ÚLTIMOS COMENTARIOS

jueves, 11 de agosto de 2011

RUMORES POLÍTICOS: La segunda intervención de España

Si habéis tenido ocasión de hojear la prensa mientras os tomáis unos refrescos en el chiringuito, os habréis dado cuenta de lo siguiente:

- Tras los problemas en EEUU, compareció Obama. Ante los problemas en Italia, compareció Berlusconi. Luego le ha tocado el turno a Sarkozy. Y... ¿dónde está Zapatero? Y... ¿Por qué la oposición no pone el grito en el cielo aparte de pedir ahora con retraso una tímida comparecencia de Zapatero?

- Zapatero ha podido ser de todo, pero ahora especialmente no es tonto, y menos cuando no tiene nada que perder. Otra cosa es que le dejen.

- Si recordáis lo que ahora repiten muchos políticos -a los que antes no les dejaban decirlo-, el 6 de mayo pasado se intervino de facto España. Fue la fecha en la que Zapatero descubrió que estábamos en bancarrota porque no había dinero en la caja y no se podía colocar la deuda de España. Entonces empezó ese giro hacia las reformas totales y recortes drásticos. Nos lo exigió Europa, nos lo exigió Alemania.

- Zapatero no tuvo más remedio que acatar. Y Rajoy no dijo nada, pues también le habían dado un toque para que no lo hiciera. Desde ese día desembarcaban regularmente en Madrid los ejecutivos del FMI (ya conocidos en Barajas como los hombres de negro) y del BCE. Y también vino al poco Merkel para regalarle algunas palmaditas a Zapatero, que estaba para que le diera algo. Hasta le llamó Obama, como recordaréis, para decirle que lo estaba haciendo muy bien. Sólo en una ocasión se enfadó Zapatero y dijo que ya estaba harto, que fue cuando Van Rompuy vino a Madrid para entrevistarse con el Rey. Que animó posteriormente a nuestro rebelde Presidente a seguir por la senda del bien.

- Hace dos días, como ya comentamos, el BCE empezó a comprar deuda española ante nuestra grave situación. Esa fecha nos la recordarán en unos meses, como ha pasado con el 6 de mayo, como el día de nuestra segunda intervención. De nuevo el mismo protocolo: Los hombres de negro, Rajoy callado, Obama llama a Zapatero para felicitarse mutuamente su cumpleaños que es el mismo día... Y por supuesto, no comparece ante la televisión ni los medios. Porque Zapatero no es Obama, ni Merkel, ni Sarkozy. Él tiene que acatar. Nosotros, los intervenidos, hemos de acatar. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario