ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 8 de noviembre de 2011

LAS CAUSAS DE LA CRISIS (I). LOS ANTECEDENTES: La economía real a un ritmo irreal

Ahora que afrontamos una crisis que asusta, podemos caer en la tentación de pensar que somos los únicos a los que nos ha tocado vivir tiempos difíciles.

Nuestros abuelos podrían hablarnos de los tiempos de la posguerra, y nuestros padres de las crisis del petróleo en los 70. Pero sí tenemos nosotros la triste supremacía de la rapidez con la que generamos crisis sucesivas.

Muchas causas pueden esgrimirse a la hora de analizar el origen de esas crisis, y en particular la que vivimos ahora, pero me centraré ahora en una: el afán por hacer crecer la economía a ritmos irreales para justificar beneficios y remuneraciones tambíen irreales.

El tema se resume en una pregunta: ¿Qué prefieres ganar, veinte mil euros al año o veinte millones? Hombre, dirás, no hay que ser muy listo para responder a esa pregunta.

Efectivamente, no hay que ser muy listo, pero claro, si quieres ganar 20 millones de euros al año has de justificarlo de alguna manera, y aquí empiezan los problemas...

Hace unos años tuve una interesante conversación con un ejectivo de una multinacional textil norteamericana, que resumo a continuación:

Jesús: George, y tú ¿cuánto ganas al año?

George: 20 millones de dólares.

Jesús: ¿¡Cómo!? ¡¡¡20 millones!!!

George: Bueno, no te creas, Jesús, que no es tan fácil: mi empresa cada año tiene que ganar un 15% más de beneficios que el año anterior, y si no es así -al no cumplir las expectativas- baja en bolsa. Pero si las cumple, sube, y yo gano el bonus de 20 millones.

Jesús: Con lo cual ya te encargarás tú de que gane un 15% más por narices.

George: jajaja, efectivamente.

Jesús: ¿Y qué pasa si un año ves que no se va a conseguir?

George: Pues llenamos los camiones.

Jesús: ¿Cómo?

George: Bueno, como se contabiliza como ventas todo aquello que ha salido de fábrica, aunque no tengamos pedidos, llenamos los camiones; y eso contabiliza como venta y por tanto como beneficio. Y luego ya tenemos todo el año siguiente para venderlo.

Jesús: ¿Y si eso no basta?

George: Bueno, entonces... Se ajusta la contabilidad.

Jesús: Vamos, que presionas al director financiero para quitar unas cuantas pérdidas y aflorar algunas ganancias.

George: Eso nunca lo reconocería en público. Pero vamos, el director financiero tiene un bonus de 5 millones de dólares.

Jesús: Así que no hay que decirle nada...

(Silencio)

Esta conversación es absolutamente real, y he de reconocer que me impactó; y me hizo cuestionarme lo siguiente:

- ¿Cómo es posible esperar que algo, no sólo una empresa sino cualquier cosa, pueda crecer un 15% cada año? Tal vez lo haga durante un tiempo, pero está claro que no es sostenible a largo plazo. Bueno... salvo que se haga de forma ficticia.

- La mejor presión es aquélla que se produce sin necesidad de presionar: pon un bonus alto y todo se hará solo.

- Si para que los directivos ganen su bonus, suba la bolsa,  los brokers y accionistas ganen sus dividendos... algo ha de crecer un 15% cada año, todos se encargarán de que lo haga; y nadie supervisará el sistema si ello puede conllevar que todos pierdan.

Al año siguiente de tener esa conversación, empezaron a quebrar toda una serie de multinacionales en EEUU y fuera de ese país: ni siquiera los "ajustes" contables pudieron maquillar que no habían ganado lo que se esperaba de ellas.

Mi amigo se quedó sin bonus, la cotización en bolsa de su empresa se desplomó y muchos accionistas se arruinaron. La compañía fue troceada y vendida al poco tiempo. Despidieron a más de 3.000 personas.

Estas 3.000 personas no tenían bonus... Ellas sí estaban en un mundo real.

________________________________________________________________

MAÑANA SALDREMOS CON TU APORTACIÓN
Enviando un SMS al número 25588 con la palabra QUIEBRA
El coste es de 1,42 euros iva incluido y nos hace existir
Gestión sms: Sit Consulting SL. At. Cliente 902 116 106 info@sitmobile.com

10 comentarios:

  1. Yo soy economista y siempre he pensado que no comprendía estas situaciones.
    La empresa dice que gana mas de medio BILLÓN de pesetas, tres mil millones de euros pero como no cubre las expectativas baja estrepitosamente en bolsa.
    Señores que ha ganado MEDIO BILLON de pesetas, que eso es mucho dinero, que mantendrá el dividendo y sus planes de inversión,.... pues no, baja en Bolsa.
    Ahora entiendo el engaño pero no es menos el engaño de los mediadores en el mercado de valores que obligan a que las empresas ganen o las machacan en bolsa para que sean pasto de los tiburones, tiburones financieros, se entiende.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un post imprescindible para entender cómo hemos llegado a la situación actual, pues la codicia nos ataca a todos por igual.

    Cuando se produjeron los atentados del 11S en el WTC. Los "traders" de la City of London se sintieron horrorizados, pensando "son nuestros colegas, hacen lo mismo que nosotros y ahora están en un edificio ardiendo". El mundo se había paralizado con las impactantes imágenes y entonces vieron la oportunidad de negocio, enseguida pensaron escribir mails para aprovecharse de la situación y ganar ante la conmoción y la parálisis mundial. En ese momento una de las secretarias los increpó por su carencia total de empatía, de escrupulos... les dijo algo así como:"¡Sois totalmente insensibles al dolor ajeno! ¿Sabéis el escándalo que se puede montar como algún periodista consiga algún mail de estas características aprovechándose de la tragedia?"
    A lo que los "traders" respondieron: "Tienes toda la razón, mejor llamemos por teléfono para no dejar huella". Y así de fuerte es la codicia.

    Y Jesús, con este post, me abres los ojos un poco más, la codicia no solo vive en Wall Street y la City of London en realidad demuestras que todos, si vemos la oportunidad, queremos ganar 20 millones al año aunque no podamos justificarlo. Y cuando los estás ganando es muy difícil renunciar a esos 20 millones o 500.000 euros al año,que son una venda a la conciencia, la ecuanimidad, la empatía y el sentido común.

    El miedo y la envidia a que otro gane solo un poco más que tú no tiene límites, lo peor en un trabajo o un negocio no es que uno gane mucho o poco, sino que haya diferencias en el sueldo de los compañeros que trabajan a tu lado. O del que invierta a tu lado, algunos amigos míos se metieron en la hipoteca de un piso como inversión, porque vieron claro que iban a subir de manera indefinida y ahora están atados a la hipoteca o han perdido el piso, al igual que los pequeños inversores de Wall Street después del 23 de octubre de 1929, vieron como se perdían los ahorros de toda una vida.

    En resumen, hay que tener en cuenta que, cuando vemos la oportunidad, todos queremos ganar el máximo sin tener que hacer nada.

    Gracias por el post

    JL

    ResponderEliminar
  3. Desde antes que estallara esta crisis, que se veía venir de lejos, siempre he dicho que en su trasfondo está el reflejo de la sociedad actual.

    Una sociedad que está perdiendo los valores tradicionales y que han permitido que algunas practicas actuales de los bancos ahora mismo permitidas, antaño se hubieran considerado usura. Donde al conocer a alguien que ha vendido un piso por el doble un año después de comprarlo se le hubiera llamado avaricioso y mala persona en lugar de listillo. Donde un directivo que ha llevado a su empresa a la quiebra se le vería como un perdedor y se le pedirían responsabilidades en lugar de recompensarle con un bonus o con una pensión millonaria.

    En fin, que lo que tenemos es lo que somos y hasta que no cambiemos lo que somos no tendremos otra cosa.

    Felicidades por tu blog !

    ResponderEliminar
  4. la bolsa es el inicio de la cadena podrida de la economia, se especula en base a valores que no valen ni ahora ni a futuro el valor real de una empresa, se desconecta de la producción natural y el sistema productivo y se desnaturaliza la gestión, toma el mando la avaricia, los rumores y las prisas. Siendo el modelo capitalista el menos malo de los conocidos, debemos apostar por un modelo capitalista mas 'natural' que no se aleje de las necesidades del sistema y permita crecer de forma sostenible, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Soy Director General de una multinacional en un país de los llamados "eagle", y comentar que tengo colegas de trabajo que a día de hoy todavía maquillan ventas y falsean contabilidades para dar unos resultados falsos y cobrar su bonus, y por mi parte sufro la presión del Director de la región para hacer lo mismo y así poder cobrar el su bonus. Como resultados de esta práctica la empresa en su día solicitó unos bonos para hacer frente a nuevas inversiones y a día de hoy no se pueden hacer frente. Siempre me he guiado por dos frases "Cash is King", y la segunda "Sales is vanity, Profit is sanity and Cash is reality", o dicho de otra forma: economía real, y en mi caso siempre me he guiado por la generación de flujo de caja, y como resultado nunca he podido cobrar mi bonus cuando se positivamente que mi empresa es de las más rentables del grupo. Tambien somos auditados anualmente por una de las "big four" y nunca hemos tenido problemas por tanta mentira, no es cuestión también de replantearse el papel de las auditorias?

    ResponderEliminar
  6. El problema no solo data de las ganancias a obtener o no...el problema es que nadie esta pensando en la sostenibilidad de la era mercantilista en el tiempo. Cada pais, cada nacion, cada region, con su afan de amasar las mayores fortunas del mundo, estan obligando a todos sus ciudadanos a vivir en la miseria, en la pobreza. Entonces, que percibira el mundo entero, cuando el 70% de la poblacion mundial sea pobre?, a quien las grandes empresas les venderan, cuando ese 70% de la poblacion, no tenga ni dinero para comer, como actualmente estamos viviendo en Venezuela?. Cuando comenzo el proceso del "socialismo del siglo XXI", muchas empresas callaron, simplemente porque estaban teniendo miles de dividendos en sus compañias, pero esa lujuria, solo duro 5 años, despues comenzo un exodo masivo de empresas hacia otros paises y ahora, solo en las calles se ve miseria, hambre, gente profesional vendiendo cosas en la calle en una esquina, gente preparada viviendo en otros paises laborando en empleos no calificados para ellos, entonces, si sigue este tipo de economias, uds creen hasta el mas minimo rincon del mundo se salvara de la hambruna y miseria?. Pues queridos amigos, las economias reales se sustentan sobre la base del consumo y si la poblacion no tiene dinero para consumir, imaginense lo que pasara, triste para millones de personas. Trabajaremos por la comida diaria, ya como estamos haciendo en venezuela. La intencion de progresar es una mera utopia, ya que solo las personas se preocupan por las necesidades basicas que cubrir en el dia a dia. Entoces señores empresarios, nunca piensen para el ahora, proyecten sus empresas a diez años con las politicas financieras y contables que implementan. Politicos: piensen en esa masa de gente que se les va a venir encima; Ciudadanos: construyan paises de autosustento, evitando los diferenciales cambiarios que nadie se ha fijado que son los que producen las tremendas variaciones en los indices inflacionarios. LOS PAISES SE CONSTRUYEN TRABAJANDO....alli radica el problema..!!

    ResponderEliminar
  7. Este post podría tener el mismo slogan que la película Inside Job: "si al terminar de leerlo no estás cabreado, es que no te has enterado de lo que dice".
    Jesús, como siempre, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con el comentario del 8 de noviembre 16:22 ¿qué pintan las auditorías? Está mal falsear cuentas, pero ¿qué reponsabilidad tinen los que se las han dado con queso? Con Grecia pasó igual: falsearon sus cuentas y Goldman Sachs las dio por buenas ¿nadie tiene nada que decir? ¿a nadie se le pueden pedir responsabilidades?

    Hace tiempo oí una teoría curiosa: esta crisis empezó con el Sr. Alexis Sinclair y el gran agujero del BNP-Paribas. No, lo malo no fue la estafa en si. Lo peor fue que el propio banco no supo cuantificar a cuanto ascendía el agujero porque como era todo totalmente virtual, no sabían si les habían robado 8 u 80. Entonces se empezo a solicitar que todas las entidades inversoras y financieras clarificaran sus balances, para ver si había desviaciones y todas estas cosas et voilá: había un sólo euro (o dólar o yen) rulando por el mundo pero en base a ese euro (o dolar o yen) se habían contabilizado 1.000.000 y ahora ¿cómo convertimos 1 euro en 1.000.000?

    Lo dicho, el capitalismo es muy bueno, siempre y cuando juguemos a producir y dar valor añadido y no al monopoly

    ResponderEliminar
  9. los bancos instituciones finacieras estás haciendo mucho daño a los ciudadanos pymes emprendedores ,,,atancan los mercados en busca de el maximo beneficio ,,,sin que el pueblo les interese lo mas minimo ,,,, ¿ porque no empezamos agruparnos aportar ideas conocimientos ? para atacar a esos bancos , fondos de inversion ....vamos a estar de brazos cruzados esperando como arruinan nuestras vidas ,,, hagamos algo en comun ...empecemos con pequeños movimientos en grupos ,,,aportando ideas ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ por favor animaros ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ nuestro futuro esta en sus manos, no lo permitamos ¡¡¡¡¡¡¡¡ movamosnos en busca de un interes en comun ........

    ResponderEliminar
  10. Muy buen blog.

    Desde hace tres años, siempre he comentado que, esta crisis es la crisis de la mentira, del mal llamado "maquillaje contable", ¡menudo eufemismo!. La mentira, irremediablemente lleva a la estafa, ya que siempre hay alguien perjudicado económicamente. Las consecuencias de la mentira son catastróficas: ¿como puedes conseguir que vuelva la confianza, imprescindible para las relaciones comerciales y financieras?

    ResponderEliminar