ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 24 de enero de 2012

LAS ALIMAÑAS DE LA CRISIS: Pobres alimañas...


Peleándose... Estaban peleándose. Como alimañas. Por un trozo de comida.

Observaba en la distancia, creyendo estar soñando. Pero no, no eran animales, aunque lo parecían; por su voracidad, y por las peleas con los de al lado, casi enseñando los dientes.

Era en la puerta de un Carrefour, cuando al final de la tarde sacaron la comida caducada. Para tirarla. A las alimañas humanas. Que se peleaban por ella antes de que llegase el camión de la basura.

Estos días todos oímos a gente mayor decir que España está retrocediendo con la crisis a "sus tiempos". Treinta, cuarenta, cincuenta años atrás.

Pero nosotros no hemos tenido guerra, ni estábamos curtidos en el raso. Nos habían dado papilla durante estos años de dinero fácil. Y ahora tenemos que roer hueso.

Nuestras calles pobladas de gente pidiendo. Los bancos -los del dinero y también los del parque- ocupados como dormitorios. Y paro, mucho paro. Y gente, mucha gente, en los comedores de Cáritas.

No estábamos preparados. Maldito dinero fácil. Y pobres alimañas. Las del Carrefour.

Hoy va por vosotros.


21 comentarios:

  1. La entrada de hoy te hace pensar... y sentir, a diferencia de otros días. Felicidades Jesús.

    Me hace pensar en lo que me caliento la cabeza todos los días viendo "desmedidas" de los dirigentes nacionales, autonómicos y locales, viendo las calles vacías, viendo números de la empresa, calentándome la cabeza sobre el futuro que me espera a mi y a mi familia cuando leo la prensa... y leyendo hoy el post piensas... prefiero calentarme la cabeza en temas "capitalistas" simples (como son los problemas financieros) que buscar solución a problemas "humanísticos" complejos (como ver que hoy tu hijo dormirá en la calle o mañana no tendremos para cenar).

    Mientras escribo... voy viendo cada vez más posible la aparición de las revueltas sociales en toda Europa pues... cuando te das de hostias y comes vale... pero si te das de hostias y no comes, si no tienes casa, tu futuro es la miseria... ¿qué te impide reaccionar?

    En fin, de nuevo vemos las miserias de la Sociedad Avanzada, de la Sociedad de la Tecnología, de los países Super-desarrollados ya... hace tiempo que tengo claro que la crisis economica escondía una crisis social por lo de la falta de valores sociales de la gente... y estamos viendo la segunda parte de la crisis social... la Decadencia social

    DANI

    ResponderEliminar
  2. Pues mira que yo me habré leído entradas del blog, pero ésta me ha dejado paralizada. Enhorabuena, pero me has matado. Qué razón tienes...

    ResponderEliminar
  3. Juan Manuel Pazos Entrena:

    Jesús, genial el post de esta mañana. Pero creo que describes bastante bien nuestra realidad. De hecho en mi gran ciudad que es Granada ya he vivido episodios similares de como algunas familias se pelean en el Carrefour por comida, y lo peor, que son familias españolas que hasta hace bien poco se ganaban el pan dignamente. Y que decir de cuando voy por el centro de la ciudad la Calle Recogidas y ve uno el gran aumento de gente pidiendo por las calles, familias que hasta hace bien poco se ganaban el pan honrradamente. Y lejos de ver el sol en el horizonte económico sigo viendo nubarrones, porque aún no se han tomado medidas para que nuestra economía real, el paro, vuelva a resurgir y volver a la senda del crecimiento. Y las nubes son muy negras negras en el horizonte porque no paran de hablar de:
    1-Ayer se publico que si no crecemos llegará un día en que no podamos pagar la deuda, es decir, quiebra por falta de solvencia.
    2-Que con Grecia este verano nos han engañado como a chinos y se sigue debatiendo su futuro.
    3-Se esta hablando de que Portugal necesite un segundo rescate.

    Nosotros de manos cruzadas y mucho me temo que crecerán las alimañas.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, está es la entrada más dura de cuantas se han hecho en este blog.

    Es triste darse cuenta de que mientras unos cuantos están jugando al monopoly usando el planeta como tablero, esto tiene repercusiones en la vida de la población, hasta el punto de dejar en la más absoluta de las miserías a una parte importante.

    Señores, esto no es ningún juego. La miseria humana de unos pocos está llevando a la misería económica de unos muchos.

    Todo esto es caldo de cultivo para revueltas sociales. Ya hemos visto algunas durante estos últimos meses: el movimiento del 15 M, los disturbios de agosto en Londres, más indignados en NY. Esto es sólo es el principio y creo que la cosa se pondrá mucho más fea a medida que la realidad económica de este sistema (que no es otra que se ha hundido) se imponga. Soy pacífico y detesto la violencia, pero, a veces, se me hace difícil condenar actos bandálicos como los de Londres de este verano o de algunos indignados. ¿Qué le queda a la gente que lo ha perdido todo, incluso la esperanza? Repito, soy pacífico y detesto la violencia, pero creo que este sistema sólo merece gasolina y una cerilla (en sentido figurado) para arrasarlo y volver a empezar de cero.

    ResponderEliminar
  5. Sin que se malinterpreten mis palabras ¿cuanto tardarán "las alimañas" en ir a buscar su alimento diario en nuestras aún bien provistas neveras? ¿Se puede vivir "tranquilamente" en un mundo donde tantos pasan tanta necesidad? Y esto ya lo opinábamos muchos de los defensores de los Objetivos del Milenio y no sospechábamos que la necesidad de comida nos iba a llegar a la puerta de casa.

    A los de Carrefour, les recomiendo que se pongan en contacto con FESBAL www.fesbal.org (permíteme Jesús esta publicidad gratuita, que nunca está de más dar a conocer cómo podemos ser útiles)

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que sí se estábamos preparados para el dinero fácil, solamente hay que ver lo fácilmente que lo hemos gastado.

    PD: Quizás haya que hacer en el colegio, instituto y universidad una obligada lectura del cuento de 'La hormiga y la cigarra', en vez de echar la culpa a algo etéreo como el dinero fácil.

    ResponderEliminar
  7. Un buen post, ciertamente recuerda a otras épocas, como la década de los treinta, no sé si habéis visto "las uvas de la ira", "que verde era mi valle" y las grandes soluciones que se han dado históricamente a las crisis, "El gran dictador".

    De entre todas las frases del discurso del "Gran Dictador" de Charles Chaplin hay una que me llama especialmente la atención: "El mecanicismo que crea abundancia nos ha dejado en la miseria".Y yo me pregunto ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo es posible que estemos pasando necesidades y prevean que la situación va a empeorar? Si producimos más alimentos de los que se necesitan. ¿Cómo es posible que todos los que trabajan a diario, los que realmente producen, estén endeudados con quienes solo se dedican a prestar dinero, un dinero que nisiquiera es suyo sino de otros muchos que han confiado en depositar allí sus ganancias?

    Creo esto tiene que ver con la petición que se viene realizando en los comentarios del foro, pidiendo una explicación de ¿qué es el dinero? ¿y cual ha sido su evolución?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres saber que que se ha convertido el dinero hoy en dia, te recomiendo "the american dream", un documental de media hora que está en Youtube y es MUY revelador

      Eliminar
  8. dura reflexión pero como la realidad misma, lo de seres humanos buscando entre la basura de los supermercados ya es una realidad entre españoles que se han quedado sin nada, antes en el metro veíamos extranjeros pidiendo limosna, ahora he podido contar varios españoles, antes se atacaba a los inmigrantes que venían a España a buscarse la vida huyendo de sus países venido a menos, y muchos españoles de mala memoria les atacaban y culpaban de todo, ahora nuevamente los españoles estamos huyendo de nuestro país, pidiendo comprensión en otros países para conseguir un empleo.... y las decisiones siguen enmarcadas en el marco donde se generó esta lamentable situación, las soluciones las buscamos en un modelo que no tiene respuestas pero votamos dentro de ese marco y a los candidatos dentro de ese marco... nos estamos convirtiendo en alimañas.

    ResponderEliminar
  9. Uf... Siempre he dicho lo siguiente: si alguno de nosotros, personas que leemos este blog, que nos consideramos "civilizados", nos quitarán lo básico y nuestros hijos o personas queridas, no tuvieran qué comer, ¿de qué seríamos capaces? Hasta que las personas que dirigen este planeta (y no me refiero a los políticos), no rectifiquen, la historia nos enseña que volveremos a los conflictos. Espero que tarden mucho en llegar...., pero parece que cada vez están más cerca.
    Gracias Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo un apunte. Ante estos previsibles conflictos, espero que la gente tenga claro el enemigo contra el que hay que luchar. Si no, seguiremos siendo las mismas marionetas manejadas por los intereses de unos pocos.

      Eliminar
    2. Por favor Dani, dame una pista de quien es el enemigo contra el que hay que luchar ¿Y cómo podríamos luchar?...

      inevitablemente a lo largo de la historia cualquier guerra ha sido manejada por muy pocos, pero si que en el proceso se han destrozado cientos de miles de marionetas que solo trataban de sobrevivir... ideales a parte.

      Yo reconozco que no se casi nada y lo poco que he aprendido lo pongo en duda.

      Por favor, ve explicando, en los mejores y más suaves términos que puedas encontrar: ¿a quien te refieres con el enemigo?

      Muchas gracias

      Eliminar
    3. Empieza por PP y PSOE, los que han estado hipotecando nuestro futuro y el de las proximas generaciones; seguido de banqueros, directores de cajas de ahorro y directivos que se forraron con las subprime y fondos de inversión que quisieron dinero infinito en un mundo de recursos finitos, y que no les importó llevarse familias enteras y dejarlas como describe Jesus, peleando por comida como animales

      Eliminar
  10. Igual ya estamos demasiado "cocidos" como la ranita de la fábula.

    Es que yo alucinaba con el Movimiento 15M: a ver, podías estar más o menos de acuerdo, pero que hacía falta algún revulsivo, hacía falta dar un toque de atención a políticos y demás dirigentes, estaba claro. Y en lugar de buscar lo que nos unía a todos: estar hasta el mismísimo gorro de sus privilegios, nos dedicamos a ver lo que nos separaba, que si perros-flauta, anti-sistema, etc... A ver: eran indignados y si alguno de nosotros estaba indignado, estaba con ellos. Así que no, no hemos identificado al enemigo.

    A mi personalmente me da miedo, porque si esto llega a explotar, y si la gente pasa hambre no dudemos de que tarde o temprano va a explotar, entonces va a ser un todos contra todos. Y si, estoy de acuerdo, todos podemos ser bastante "poco civilizados" cuando lo importante está en juego.

    Lo siento enormemente por la gente que lo está pasando mal pero también soy consciente de que el campo español está muriendo porque no hay nadie que lo quiera trabajar. Conozco pueblos donde no se recoge la aceituna porque no hay nadie que quiera ir a varear olivos a cambio de quedarse con la cosecha. Empiezo a no comprender muchas cosas pero la primera de todas es que se desperdicie la comida, sea porque no la recogemos, sea porque la tiramos. Eso si lo vamos a pagar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un aapunte Revoltosa, cuando dices que se quedan las aceitunas por recoger añado que también muchas naranajas pero te doy la explicación que no es por falta de mano de obra,

      Aceitunas, el precio del aceite está por tierra, por debajo del precio de coste real, y eso que este año hay menos aceitunas. Tengo 100 árboles y en mi casa la recogemos por tradición...

      Naranjas, el mercado está reventado... según el comprador... el mercado no quiere naranjas, además este año hay poca y pequeña pues no llovió así que hemos tenido que usar mucha más agua. Tengo 250 árboles.

      Realidad: los grandes compradores, lease supermercados, ponen precios de compra de risa y no compran producto español...


      DANI

      Eliminar
  11. Tan bueno el post como interesantes e inteligentes las reflexiones que ha despertado en todos los comentaristas anteriores.
    Parece claro que estamos involucionando en casi todo salvo en tecnología de la información, parece claro tambien que vamos a volver hacia atrás, hacia tiempos pasados, mi duda es ¿hasta que año vamos a retroceder en el tiempo?
    A casi todos los políticos se les llena la boca cuando hablan de derechos sociales, de derechos conquistados, pero ninguno habla de obligaciones salvo cuando surge el tema de los impuestos.
    Me parece claro que el comer y vestir cada día y el que lo haga tu familia es una necesidad, pero eso me hace preguntarme ¿es el trabajo un derecho o es una obligación para satisfacer las necesidades?
    En el post Jesús hace una descripción de un hecho desgraciadamente cada vez mas cotidiano en un tono neutro, sin buscar culpables ni posibles soluciones, DANI le pone nombre, Decadencia Social, Daní identifica un enemigo pero no señala quién es.
    Creo que ambos tienen razón pero yo sí voy a dar el nombre del enemigo: Somos nosotros mismos, nuestra propia ambición y las miles de necesidades que nos hemos creado.

    ¿Hasta donde tendremos que retroceder en el tiempo para considerarnos felices de una forma más basica? ¿Hasta donde tendremos que retroceder en el tiempo para ser felices con una tortilla de patatas, una botella de vino y la sonrisa de un amigo?

    Con el permiso de Revoltosa me permito recomendar a Carrefour que hable tambien con Cáritas.

    JAMTB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con la sensación de impotencia generalizada, sobre todo tras ver el pleno del ayuntamiento en el canal local de mi pueblo, esto no va bien.

      Cómo definir el problema de una manera útil para que entre todos podamos dar respuesta de la forma más inteligente y pacífica posible...? Aunque como dice JAMTB tengamos que retroceder 70 años atrás o más...

      ¿Cómo lo podemos hacer desde nuestra posición?

      Eliminar
    2. Después de una reflexión, creo que me he expresado mal. Donde decía "espero que la gente tenga claro el enemigo contra el que hay que luchae" creo que debería haber dicho "espero que la gente tenga claro quién NO es el enemigo contra el que hay que luchar".

      Identificar al enemigo no es tarea fácil. Son pocos y tienen muchos recursos para esconderse. Evidentemente, la gente que pelea por un mendrugo, aunque quiera cogerte el tuyo, no es el enemigo a batir.

      Soy poco amigo de populismos y demagogias, pero estoy con Revoltosa en lo que refiere a lo escandaloso que es que la fruta se quede en los árboles. Algo funciona realmente mal en la economía del planeta cuando hay gente que se muere de hambre en unas partes y en otras se tira la comida. La economía deber ser un instrumento que sirva a la humanidad. Y mucho me temo que es al revés, la humanidad está al servicio de la economía.

      En estos últimos tiempos, estamos viendo como el poder económico está concéntrandose cada vez más. Parece que la receta para salir de la crisis es fusionar/absorver compañías, concentrando, como ya he dicho antes, cada vez más el poder económico (el poder real) en cada vez menos manos. Tal vez por ahí deberíamos empezar a buscar los enemigos.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por la respuesta, con la que además estoy de acuerdo.

      Quizá una de las cosas que podemos hacer desde nuestra posición es volver a valorar lo que realmente nos hace felices como dice Revoltosa en el siguiente comentario: "una tortilla de papas, vino y buena conversación".

      Gracias a todos por convertir este foro en un lugar de encuentro y enhorabuena especialmente a Jesús, que lo está manteniendo día a día, aún cuando viaja fuera.

      Eliminar
  12. Si yo ya soy feliz con una tortilla de patata, un chato de vino y una buena conversación con amigos (especialmente ahora que estoy en pleno régimen post-navideño) pero tengo que trabajar el doble de lo que trabajaban mis abuelos para pagar todo eso, ya que el Estado me quita la mitad y los precios han subido también por lo que se lleva el Estado del vendedor de huevos, del vendedor de patatas, del tabernero...

    Sin embargo, soy consciente de que vivo mejor a como vivían mis abuelos, con mayor protección "social", que si me pongo enferma voy a tener buenos profesionales e instalaciones donde ser tratada, por ejemplo.

    Pero trabajo el doble y la satisfacción es la misma y en mi parquedad mental empiezo a pensar que si trabajo el doble mi satisfacción debería de ser también doble, y me empiezo a inventar cosas que me llenen: viajes, complementos de marca que cuestan un sueldo y medio, la "nouvelle cousine", spas, pilates, tetas postizas.... Y entonces descubro que nada de eso me llena tanto como la tortilla de patatas, el vinillo y estar rodeada de mi gente pero ya me he metido en una hipoteca que me cuesta pagar, en un crédito para pagarme la ortodoncia que no necesitaba, en un coche superchulo que ni de lejos hubiera estado a mi alcance si no llega a ser por el director de mi banco y por supuesto ando por el pago de la cuota vigésimo quinta de las 72 en las que voy a liquidar esa semanita que pasé en Tahití ¿y ahora cómo vuelvo a la tortilla de patata?

    En fin, nunca debimos dejar la tortilla de patata y el vino, pero lo dejamos. Yo no quiero retroceder 70 años. No quiero retroceder ni siquiera 20 años y eso que era joven y parecía que me iba a comer el mundo. Quiero quedarme en el siglo XXI, pero nunca olvidarme de que mi máxima satisfacción será sacar un ratillo para tomarme unos pinchos con mis colegas cada semana. Eso de trabajar para vivir y vivir para trabajar, que quieras que no, llena mucho y te hace dormir muy bien por las noches.

    ResponderEliminar