ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 12 de marzo de 2012

CRISIS EN EL HOSPITAL: ¿Por qué los médicos no curan?


La semana pasada, un amiga que venía arrastrando una grave enfermedad se puso peor, y me tocó acompañar a la familia de urgencia al hospital.

Le tuvieron que hacer dos intervenciones casi seguidas, y tras ellas una tercera que pensábamos definitiva. Cuando salía del quirófano, nos acercamos al cirujano esperanzados. Pero para nuestra sorpresa, nos comentó que no nos hiciésemos ilusiones, que ésa no sería la última vez que -después de tres veces- tendría que intervenir.
Ministro de Finanzas alemán, tras el reciente y tercer rescate de Grecia por 130.000 millones de euros: "Ésta no será posiblemente la última vez que la Unión Europea tenga que intervenir en Grecia"
La verdad es que nos indignamos un poco. Se supone que ellos eran los expertos: ¿Para qué tantas intervenciones entonces?

Al día siguiente, mi amiga estaba mucho peor. Ante nuestra alarma, apareció la Jefa de Departamento, que intentó calmarnos diciéndonos que las operaciones no curarían a la enferma, aunque harían que tuviese una mejor vida cuando se recuperara.
Ministra de Trabajo española: "La reforma laboral no acabará con el paro, pero mejorará la creación de empleo cuando España salga de la crisis"
Se empezó a caldear el ambiente en la sala de espera: ¿Cómo que iba a tener mejor vida más adelante si no sabíamos con seguridad si sobreviviría? ¡Lo primero tenía que ser curarla cuanto antes!

Como teníamos allí un médico conocido desde hacía años, vino a vernos. En plan confidencial, nos dijo que el problema estaba en que algunos médicos no podían curar, pero que otros ni siquiera querían.
Presidente de un banco español. "Algunos bancos no pueden dar crédito, pero otros no quieren"
Bueno, eso superaba ya lo que podíamos oír: ¿Es que nadie era capaz en aquel hospital de curar a mi amiga? ¿No estábamos rodeados de gente capacitada para ello?

A esas alturas, con la enferma mostrando ya claros signos de no recuperarse, nos fuimos indignados hasta la última planta, al despacho del nuevo Director. Nos atendió con cortesía, tratando de apaciguarnos. Pero nos dijo que no esperásemos que la operación surtiese efecto en un mes, en dos o en tres.
Presidente del Gobierno español: "Las medias adoptadas no surtirán efecto en un mes, ni en dos, ni en tres"
¡Vaya gracia!, pensamos. Estando terminal, si esperamos tanto se nos muere mi amiga.

Así que decidimos finalmente acudir al Defensor del Paciente, a ver si él podía ayudarnos para que alguien atendiese a mi amiga. Nos dijo que siempre estaría de nuestro lado, y que no nos preocupásemos, que tomaría medidas... Y  convocó al día siguiente una huelga de médicos.
Los sindicatos españoles convocan una huelga general para el 29 de marzo.
Mi amiga, España, enferma,. Y en el hospital nadie hace nada, porque no quiere o porque no sabe.

Acabó muerta. ¿Y los médicos? No, ellos no...
Peret, cantautor: "No estaban muertos, estaban de parranda..."

6 comentarios:

  1. Demasiado dinero a Grecia: ya tenía que estar en quiebra.

    Ya tenían que haber medidas inmediatas de empleo.

    Ya tenían que haber leyes de presión hacia los bancos para dar crédito.

    Ya tenían que haber medidas inmediatas.

    Ya hace 30 años tenía que haber una ley de huelga.

    Y es que mucha gente no hace bien su trabajo. Y así pasa luego.

    ResponderEliminar
  2. "Mi amiga, España, enferma,. Y en el hospital nadie hace nada, porque no quiere o porque no sabe."

    Esta es al raíz del problema, nuestros dirigentes tienen unos intereses totalmente diferentes a los nuestros.

    Si pienso bien de las personas, sus intereses pasan por cifras, indicadores e historias varias que es lo que vende internacionalmente. Se trata de mejorar estos indicadores o, bien en su defecto, cambiarlos, es decir, si no puedo bajar el paro pues divido a los desempleados en varias subclases y así me salen varias cifras más bajas. Pero contra el desempleo, de efctivo, NADA.

    Si pienso mal, que no suelo hacerlo, entiendo que no saben o sea que son incompetentes para el cargo y entonces me asusto más.

