ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 12 de agosto de 2011

LA BOLSA SUBE CON FUERZA: Camarero, reparta champán a la primera clase del Titanic!

Lo de hoy ya es de premio, o de chiste... Si no fuera porque estamos jugando con nuestro bienestar futuro. Me vais a perdonar que me toque pinchar siempre los globos, pero es que me niego a montar una fiesta en el Titanic cuando tiene una brecha en el costado...

A estas alturas, la mayoría de los lectores ya habéis notado que la subida de hoy en la bolsa no tiene un fundamento sólido a medio o largo plazo. Sobre todo si miráis el artículo penúltimo sobre las posiciones cortas. ¿Es que ha mejorado el crecimiento de nuestra economía? No. ¿Es que el Gobierno ha decidido gastar la mitad de lo que gasta? No. ¿Se ha hecho más libre el mercado laboral? No. ¿Entonces?.

Sin dejarme llevar por la algarabía oficial, dejadme que os dé una visión más al fondo de lo que ocurre con esta subida de la bolsa:

1) Esta subida se debe en gran parte a que ha bajado tanto la bolsa últimamente que ante cualquier noticia de aspecto positivo da un rebote. Mucho menor que todo lo que se ha perdido, claro.

2) Lo más gracioso (si es que todo esto tiene gracia) es que se han prohibido las posiciones cortas (ver artículo anterior) para evitar noticias artificiales negativas que hagan caer la bolsa. Y con esta prohibición se busca dar una noticia artificial positiva que haga subir la bolsa. Magnífico, prohibo cazar conejos para poderlos cazar yo.

3) Como se han prohibido las posiciones cortas que hacen caer las bolsas, sólo quedan las posiciones largas que las hacen subir (son como las cortas pero al revés, se apuesta a que suben, y si suben se gana dinero). Por lo tanto sube. Vamos, es de premio Nóbel.

4) Qué listos son... Y ¿qué os creéis que va a pasar cuando suba la bolsa?, pues que bajará, porque los que apostaron por que la bolsa subiría ("los mismos especuladores malvados")  una vez que se puso en marcha esta prohibición, recogerán su dinero una vez que suba y se irán a casa. Y de esta forma, los que dejados llevar por la euforia metieron en bolsa más tarde que ellos, se quedarán con acciones en las manos que ahora empiezan a bajar.

Esto es estupendo. Prohíbo por ley las posiciones cortas. Los especuladores toman posiciones largas. Sube la bolsa. Ganan. Se van a casa forrados. Y los que no se han enterado, pierden el dinero que han ganado los especuladores.

Y respecto a la alegría... Esto es como si tienes una casa que te costó 50 millones de pesetas y te hacen dos ofertas: una de 25 y otra de 30. Ahora el Gobierno saca una ley que impide comprar las casas más baratas de lo que costaron. Tú como eres un listillo, la pones a la venta por 60 millones. Hay algún incauto que como se fía del Gobierno, te la compra por esos 60, y tú te vas con tus 60 millones feliz y con un dolor de cabeza menos. Pero... ¿Qué pasa con el que la ha comprado ahora por 60?

Bien, que siga subiendo la bolsa, que estamos todos felices... Y los "especuladores malvados" más. Camarero, champán para la primera clase! Y pañuelos para la segunda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario