ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 25 de enero de 2012

LA RECESIÓN: Tengo un tractor amarillo... Lleno de ladrillos

La economía es como muchas cosas en la vida: si no avanzas, retrocedes. Y lo que es peor: una vez que empiezas a retroceder, es muy difícil recuperar la marcha hacia adelante.

Ya hemos dejado de discutir en España acerca de si va a haber o no recesión, dándola por hecho y centrándonos en si la economía decrecerá un 1,5% o un 1,7% el año que viene.

¿Pero por qué hemos llegado a esto? ¿Por qué cuesta tanto volver a crecer?

La economía es una cuesta muy larga, donde no cabe pensar sólo en el corto plazo: hay que mirar al horizonte pensando que tenemos un largo camino. Por tanto, es más importante una velocidad sostenida que ir dando acelerones.

El boom inmobiliario, por ejemplo, supuso un gran acelerón, y de hecho hemos estado viviendo de ese impulso que tomó nuestro coche económico incluso cuando dejamos de acelerar.

Pero claro, una vez pasado ese gran empujón -y ese tiempo de bonanza que nos hizo tunear el coche y hacerlo más pesado- , nos encontramos con que moverlo cuesta mucho. Es más, nos empezamos a cuestionar si no hubiera sido mejor tener un coche más pequeño, y por tanto más fácil de hacerle subir la cuesta de la economía.

EL CONSUMO

La gasolina es el consumo, que hace que todo el coche funcione: Entra gasolina cuando las personas gastan.

EL GASTO PÚBLICO

Cuando el Estado gasta, también entra más gasolina, pero si es a cambio de luego cobrar más impuestos, acabamos en "lo comido por lo servido": El Estado pone más gasolina, pero hace que los consumidores echen menos.

LA INVERSIÓN

Cuando las empresas invierten, mejoran el motor del coche de nuestra economía: la hacen más eficiente. Es muy importante a largo plazo esa inversión, pues de otra forma nuestro coche quedaría pronto anticuado y gastaría mucha gasolina que podríamos ahorrarnos.

LOS BANCOS

Son las gasolineras, que pueden darte gasolina a crédito. Pero tienes que tener cuidado, porque luego tendrás que devolverla.

LA RECESIÓN

Pero de repente llega la crisis, y las personas empiezan a consumir menos, con lo que ponen menos gasolina. Y como estás en una cuesta arriba, notas que el coche empieza a avanzar menos.

El Estado, que nota esa desaceleración, comienza a gastar más para compensar la gasolina que no ponen los consumidores, y al principio eso hace que la marcha continúe.

Pero al cabo de un tiempo, tiene que subir los impuestos para compensar la deuda que tiene, y hace que la gente consuma menos y ponga aún menos gasolina: El coche comienza no sólo a pararse, sino que quiere ir marcha atrás.

Las empresas dejan de invertir, y el motor del coche no se revisa, y consume más gasolina de la que debiera. Y además, la gasolinera, que nos ha estado prestando gasolina a crédito, comienza a sacarla de nuestro depósito para cobrársela.

Y el coche empieza a ir marcha atrás: estamos en recesión. Los esfuerzos que hace el conductor son vanos, pues los acelerones ya no sirven ni para frenar la caída. Por eso las recesiones son tan largas, porque detener esa marcha atrás cuesta mucho, por el impulso que vamos tomando


Desde luego hay que ser muy cuidadoso con la gasolina que nos queda, para aprovecharla bien. Por lo pronto hay que apagar el aire acondicionado: No podemos permitirnos gastar la gasolina en lujos mientras vamos hacia atrás... Nosotros y el Estado.

Y mientras retrocedemos nos damos cuenta de lo grande y pesado que es nuestro coche, con el maletero lleno de ladrillos...


7 comentarios:

  1. Los ladrillos son tan pesados que el coche ya no puede arrancar. Al peso de los ladrillos hay que añadirle el hecho de que no tiene gasolina y el motor está roto. Y nuestra patria aún centrada en prima de riesgo y temas financieros sin centrarse en lo importante, la economía real. Nuestro gobierno ha quitado la gasolina y ha cerrado todas las gasolineras y cada vez más se acumulan más coches en el INEM, ya vamos para 5´5 millones de coches parados. En vez de centrarnos en apoyar a nuestras mayores empresas, o en la etapa anterior, yo sugeria hace unos 6 u 7 años en publicaciones en ELPAIS, PÚBLICO, o el IDEAL de mi ciudad, que el gobierno debería de invertir con el dinero del ladrillo en crear nuevas marcas y empresas como han hecho mis amigos los japoneses, los chinos y los surcoreanos, HTC,LG,SAMSUNG, SAN YONG... son muestras de ello. Un ejemplo de como dar gasolina a nuestros coches. Japón con una deuda del 200% (la mayoría de sus inversores son los propios japoneses) el estado ha comprado de forma directa cerca del 60% de SONY, TOSHIBA, TOYOTA y le ha dado cerca de 300 millones de yenes para invertir en lo que son ellos la 1º potencia, en tecnología. De ahí, nos sacarán nuevos televisores, nuevos coches, etc. ¿No podríamos hacer algo parecido dado que los bancos no paran d erecibir millones de euros que emanan del gran maná que es el BCE?

    ResponderEliminar
  2. jejejej hemos dejado el barco... y nos montamos en el coche, me gusta jejejej aunque tal vez para explicar el futuro hubiera sido más fácil seguir con el símil del barco...

    pues eso... que creo que como sigan con el rollo de cumplir el objetivo... nuestra economía va a terminar en monopatín...

    DANI

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post..Por cierto, creo que deberíamos estar conformes -dentro de lo que cabe-, porque la alternativa que barajaban en un principio al "banco malo", que era provisionar las pérdidas, es la que parece que se ha hecho.... Al final lo del banco malo no va a tener lugar, tendría algo que ver la llamada que recibiste?jeje:

    http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/sbi2o11/empresas-finanzas/noticias/3695076/01/12/La-banca-tendra-que-provisionar-un-65-el-suelo-y-un-35-los-inmuebles.html


    Y siempre digo "dentro de lo que cabe", porque algunas entidades, por lo mal que están, van a acabar utilizando el frob, que no deja de ser dinero público. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué malditos ladrillos? Que los ladrillos no tienen la culpa.

    1) LAS GASOLINERAS: se inventaron una especie de subfuel que utilizando la misma cantidad de petróleo, daba el triple de carburante. Sólo que dicho carburante dañaba el motor. Casi todo el mundo sabía que estábamos echando gasolina de tercera pero mientras el coche andara a nadie parecía preocuparle.

    2) LOS QUE PONÍAN GASOLINA, fueran privados o públicos: detectaban algo raro; no habían aumentado las importaciones de petróleo pero había mucha más gasolina. No era su problema. Las gasolineras sabrían lo que se hacían. El coche marchaba estupendamente e incluso se les olvidó ahorrar gasolina. Todo lo hacían con el coche pegado al culo. Los que echaban gasolina con dinero público incluso tuvieron la osadía de comprarse un trailer ¡con lo que eso gasta! y hay una leyenda urbana que dice que regaban sus jardines con gasolina aunque con tal práctica consiguieran que la tierra nunca más volviera a florecer.

    3) LOS DE LA ITV: claramente son esos organismos encargados de que no haya desmanes, llámese Banco de España, Tribunal de Cuentas, toda la Judicatura y demás... aquí quiero pensar que las gasolineras les pagaron un viaje de incentivos de 10 años alrededor del mundo para que no descubrieran el estropicio que estaban causando en el motor, porque si aún estaban por aquí y operativos, como se afirma, es que es para meterlos a todos en la cárcel por negligencia profesional.

    4) LOS TALLERES: estos enseguida, al revisar un par de coches, vieron que el subfuel era malo, aunque no se atrevieron a calificarlo de pésimo ya que cuanto más gente lo utilizara, más trabajo (y ganancia) tenían. Es más, era tal el trabajo que había que muchos sin conocimiento se dedicaron a montar talleres y lo primero que hacían era comprarse un Porsche Cayenne. No se les ocurrió pensar que el subfuel también jorobaba el motor de los Porsches Cayenne y hombre, que se te joda un Seat Ibiza, vale, pero un Porsche, vas a ver tu la factura para repararlo.

    Ahora la pieza nos la tienen que traer desde Alemania pero nos dicen que esa pieza (devaluación de moneda) ya no se fabrica. Nos preguntan porqué no invertimos en el desarrollo de coches eléctricos, o al menos híbridos. Y nos mandan que nos metamos nuestro subfuel por donde amrgan los pepinos.

    ¿Se me olvida alguien? Ah, si...

    5) LOS QUE SABÍAN QUE EL SUBFUEL ERA MALO Y SE NEGARON A COMPRARSE UN COCHE: estos son los peor parados. Como iban detrás del coche, al empezar el coche a recular fueron arrollados. Habían subido andando la larga cuesta y de repente fueron atropellados, y encima les dicen que las ambulancias no funcionan porque sus motores ¡adivinadlo! Estaban hechos trizas por el subfuel.

    ´¿Qué tiene que ver el ladrillo? Si, hay quien dice que con un ladrillo en el maletero se conduce mejor. Aún no se ha demostrado lo contrario (yo estoy muy contenta de pagar una hipoteca, quiere decir que tengo casa) Otra cosa es lo que metieron varios ladrillos, o el Empire State Building en el maletero de su Ford Fiesta. Para todos los demás, pues toca llevar el coche al taller, pagar la reparación, olvidarnos del subfuel y volver a la gasolina de calidad aunque sea más cara y cuando no haya para gasolina, pues bajarse del coche a empujar, aunque nos parezca misión imposible cuesta arriba y sin una mano amiga. Eso si, habrá que denunciar y perseguir a los de la ITV y cambiar a los dueños de las gasolineras que cuando no tuvieron petróleo nos pidieron el nuestro y se lo dimos porque todo estaba montado en torno a la gasolina. Y quizás sea hora de empezar a fabricar las piezas de nuestros coches nosotros mismos para no esperar a que nos lleguen de Alemania y nos den disgustos en plazos de entrega. De Alemania lo único que deben llegar son turistas con sus coches llenos de gasolina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff Revoltosa, estas en el nivel de Jesús... Intocables jejejejej

      En serio, buenisimo el comentario... ¡¡menos mal que no fuimos en un Formula1!! o si... porque por mi tierra nos dicen que "siendo optimista: las vamos a pasar canutas".

      NOTA: No se si el nuevo Conseller d'Economia dijo esta frase porque se dió un paseo por la calle o... de cachondeo porque también dijo otras "tenermos que quitarnos complejos de inferioridad. Los valencianos somos muy grandes" o "digan lo que digan la gente todavía quiere venir a vivir a vlencia".

      Por cierto, el que se iba (de premio, por la gestión, presidente de Adif) dijo "me voy con la sensación del trabajo inacabado"... desde aqui le digo que esté tranquilo que le confirmo que no es una sensación que es verdad el trabajo estaba inacabado pero que no pasa nada que se vaya... que por malo que sea el nuevo seguro que lo hace mejor.

      jesus, lo siento pero tengo que desahogarme que nos toman por tontos!!!
      DANI

      Eliminar
    2. Genial comentario Revoltosa!!!!

      Eliminar
    3. Gracias pero todo el mérito es de Jesús, nuestro maestro particular de economía... ayer yo sólo estaba algo inspirada

      Eliminar