ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 14 de septiembre de 2011

EL CONTAGIO DE LA CRISIS GRIEGA: Los zapatos con sello de Manolo

Agosto de 2008. Manolo.

Mi amigo Manolo tenía una zapatería en una ciudad mediana de España. Me lo encontré hace tres veranos en su chiringuito habitual de la costa. Delante de una gran fuente marisco. Como celebrando.

Me contó que había ampliado el negocio. “¿Zapatos?” Le pregunté. “No, sellos” Me disparó. Y me relató con entusiasmo cómo la inversión en esos papelitos tenía una rentabilidad que ni de lejos alcanzaban sus zapatos.

Una locura, pensé. Pero cuando me contó que la mayoría de sus amigos habían hecho lo mismo, me dije que algo debían de tener esos sellos, para que todo el mundo los quisiese.  

Agosto de 2008. Los bancos.

Esa tarde me fui a tomar un café con varios periódicos económicos debajo del brazo. La noticia principal: “Los bancos diversifican sus inversiones”.

Contaban esos diarios que, tras décadas dedicándose al negocio tradicional –captar fondos y prestar a clientes solventes-, la gran banca dedicaba ahora buena parte de su dinero a la compra de deuda de los distintos países.

Me resultó extraña la nueva dedicación de los bancos. Pero tras leer a fondo el artículo, el negocio estaba claro: era mejor prestar el dinero a los estados –comprando su deuda–, que prestárselo a los particulares y empresas. Porque los estados no quebraban, y los particulares sí.

Lo curioso es que, aunque se suponía que ningún estado quebraba, los bancos percibían casi el triple de intereses por prestar a Grecia que a Alemania. Por tanto –pensé–, los bancos comprarán deuda griega, que les da más dinero y se supone que sin riesgo.

Septiembre de 2011. Manolo.

Me encontré hace unos días de nuevo a mi amigo. Tenía ojeras y la mirada perdida. Estaba en su cafetería de siempre. Café sin tostada.

Tras comentar sobre la familia, le pregunté por su nueva inversión. Me miró entre sorprendido y enojado: “¡Perdí todo!”. “¿Y eso?”: No me lo podía creer.

“Eso es que tras pagarme los primeros intereses –verdaderamente grandes-, la empresa filatélica quebró. Y ahora andamos a ver si cobramos algo del Gobierno. Pero está difícil; imposible”

“Lo he perdido todo. Estoy desesperado”. Fue lo último que le escuché antes de marcharme.

Septiembre de 2011. Los bancos

Dejé a Manolo con su pena y me fui a leer los periódicos económicos habituales.

Me entero de que Grecia está a punto de quebrar. Que los bancos perderán buena parte del dinero de la deuda que habían comprado de ese país.

Pensé que era obvio: “Eso les pasa por meterse en negocios que no es el suyo, y ahora lo han perdido todo”. Creo que lo dije en voz alta, pues varias caras se giraron. Pero me acordaba de mi pobre amigo Manolo y su zapatería. Quien les mandaría a bancos y Manolo meterse donde no les llamaban...

Pasé las hojas en busca de las fotos de banqueros desesperados con el dinero perdido por su mala inversión…Pero no las hallé.

Me puse a buscar las noticias de los ceses fulminantes de los dirigentes que no habían detectado e impedido esas inversiones tan arriesgadas por parte de la banca…Pero no las encontré.

Y entonces leí: “Los grandes bancos a la espera de la quiebra de Grecia. La deuda de este país, comprada por ellos, perderá su valor. Los gobiernos preparan inyecciones de dinero en la banca, para que la crisis no se contagie”

No sé si mi amigo Manolo necesita una inyección. Pero contagiado seguro que está: de la ambición de querer ganar más que nadie, y luego lamentarse cuando se pierde el dinero.

¿Y por qué no ayudan a Manolo?, me pregunto. El banco le quitó el piso a mi amigo, “porque el banco no es una institución de caridad, es una empresa privada, y tú le estás haciendo perder dinero”.

Pero ahora nos dicen que no debemos dejar que se contagien esos bancos, "porque es en bien de todos que no caigan", y para ello hay que inyectarles grandes sumas de dinero. De los contribuyentes. Para ayudar a los bancos. No a Manolo. Que no debe de ser un bien de todos.

Igual de ambiciosos: Manolo y los bancos. Pero Manolo no tiene inyección. Ni rescate. Ni nadie que le escriba. No tiene sellos...

11 comentarios:

  1. La avaricia rompe el saco (aplicado a los dos ejemplos)y como dijo el oráculo, invierte en lo que entiendas (también aplicado a los dos ejemplos)

    ResponderEliminar
  2. AUTORIDADES EUROPEAS ,,,, quien está detras de ellas politicos que no gobiernan ¡¡¡ o especuladores enversores o como quieran llamarse ,,, quien hablará hoy para que suba la bolsa ? quien se reunirá mañana ? quien hablará para que baje ? que ridiculo es todo ...un circo ....

