ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 23 de enero de 2012

BLANCAESTADO, LOS BANCOS Y LOS SIETE CONTRIBUYENTES

Hace muchos años, vivían en el bosque siete enanitos. Todos los días iban a trabajar alegres a una mina cantando: "ahí voy, ahí voy, a la mina a trabajar..."

Y tras la dura jornada, de nuevo el camino de vuelta, pero aún más felices: "Ahí voy, ahí voy, a casa a descansar..."

Pero un día, al llegar a su hogar, les esperaba una sorpresa:

- "¡¿Qué es eso en la cama?!", gritó uno.

- "Ooooh", dijeron todos a coro: "¡Es Blancaestado!"

Y en ese momento, se despertó Blancaestado; y desde entonces se dedicó a organizar la vida de los enanitos.

Blancaestado comía mucho, pero con lo que los enanitos sacaban de la mina, no tenían problema en comprar alimento para todos. Además -pensaban-, cuando tengamos alguna necesidad, Blancaestado nos ayudará.

Un día, al volver a casa, se encontraron con que alguien había construido una enorme alberca:

- "¿Quién ha hecho esta inmensa alberca?"

- "La he encargado yo", replicó Blancaestado.

- "¡Pero si nosotros no sabemos nadar!"

- "Jajaja", se reía Blancaestado. "Ya aprenderéis. Sólo he tenido que ir al prestamista y he conseguido que sea él quien la pague"

Al poco tiempo, los enanitos notaron que faltaba comida en la despensa:

- "¿Qué ha pasado con nuestra comida, Blancaestado?"

- "No os preocupéis, es que he tenido que darle una poca a los prestamistas"

Así que desde entonces tuvieron que trabajar dos horas más, porque tenían que comer de su trabajo ellos mismos, Blancaestado y los prestamistas.

Un día hubo una gran inundación en la mina, y los enanitos quedaron atrapados; con el agua al cuello. Empezaron a gritar pidiendo ayuda a Blancaestado, que como había crecido mucho con su alimento, seguro que les podría ayudar:

- "¡Blancaestado, ven en nuestro auxilio!"

Pero no acudió: Blancaestado se había ido con el príncipe prestamista. Y se había olvidado de ellos.

Se quedaron solos... Ante la crisis. Infelices. Y sin perdices. Se las había comido todas la parejita.


6 comentarios:

  1. Sr. Arroyo, para los que seguimos su excelente blog desde hace tiempo, nos ha quedado suficientemente claro que el estado y los bancos no ayudan en absoluto a solucionar la crisis.
    Me uno a alguna petición que ya se hizo:
    ¿Nos puede sacar de dudas, o corroborar, algunas explicaciones que hay en la red sobre el funcionamiento real del dinero y de los préstamos?
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hacía tiempo que esperaba volver a leer uno de sus cuentos o fábulas: gracias de nuevo, me ha encantado!

    ResponderEliminar
  3. El problema es que de los contribuyentes no sólo vive Blancanieves, sino las hermanastras, la madrastra, el príncipe y toda la corte. Faltan enan itos y sobran vividores... Magnifica entrada

    ResponderEliminar
  4. Se le olvidó comentar D. Jesús, que varios de los enanitos tenían hijos que alimentar, y llegado un buen día se hartaron de Blancanieves y sus acólitos y decidieron hacer una parada antes de entregar sus salarios en la casa grande para que sus pequeños pudieran comer y tener zapatitos.
    Los otros enanitos al principio los llamaron insolidarios y los tacharon de choricetes, pero cuando pasa cada día y ven que Blancanieves cada vez está más gorda y les pide más sin que ellos puedan comer, tienden a mirar a un monte que hay en el camino, y otros dos de ellos ya están pensando en construir una nueva casa en ese monte y que a Blancanieves le vayan dando por donde amargan los pepinos.

    Hoy estoy rebelde.

    JAMTB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buenísimo en el comentario JAMTB, un saludo

      DANI

      Eliminar
  5. Jesús, sabemos que ahora no es el mejor momento de hacer peticiones, pero esperaremos con calma a que tengas tiempo y creas oportuno abordarlo desde tu punto de vista. Me uno a la petición que hace Frank para que nos abras los ojos en un tema tan ajeno como cotidiano: el dinero ¿Qué es? ¿Cual es su evolución? ¿Que influencia han tenido la Reserva Federal, los acuerdos de Bretton Woods? ¿ el cierre de la ventanilla del oro?... o por ejemplo, ¿por qué en los billetes de euro no aparece ninguna frase? nada más que una firma de Trichet o Draghi. Hasta en los billetes de 100 pesetas, al menos antes ponía una frase redundante: "El Banco de España pagará al portador 100 pesetas".

    Muchas gracias

    ResponderEliminar