ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 12 de diciembre de 2011

CUMBRE EUROPEA:¿Champagne? No, please

Nunca estaremos en un mundo perfecto, un mundo feliz. Siempre surgen seres incómodos que se empeñan en aguarnos la fiesta:


- De estudiantes tenemos al profesor, que se empeña en no darnos la gran nota que esperamos.



- Salimos para una noche inolvidable, y las contrapartes nos recuerdan que no somos los más guapos del lugar.

- Intentamos salir adelante con nuestro viejo coche, y la ITV nos lo impide.

¡Qué maravilloso sería no tener que someternos a esos juicios que nos fastidian!

El viernes tuvo lugar la tan anunciada cumbre europea. Allí acudieron todos los líderes a ratificar lo acordado previamente el miércoles por Merkel y Sarkozy. Porque la cocina europea se ha situado en Berlín y París, no en Bruselas.

Todo estaba siendo maravilloso:

- Alemania había conseguido sus intereses, y no se crearían eurobonos, que le hubieran supuesto avalar la deuda de los demás países; tampoco el Banco Central Europeo, que se nutre de una buena cantidad de dinero alemán, usaría sus fondos para comprar esa deuda.

- Francia tenía su mayor interés en -ya que no podía ser la primera- seguir ocupando la segunda posición europea. El hecho de haber asistido a la reunión previa con Alemania, ya le había conseguido su objetivo.

- España pretendía tener derecho de veto, como lo van a tener Alemania, Francia e Italia; pero eso no le preocupaba a nadie, porque con decirle que no se acabaría la historia.

Y así se llegó a la cena del jueves por la noche. Ambiente de gran cordialidad. Sonrisas incluso. También del Presidente de la Unión Europea, a pesar de que le habían informado por carta de lo que Merkel y Sarkozy habían decidido que se aprobaría; ni siquiera una llamada.

Pero de repente… Apareció. De nuevo el ser incómodo que se empeña en querer aguar la fiesta. Hacia el postre, con el champán a punto de servirse, se acercan a la vez los asistentes de Merkel y Sarkozy a sus respectivos jefes.

Les comunican que, en el corrillo que acaban de tener con el asistente de David Cameron, el Primer Ministro Británico les ha dicho que su jefe no va a firmar el acuerdo decidido por Alemania y Francia.

Merkel y Sarkozy mudan su cara. Cuchichean entre ellos. El jefe de camareros se da cuenta de que algo pasa y hace un gesto para que retrasen el champán. Dirigen ambos una mirada amenazadora al pérfido inglés (la misma que en su día dirigieron a Berlusconi y al griego), como diciendo: “te la estás jugando, os vamos a echar del euro”.

Al día siguiente, en unas imágenes que posiblemente habrás visto, se cruzaron durante la  cumbre europea Cameron y Sarkozy. Éste ni le dirigió una mirada. Cameron le dio una palmada en la espalda, como diciendo “ya sabes que Gran Bretaña nunca entró en el euro, tenemos la libra esterlina”.

Habrá ocasión de analizar el contenido de los acuerdos que hemos firmado. Pero está claro que la fiesta se aguó.

Este fin de semana los periódicos alemanes y franceses disparaban que Gran Bretaña había ido sólo a defender sus intereses. ¡Cómo no se daba cuenta de que Merkel y Sarkozy estaban defendiendo a toda Europa!


Los periódicos españoles decían en algún lugar que no habíamos conseguido tener el derecho de veto de los países importantes. Pero eso a quién le importa…


10 comentarios:

  1. Sigo tu blog desde agosto. Como ya nos dijiste, desde que empezaron a juntarse por su cuenta Merkel y Sarkozy, esto se veía venir. Yo desde luego lo tengo claro, si España no tuviese que danzar al son de la música, me hubiese encantado ser inglesa. ¿Es que nadie puede discrepar? ¿Todos hemos de acatar y punto?

    ResponderEliminar
  2. En cuanto al derecho de veto, creo que está perfectamente orquestado para que tanto Francia como Alemania puedan disfrutar de ello, con la inclusión de Italia como concesión adicional. Sin embargo, la posición española me parece un error. Si estamos luchando para crear una verdadera convergencia europea (en un mundo ideal que por desgracia no existe) no habría que solicitar derecho de veto para España, sino supresión absoluta del derecho de veto. No habría que subirlo al 90%, sino reducirlo a un porcentaje aún inferior que obligue al consenso, y que ningún estado pudiera beneficiarse individualmente de un derecho de veto que, al igual que las "golden shares", lo único que hacen es mantener los celos nacionalistas y dificultan el camino hacia una verdadera unión.

    ResponderEliminar
  3. buenos dias muy srs mios esto no tiene remedio vamos a asistir a un continuo bombardeo en los proximos meses sobre lo mal que lo esta haciendo todo europa llamase merkel sarkozi, o merkozi, da lo mismo tanto prensa como agencias se van a dedicar a distraer la atencion de lo verdaderamente preocupante y es la implosion de los bonos del tesoro estadounidense y la crisis institucional y financiera de el reino unido, grecia, españa e italia son deudas de risa en comparacion a los 15 BILLONES de dolares que tiene eeuu en sus haber dde los cuales tambien tiene que pagar a quienes le prestaron para poder comprase esos todoterrenos de 2 metros de ancho, y esas casas de pelicula, o acaso alguno de ustedes piensa que todo el sueño americano se basa solo en que son muy productivos, ellos deben mas que nadie, y tambien tienen que pagar.

    ResponderEliminar
  4. A mí el tema del veto, como los vetos de algunos países en la ONU, me parece un atentado contra el espíritu de esas organizaciones, supuestamente democráticas, pero que no lo son, puesto que realmente unos países tienen mucho más poder que otros.

    ResponderEliminar
  5. Si está clarísimo: los vetos son malos, y ojalá Europa fuese muy demócrata, pero el problema es que han puesto vetos, y lo tienen Alemania, Francia e Italia de facto. y para variar nosotros no lo tenemos. ¿Y quién lo ha impedido? Nadie. Estamos en segunda división

    ResponderEliminar
  6. Lo de Inglaterra estaba cantado, es que unos piratas les intenten dar consejos de etica y honradez economica a los piratas de toda la vida es muy gracioso.
    Tambien es curioso como se llena tanto a franceses y a alemanes la boca con la palabra democracia para paises tipo Libia, Tunez, Egipto etc etc y ellos birlan a los demas europeos que no sean alemanes y en menor medida esa democracia que tanto dicen predicar, por que de esta manera solo los ciudadanos alemanes y en su % de representavidad los ciudadanos franceses podran elegir al que mande en Europa, xq lo de la Eurocamara es de chiste NO VALE PARA NADA POR LO QUE SE VE y el Presidente de la Comision menos, que por cierto otro cargo (vease mi ironia) "muy democratico" tambien.

    ResponderEliminar
  7. es como la segunda guerra mundial,,,,pero desde los despachos!! de momento.... alemania imponiendo su ley a toda europa, los ingleses mostrando oposición apoyado subterráneamente por eeuu.... y los franceses me recuerdan a la italia de mussolini.... me pondré cómodo y compraré palomitas xq esto cada vez se pone más emocionante....... cuándo se acaba el mandato de merkel?? y el de sarkozy en marzo creo??

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes Jesus, Enhobuena por tu blog,lo sigo desde hace un 1 mes mas o menos, recuerdo que me gaste casi una semana en leer todo tu blog, desde Agosto hasta noviembre, muy didactico.
    Mi pregunta, era referente al compañero que comentaba arriba, como es que USA debe mas del doble que toda la zona Euro, y sus respectivas "agencias de calificación" no se atreven a cuestionarla, por ahi escuche por la tele, que las agencias solo "cuestionan" a paises que se dejan ver sus cuentas, osea no a todos. Esto me huele mas a chamusquina, yo creo desde mi "ignorancia" en economia, que se quieren cargar a la zona euro, sea como sea, desde el otro lado del atlantico.
    También te leí que USA se puede permitir el lujo de endeudarse, pq es una economia muy competitiva y productiva, pero 15 BILLONES, es muchisimo dinero, eso huele a deuda ETERNA.
    gracias por tu atención Jesus.

    ResponderEliminar
  9. Si el objetivo de la cumbre era salvar al euro: objetivo conseguido. Si el objetivo era salvar Europa, me temo que este es el principio del fin.

    Una cosa es el euro y otra cosa la UE y no sé porqué mezclamos. Para temas de políticas monetarias o fiscales no debemos de invitar a aquellos países que tienen autonomía para llevar a cabo sus propias políticas nacionales. El Reino Unido puede (ya lo ha hecho) devaluar su moneda. Esta es una forma muy guay de amortizar rápidamente la deuda y consigues crecimiento ipso facto, ya que devaluación significa a aumento de competitividad. ¿Tiene derecho U.K. a decirnos que no debemos incluir el equilibrio presupuestario en nuestras Cartas Magnas? Yo creo no.

    Otra cosa es si Europa, como entidad, como potencia, como actor en la escena internacional puede ser creíble sin el Reino Unido. Yo creoque no.

    Es decir.Creo que se ha salvado el euro, lo cual me alegra pues es mi moneda, pero se ha hundido a mi nación, Europa.

    De todas formas, no nos equivoquemos. Al final los camareros sacaron el champán, Dom Perignon para más señas y todos volvieron a darse una jartá de comer a nuestra costa. Cuando paguéis impuestos no os olvidéis todo lo que mantenemos: ayuntamientos, autonomías, diputaciones provinciales, gobierno, estado, Europa (con 3 Presidentes, Barroso, Van Rompuy y el itinerante de cada país, aunque mandén Merkozy) amén de la ONU en donde curiosamente tienen derechode veto aquellos países que son los principales productores de armas mundiales (y se supone que están para evitar las guerras)... En fin, que en días así me apetecería tener un flaco rocín a la puerta de mi casa e irme por el mundo a desfacer entuertos.

    ResponderEliminar
  10. Es lo que tiene vivir a la sombra de los grandes, sólo te da el sol cuando ellos se apartan un poco y si, tal esfuerzo, no les molesta...

    ResponderEliminar