ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 12 de agosto de 2011

LA BOLSA Y EL GOBIERNO: No entiende Pretty Woman

La bolsa es de los lugares más democráticos que hay. Allí nadie manda por sí sólo, y no es lo suficientemente grande como para influir exageradamente sobre el resto. De hecho, si eres muy grande (por ejemplo Botín) y lanzas una noticia (voy a comprar acciones de Cepsa!!!) posiblemente la gente no te siga, porque pensarán: eso lo dice para que compremos y luego él, cuando suban de precio, vender las suyas.

El problema es que los gobiernos quieren tener bolsas grandes e influyentes, pero cuando no les gusta cómo va la democracia interna de las bolsas, sacan ese lado dictatorial que todos tienen -y que no muestran en otros sitios- y dicen: sois todos un poco tontos, pero yo que soy muy listo, os voy a decir lo que tenéis que hacer. Pero claro, a los que llama tontos no lo son, y sobre todo se juegan su dinero, con lo que se van diciendo: vaya bolsa que hay aquí, me voy a otra más seria.

Eso ha pasado hoy. Resulta que se han  prohibido las compras "cortas" en España y en otros países "débiles". Esto es más sencillo de lo que parece:

1) QUÉ ES: Se trata de que los que piensan que la bolsa va a bajar, hacen una doble compra, por la que dan una orden de compra de una acción cuando esté más barata, pero la pueden vender al precio de hoy.

2) CÓMO SE GANA: Sólo se gana si las acciones bajan, si las acciones suben, pierdes.

3) DÓNDE SE PONEN ESTAS ÓRDENES: Lógicamente en los países que están mal, porque sería tonto el que se pusiera "corto" de acciones en países cuya bolsa sube.

4) POR QUÉ EL GOBIERNO LO HA PROHIBIDO: Porque dice que "los mercados" están tomando posiciones cortas en España para luego lanzar rumores falsos sobre la economía española, y que así bajen las acciones y ganar dinero.

EN RESUMEN: que la gente es tonta, y se juega miles de millones en la bolsa y luego se deja llevar por "rumores falsos". Y por cierto, se le olvida a nuestros dirigentes que cuando alguien gana en bolsa, otro pierde. Así es que le está diciendo a los inversores que ganan: "listillo, que ya no vas a ganar más". Y a los que pierden: "anda, que eres muy tonto, menos mal que estoy yo para protegerte". Y como el gobierno no tiene poder para influir en bolsa (nadie lo tiene en realidad), pues va y cambia las reglas.

Y QUÉ VA A PASAR: Pues sobra decir que los inversores se irán a otros sitios y pensarán que esta bolsa es una chufla. Y luego cuando nuestros dirigentes quieran que vengan dirán: claro, me quieres por conveniencia. Tendría el gobierno que ver más veces Pretty Woman, y ver lo que puede ser el amor. Sin conveniencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario