ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 2 de diciembre de 2011

LO MÁS DURO DE LA CRISIS: Qué poco me gusta mi pueblo

Noviendre es un pueblo como otros tantos que hay en España. De tamaño medio, casi llega a 60.000 personas. Pero contrariamente a otros lugares, no está sufriendo despoblación, sino que siguen llegando nuevos habitantes.

La maravilla del pueblo, aparte de su crecimiento, está en sus infraestructuras: puedes llegar a él por carretera, tren, y hasta por el aeropuerto cercano. También está previsto un pequeño tranvía que circule por sus calles, pero muchos piensan que no llegará a construirse.

La campaña electoral ha sido muy agitada en Noviendre. No sólo por la actividad de los políticos locales, sino porque han desfilado por el pueblo muchas personalidades. Es un lugar estratégico en la región, pero como advierten los más antiguos del lugar: Siempre pasa, lo mismo, y luego se olvidan de nosotros.

Si hay algo que sorprende en el pueblo es su juventud. Tras unos años donde los habitantes tenían una cierta edad, ahora no paraban de llegar los hijos de esas personas. Muchos dicen que porque no tienen más remedio.

Pero no nos engañemos, Noviendre es un pueblo triste. De hecho, los bares, antes tan animados, ahora permanecen casi vacíos, y eso que sus dueños pensaban que la llegada de nuevas personas animarían sus barras. Ya ha cerrado uno, y otro -dicen- está al caer.

Se ha intentado de todo por cambiar el pesimismo de Noviendre, pero con escaso resultado: se construyó un teatro, se dieron subvenciones para arreglar el parque, hasta hay cursos para multitud de habilidades. Pero nadie consigue cambiar el ambiente del pueblo.

Esta mañana ha aparecido por Noviendre un alto dirigente, que venía de visita. Para su sorpresa, nadie ha salido a su encuentro. Es más, al entrar en el bar todos se han marchado.

Indignado con la actitud de los habitantes, ha comentado enfadado a Manuel, el dueño: Desagradecidos... Con todo lo que he hecho por el pueblo; les he traído el tren, un teatro, hasta han podido arreglar el parque... ¿Qué más quieren?

D. Luis, le ha respondido Manolo, quieren... Trabajar.

Noviendre es noviembre. Este mes el paro ha aumentado en 59.536 personas.

Y el pueblo sigue llenándose de gente...


9 comentarios:

  1. Yo llevo en ese pueblo año y medio, y al bar no voy porque no puedo darme ya ni un capricho. Efectivamente, ya no quiero que D. Luis me invite a unas cerveczas. Quiero TRABAJAR

    ResponderEliminar
  2. Soy de un pueblo, en el cual la empresa más gran que hubo tenía 50 empleados. Todo el mundo marcha fuera a trabajar.
    Han desfilado políticos de todos los partidos. Y nadie fomenta la empresa, ni un polígono industrial.
    Vamos fuera a hacer las compras de ropa y alimentación.
    Los jóvenes se van fuera a divertirse (a parte del botellón).
    Conclusión: mi pueblo no tiene ni tendrá futuro.

    Pd: Sr. Arroyo, no tendría porqué haber eliminado el vídeo anterior; sólo explicarlo un poco (para los que no somos expertos) de esa manera tan genial, que sólo usted y unos pocos más saben.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Frank.

    Tanto tú como otros comentarios que me han llegado por email estabais totalmente en lo cierto: Aunque traté de bajar las conversaciones a la tierra, se daban por supuesto unos conceptos y mecanismos que el público no tiene por qué conocer.

    Procuro estar muy atento a que todo lo que aquí se dice pueda ser comprensible. Al final, como comentabas, eso es lo genuino del blog, y desde luego lo que me da más satisfacción.

    Recuerdo el comentario de un lector, que decía que su madre por fin había comprendido la prima de riesgo con el artículo sobre los sacos de naranjas...

    Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Hablando de cursos... se me ocurrió ir a uno y ya no vuelvo. Y yo que digo, ¿no sería mejor usar ese dinero para dar trabajo de una manera mejor? Tengo un jardín frente a casa muy bonito, y allí va mi hija por las tardes, pero tengo que darle de comer durante el día...

    ResponderEliminar
  5. En Ciudad Real, de donde soy, muchos decíamos que un aeropuerto como el construido era un despropósito, pero la gente entonces te decía que no, que iba a dar mucho trabajo porque iba a ser una alternativa a Barajas, mucho más caro este último, y que con un polígono como el preparado, cientos de empresas iban a establecerse allí por el abaratamiento de los costes. De hecho, quisieron ponerle "Aeropuerto Madrid Sur". El final es por todos conocido, hasta la CNN emitió hace pocas fechas un reportaje, identificando la ruina de España con el aeropuerto de Ciudad Real.

    ResponderEliminar
  6. jejejeje pues fijaos que a mi el Aeropuerto de Ciudad Real no me parecía ni tan mal (lo comparaba con Beauvois en Paris o Lutton en Londres) pensaba que se llenaría de ryanairs y compañías extrañas que venden un vuelo por 0,01 EUR pero no fue, lo que yo me pregunto es que se hizo mal. El aeropuerto en si no está mal, el problema es que no se supo atraer vuelos.

    Por lo demás no me preocupan tanto los nuevos habitantes de Noviendres si no "los que se han muerto"... el dato de desempleo es penoso pero lo realmente alarmante es que los cotizantes a la seguridad Social han descendido en más de 110.000 personas. Esto es aparte de los 60.000 que han perdido su puesto de trabajo, ha habido 40.000 "vacantes" (jubilaciones, muertes, inmigrantes que retornan a sus países, al que le tocó el premio gordo de la ONCE y demás) que tampoco se han cubierto. Así no se puede seguir.

    ResponderEliminar
  7. Como se suele decir: "No quedan ni dos telediarios para la que se avecina"

    ResponderEliminar
  8. Hola a todos, hoy estoy optimista,

    y eso que es viernes,

    y eso que la semana que viene será una semana estúpida y casi improductiva para mi empresa,

    y eso que después de toda la santa semana viajando por media España tan sólo me traigo un bendito pedido,

    y eso que he estado a punto de mandar al carajo a un funcionario de la SS por no comprender que los únicos avales que me quedan libres son la maquinaria de mi empresa.

    y eso que el lunes tengo una reunion con 7 de mis hombres para decirles que los tengo que mandar a un ERE porque no hay faena para todos.

    Os preguntareís, ¿se le ha ido la pinza a este?, ¿que ha fumado que le ha sentado tan bien?, ¿habrá bebido?.

    A la ultima pregunta la respuesta es no, a la segunda "sólo cigarrillos" y a la primera es "no lo sé".

    Estoy optimista porque voy viendo "ambiente", el cliente que me ha comprado lo ha hecho en base a una planificación sensata, y los otros 10 que no han comprado me han transmitido la sensación de que necesitan comprar. Y todos ellos son financiables o no necesitan financiación externa. Sólo falta un empujoncito.

    Ese empujoncito es la confianza, confianza en que pasado mañana será mejor que mañana.
    Y yo hoy la tengo. A pesar de los datos micro y algunos macro son dramáticos creo que de esta salimos, más o menos trasquilados, pero salimos. Sólo espero ser de los que aguanten.
    Por cierto, todos estos clientes de los que hablo tienen un relación estrecha con la exportación de bienes a Europa y no paran de trabajar.
    Mucho ánimo a los emprendedores y buen fin de semana.

    JAMTB

    ResponderEliminar
  9. Bueno, ya sabes, lo primero (lo dice ahora la constitución) es pagar a los bancos, en lugar de promover el empleo, la justicia, el cumplimiento de las leyes (dependencia, por ejemplo)… Estamos listos con los políticos. Y muy listos con los banqueros.

    ResponderEliminar