    Y si pienso peor, entonces entiendo que nos estan metiendo con palanca y a marchas forzadas, en un mundo neofeudal en el que tenemos que dar gracias por tener trabajo y en el que tenemos que aceptar todo lo que nos venga impuesto incluso trabajos sociales gratuitos!!!
    en este caso, vivo sin vivir en mi... un buitre me roe las entrañas... ahora entiendo el sentido del poema...

    Creo que la solución ante al enfermedad de tu amiga, España, pasará por mantener una actitud de cara a la vida saludable, es decir:

    Si pensamos bien... cambiaremos a los dirigentes por unos con el mismo interés que la calle y que se dejen de milongas!!!

    Si pensamos mal... cambiaremos de dirigentes por unos válidos y con capacidades

    Si pensamos pero... cambiaremos a nuestros dirigentes por Vendidos y cambiaremos de Sistema por injusto!!!


    Por cierto, Fátima Báñez, Ministra de Trabajo: "La reforma laboral no acabará con el paro, pero mejorará la creación de empleo cuando España salga de la crisis"
    pa decir tonterías... igual empiezo a pensar mal en según que casos.

    DANI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Dani. Ejemplos de maquillaje (mentiras) de nuestros gobiernos:

      Gobierno de Aznar en 2002: incluye las rebajas en el cálculo del IPC.

      Gobierno de Zapatero: no figuran como parados:
      -Demandantes de empleo con baja disponibilidad (221.000 en enero de 2011, de un total de 5.500.000)
      -Los que cobran el per (la mayor parte del año no trabajan)
      -Otros "denos". Éstos y los per suman 226.000.

      Eliminar
  3. España está enferma pero es que España somos nosotros.

    Nos están diciendo que nos morimos, que estamos terminales, que hay que amputar o cambiar de medicamento y no queremos.

    No he leído la reforma Laboral: la tengo encima de la mesa pero estoy cerrando el año y antes el negocio que el placer. Cuando me la lea, prometo ser breve y emitir un juicio acerca de ella.

    De los médicos no hablo. No me gustan. Nunca me han gustado. Los de verdad tampoco, y que nadie se ofenda. A algunos no les gustamos los empresarios o los agentes de viaje.

    El problema de los médicos es que son corporativistas (¡anda! como nuestros políticos)

    Te hacen firmar documentos eximentes de responsabilidad: no pueden ser juzgados si se equivocan.

    Se creen Dios. A fin y al cabo, todos, en algún momento de nuestra vida, se supone que tenemos que pasar por el aro (bueno, algunos se libran pero la sociedad les mira mal por utilizar medidas alternativas)

    Imponen todo tipo de tratamientos caros para el Hospital y molestos para el Paciente sin tener en cuenta si son necesarios: colonoscopias, endoscopias, operaciones tontunas, radiografías varias, ....

    Hacen un juramento para poder cumplir con su profesión que según lo pronuncian, es olvidado de inmediato.

    Lo único que diferencia a los médicos de los políticos es que seguramente habrá algún médico profesional y bueno, que empatice con sus pacientes y que se dedique a la Medicina no por la pasta (que también, que ser médico es muy difícil) sino principalmente por vocación. Estoy pensando y no me sale ningún político que cumpla esas características, así que médicos 1-políticos 0

    Lo que los médicos no saben o no parecen saber es que si se mueren todos los pacientes ellos también se irán al garete... ahí lo dejo, para que reflexionen esos pseudodemiurgos de pacotilla

    ResponderEliminar
  4. Yo ya no sé si el problema del sistema educativo es que quieren que la población tenga un nivel bajo, y así nuestrosdirigentes descollen. Porque vamos, cambiados los ministros del anterior Gobierno, estos no es que sean unos lumbreras. Dónde está Pizarro? Dónde Rato? Ah, no! Que nos han dejado al segundo de a bordo. Y ya para qué hablar de los sindicales. Si esos son los representantes nuestros como trabajadores, como venga un trabajador extranjero se va corriendo. Como dice Forges: Qué país, país.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Sr. Arroyo, por narrar como historias hechos tan graves, que nos los aligeran a la vez que nos llama la atención sobre ellos. Estoy en el sector digamos mediático, y aunque supongo que algunos ya se lo habrán dicho, para que cuando muchos se las den de profetas no puedan decir que yo no lo adiviné, lea lo que le voy a decir: este blog se tiene en cuenta, y mucho, por personas que forman opinión. Pero es sólo el principio. El pensamiento de economía política independiente está sólo en sus inicios, pero días vendrán donde tanto usted, como el blog, y sus comentaristas, serán estudiados como precursores. Abadía ya empezó, pero como mero explicador de conceptos. El análisis a fondo de la política económica en la realidad diaria, para el común de los mortales, y con estilo propio, ha superado esos límites con este blog. Enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar