de coches, gestorías…

- ¿Se tiene que tutelar el sistema bancario en España porque es el principal negocio de nuestra economía?

El principal negocio es el turismo. Los hoteles, restaurantes, agencias de viajes, etc, han cerrado sin que nadie los rescatase. También las constructoras eran el motor (exagerado) de nuestra economía, y han caído…

- ¿Cundiría el pánico y la gente sacaría el dinero de los bancos?

Tal vez, pero… ¿no sería lógico que la gente sacara su dinero de las empresas -bancos- que usan su dinero para hacer negocio, si esos negocios son ruinosos porque se lo prestan a gente que no puede devolverlo? También la gente ha sacado su dinero de restaurantes y tiendas de ropa ruinosas (cerrando los negocios) y no ha pasado nada.

En conclusión, veamos lo que ocurriría si los bancos fuesen tratados como las demás empresas:

- Tendrían que publicar en qué emplean nuestro dinero, y entonces decidiríamos a qué banco confiar nuestros ahorros. Y si descubriésemos que nuestro banco es un desastre, los llevaríamos a otro.

- El Banco de España tendría o bien que garantizar –como hace ahora– que el dinero depositado en los bancos podrá recuperarse por los clientes aunque el banco caiga, u obligar a los bancos a que contraten seguros para que estos paguen a sus clientes si ellos van a la quiebra.

¿Y por qué no se hace?

Bueno, si tenemos en cuenta que ahora los bancos se dedican sobre todo a comprar la deuda que tiene el Estado, y que el Estado los necesita para colocar buena parte de sus bonos, esta pregunta no hace falta responderla...