    ResponderEliminar
  3. El problema de los Manolos, que los diferencia de los bancos, es que ellos no han subvencionado campañas políticas ni han dado créditos a los partidos políticos (ni luego se los han condonado).

    Quien paga manda. Quien paga la estructura de los partidos que gobiernan son los bancos y las grandes coorporaciones... luego, está claro quién manda.

    ResponderEliminar
  4. Podriamos imaginar el escenario alternativo siguiente
    Septiembre de 2008: Bancarota de Lehman Brother,el systema financiero se derumbe.Los estados no rescatan los bancos con dinero publico ya que son entidades privadas .Los bancos malos quiebran el systema esta saneado,podemos empezar de nuevo.No pagan buenos por pecadores.
    El resultato no podría ser peor que ahora.

    ResponderEliminar
  5. Vistéis ayer a Bono en el canal 24h de TVE?
    ¿es verdad que necesitamos 600 millones de euros diarios hasta el 31 de diciembre de 2011? Eso supone una cantidad aproximada de 180.000 millones de euros al mes, en los próximos tres meses casi llegará la deuda a suponer el 50% del PIB o más ¿Y eso sólo para pagar deuda?¿Y que tipo de deuda incluye, la de los ayuntamientos,las autonomias, el estado, todas estas deudas a la vez o es otra deuda distinta? ¿Y cuanta deuda tenemos que pagar después de eso? Y sin perspectivas de crecimiento alguno esto parece una espiral autodestructiva que se retroalimenta. Pues a toda esta deuda que no sé como cuantificar se deben sumar los servicios públicos, pensiones y paro (este creo que supone unos 30.000 millones de euros anuales).

    Y AHORA UNA IDEA LOCA PARA SOLUCIONAR EL TEMA DEL PARO:

    España tiene unos 47 millones de habitantes.

    23 millones de conforman la población activa de los mismos:

    5 millones están en paro (tasa de paro del 21%)

    18 millones tienen trabajo.

    Una solución al paro sería crear otros 5 millones de puestos de trabajo

    Para ello sólo habría que recurrir a los 4 o 5 millones de sueldos más altos de España y entre todos ellos se crearan los 5 millones de puestos de trabajo de "ayudante" o lo que mejor convenga de manera que se redujese el gasto por desempleo, los 30.000 millones anuales en ayudas por paro y se aumentase la recaudación por el aumento de cotizaciones.






    20 millones de trabajadores



    Una forma de reducir el paro sería que todos los trabajos se dividieran en dos y los sueldos a la mitad, con lo que se ahorrían esos 30.000

    ResponderEliminar
  6. Tengo unos ahorros y quiero dejarlos en un depósito del Banco Popular al 4 % TAE a 1 año, no se que hacer, si dejarlos en casa escondido, o meterlos en ese depósito. ¿Qué haríais con las perspetivas que hay y más aún con el ejemplo que poneis?, viendo las noticias en un año podemos al menos arruinarnos dos veces, ¿qué haríais?.
    Un saludo,
    M.Á..

    ResponderEliminar
  7. La quiebra de un banco a quien afecta? me lo pregunto y al principio egoistamente pienso en mi mismo,si mi banco quebrara poco me importaria,apenas tengo ahorros y encima les debo el dinero de la hipoteca,asi que pierden mas ellos que yo,pero luego empiezo a pensar que puede que haya personas,muchas personas que no tienen deudas y si tienen ahorros,esos si que perderian su dinero.

    A bote pronto yo siempre he dicho que si un banco vá mal hay que dejarlo hundirse como cualquier empresa privada,pero alguien me tendria que decir como afectaria eso a los miles de clientes que tienen alli su dinero.Sale mas rentable dar dinero publico para que esa gente no pierda su dinero y dejar que el banco se hunda? o es mejor salvar el banco?

    ResponderEliminar
  8. Para Anónimo, deja tu dinero en casa escondido, porque el corralito ya ha llegado de tapadillo a España.

    ResponderEliminar
  9. Tu amigo Manolo, al igual que los Bancos, no repartió con los demas el dinero que ganaba en los buenos tiempo.Por lo tanto, las perdidas tampoco tienen que ser para los demas.
    Lo mismo digo delos bancos. A ellos...ni agua.

    ResponderEliminar
  10. Cuando un banco quiebra, los que tienen dinero pierden todo excepto el montante que el gobierno estaba dispuesto a cubrir que no sé si era de 100.000 euros (en su día, hoy quizá nada de eso) Pero la pregunta es:¿se anulan las deudas de los morosidad de sus clientes?

    Gracias

    ResponderEliminar
  11. No metas tu dinero en el Popular, Llevatelo de España. La deuda Suiza se paga en negativo (si, te dan menos de lo que pagaste) Porque todos los ricos se ha llevado su dinero a Suiza y han comprado muchos Francos y por eso ha subido tanto el Franco. Tu haz como los ricos, que ahora no invierten en Bolsa, compran inmobiliario a tocateja (y bien baratos)y se llevan el dinero de España.

    Un saludo.

    José MAría González

    ResponderEliminar